20 años de GRD son demasiados

Los Grupos Relacionados con el Diagnóstico (GRD) son el sistema más utilizado en todo el mundo para valorar la actividad de un hospital; tienen impacto en planificación, gestión y financiación y hay de varios tipos (All Patient DRG, CMS-DRG, AR-DRG, HRG, GHM). En España el más usado es el All Patient GRD (AP-GRD)1, que se ideó para que las variables clínicas estuviesen codificadas con la clasificación de enfermedades estadounidense CIE-9-MC, que como dejó se actualizarse en su país, se sustituyó por la CIE-10-MC/PCS, lo que llevó al Ministerio de Sanidad español a renovar el sistema de codificación de las enfermedades y procedimientos y el agrupador a partir de 2016; entonces pasó a usarse el All Patients Refined (APR-GRD)2. Y en ese galimatías imperfecto, a decir de los expertos, estamos desde hace veinte años con la excusa de que “es lo que hay”, “siempre se ha hecho así”,…

El sistema de los GRD, tal y como informamos en detalle en esta edición, presenta carencias, comenzando por que mide la casuística hospitalaria convencional pero no todo lo que sale de ese foco, que es mucho y cada vez mayor. Nos cuentan las fuentes consultadas que se sigue usando porque no hay alternativa. La financiación de los hospitales (públicos) no se basa exclusivamente en ese sistema (se tienen en cuenta gastos históricos, el volumen de actividad…) pero sorprende que hayan transcurrido veinte años sin que ministerio y comunidades autónomas se hayan puesto de acuerdo para desarrollar una herramienta propia perfectamente adaptada a las necesidades del Sistema Nacional de Salud, en vez de ir aprovechando las internacionales a sabiendas de las dificultades de asimilación y las carencias. Los expertos sugieren al ministerio que al menos estudie la evolución de los GRD por tipo de hospital (no es lo mismo un terciario que un general o comarcal) y para desagregar datos por tipos de pacientes. En el Parque de Salud Mar de Barcelona, primero con financiación del Ministerio de Ciencia y luego del de Sanidad, se están realizando cálculos reales de costes por todo tipo de actividad (incluida cirugía mayor ambulatoria, urgencias, consultas externas…). Ya acumulan 5.500 tarifas diferentes para otros tantos actos.

Llegados a 2019 las administraciones competentes no deberían de demorar más la inversión en un instrumento válido para financiar bien los hospitales públicos, lo cual posiblemente redundase en ahorro; o al menos, que inviertan en adaptar un modelo de eficacia probada como el de estratificación de Kaiser Permanente que ya usa el País Vasco para su modelo de pago capitativo ajustado por riesgo.

The post 20 años de GRD son demasiados appeared first on Diariomedico.com.