Currently browsing

abril 8, 2020

48 profesionales ‘caídos’ en una lucha contrarreloj por ayudar a los demás

Profesión

franciscogoiri
07/ 05 / 2020

26 médicos, 4 enfermeros y 18 farmacéuticos en activo

El Centro de Salud Pirineos (Huesca) se ha sumado al minuto de silencio que varios centros de Aragón han dedicado a José Luis San Martín Izcue, el primer médico fallecido en esa comunidad.
El Centro de Salud Pirineos (Huesca) se ha sumado al minuto de silencio que varios centros de Aragón han dedicado a José Luis San Martín Izcue, el primer médico fallecido en esa comunidad.

El coronavirus deja, de momento, más de 39.987 profesionales sanitarios infectados, según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad, y hasta 23 médicos, 4 enfermeros y 18 farmacéuticos fallecidos. Éste es el balance cronológico de unas bajas que se reparten por varias comunidades y afectan a especialidades muy diversas, aunque, en el caso de los médicos, fundamentalmente a atención primaria. A los médicos en activo, el órgano que los representa a todos, el Consejo General de Colegios de Médicos, suma, por ahora, 17 facultativos ya jubilados.

Francesc Collado Roura. Médico de Familia de 63 años, tenía una consulta privada en el barrio barcelonés de Sants, donde trabajaba para varias mutuas. Fue, el pasado 18 de marzo, el primer profesional sanitario oficialmente fallecido por la Covid-19, aunque su caso no fue conocido hasta el 30 de marzo, cuando oficialmente ya se habían registrado varios casos. También ejercía como perito judicial y en la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital de Barcelona, donde falleció. 

Encarni Vicente Verdejo es la primera enfermera fallecida por la Covid-19 en. Tenía 52 años y ejercía en Osakidetza, en el Hospital Galdakao-Usansolo. Murió el pasado 18 de marzo después de estar ingresada una semana en el Hospital de Basurto.

Isabel Muñoz, médica de atención primaria rural. Hasta que se hizo público el fallecimiento de Collado Roura, era la primera facultativa oficialmente fallecida por la infección en España. Ejercía en el centro de salud de La Fuente de San Esteban en Salamanca y se aisló en su domicilio para no contagiar a nadie. Tras su muerte, la OMC emitió un duro comunicado en el que denunciaba que Muñoz no había tenido acceso al test de la enfermedad, pese a haberlo pedido al notar los síntomas.

Manuel Barragán Solís fallecía en Córdoba el 25 de marzo, un día después que su colega de Salamanca. Médico de Familia de 63 años, ejercía en el centro Levante Sur, de la capital cordobesa. Falleció en el Hospital Reina Sofía, donde fue ingresado en la UCI por una neumonía bilateral.

A los 18 médicos y enfermeros en activo, se suman 17 facultativos jubilados 

Santos Julián González, secretario del Colegio de Médicos de Albacete, de 62 años, murió el 28 de marzo, tras haber contraído una neumonía vírica. Compaginaba su cargo en el colegio albaceteño con su trabajo en el centro de salud nº VIII de Albacete, cercano al Hospital General. Su especialidad era la Salud Laboral.

José Tomás Mijimolle, licenciado en Farmacia y diplomado en Sanidad, ocupó la Vocalía de Ortopedia del Consejo General de COF de 1985 a 2009, falleció el 28 de marzo a los 79 años por coronavirus. Era titular de una farmacia comunitaria en Leganés (Madrid). Además de vocal nacional, también fue vocal de Ortopedia del COF de Madrid. En este ámbito, fue consejero del Centro Farmacéutico Nacional, y fundador de la Asociación Nacional de Farmacéuticos Ortopedas, en la que ha ocupado el cargo de secretario y de la que era presidente. Era, hasta la fecha, titular de oficina de farmacia. Era padre de Carmen Mijimolle, actual vocal de Ortopedia del Consejo General de COF, y de Nieves Mijimolle, vocal de Ortopedia del COF de Madrid.

Amparo Gadea, farmacéutica comunitaria en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), falleció el 29 de marzo en el Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). En 2013 fue distinguida con el Premio de Atención Farmacéutica y del Plan Estratégico otorgado por el COF de Ciudad Real. En 2015 le volvieron a premiar por su participación en el programa Afpres (Efectividad de un programa de atención farmacéutica comunitaria en pacientes con hipertensión arterial). Su esposo, también farmacéutico comunitario, se encuentra hospitalizado a causa de la Covid-19.

El fallecimiento de la joven Sara Bravo López fue especialmente impactante, porque sólo tenía 28 años. Colegiada en Ciudad Real, hacía refuerzos como médico de Familia en el centro de salud de Mota del Cuervo. Ingresó el 19 de marzo en el Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y falleció diez días después.

Antoni Feixa, otorrinolaringólogo del Hospital Quirón Salud de Barcelona, falleció el 30 de marzo a los 57 años. Era uno de los profesionales más veteranos de esta clínica, donde llevaba ejerciendo más de tres lustros.

Carmen Cuadrado, esposa de José Tomás Mijimolle (fallecido en Madrid el 28 de marzo), falleció tres días después que él, el 31 de marzo. A igual que su marido, también era titular de una farmacia comunitaria en Leganés (Madrid).

Ese mismo día, el 31 de marzo, falleció, también en Cataluña, Albert Coll Nus, del Colegio Oficial de Médicos de Lleida, con 63 años, y médico de Familia en Os de Balaguer y Castelló de Farfanya. También hacía guardias en el CAP de Balaguer, y trabajó durante muchos años en Àger.

De los 16 médicos en activo, 11 eran de Familia

El mismo día, en Cuenca, moría a los 61 años José Ramón Izquierdo Sanz, médico de atención primaria en el centro de salud Cuenca I. Según el perfil que de él hizo el diario digital Voces de Cuenca, Izquierdo Sanz, casado y con dos hijos, era muy apreciado entre sus pacientes y un “consumado deportista”.

El 1 de abril, Carlos Torres Pozo, otro médico de Familia, de 62 años, colegiado en Toledo, perdía la vida también por la Covid-19. Casado con una doctora, también colegiada en Toledo, era médico de ejercicio libre en el sector privado.

El 1 de abril se conoce también la muerte de otros dos farmacéuticos en Madrid, pero el COF de Madrid no ha querido desvelar su identidad, apelando a la Ley de Protección de Datos.

Antonio Gutiérrez, del Colegio de Médicos de León, falleció el 2 de abril a los 67 años. Era coordinador médico del centro de salud de Eras de Renueva, en la capital leonesa.

El 2 de abril fallece también Pedro García, farmacéutico con botica en Baños de Río Tobía (La Rioja). Tenía 68 años y fue secretario del COF de La Rioja.


color:black»>

Nerio Aquiles Valarino González, un médico de origen venezolano colegiado en Murcia, fallecía el 3 de abril. Era médico general y trabajaba en Urgencias en el Hospital Quirón Salud de la capital murciana. Tenía patologías previas y fue ingresado en el hospital al notar los primeros síntomas.

También el 3 de abril se conoció la muerte de Manuel García Garrido, de 64 años, en Sant Boi de Llobregat. Médico generalista, García Garrido fue fundador y después impulsor de Game Centre Mèdic, un consultorio multidisciplinar que dirigía en el momento de su muerte.

El 4 de abril fallecía a los 62 años Eliecer Martina López Muñoyerro. Era médica de atención primaria en la provincia de Ávila.

El 5 de abril fue una jornada especialmente negra, con tres médicos fallecidos: Luis Pérez, del Colegio de Médicos de Madrid, tenía 61 años y era médico de la Unidad de Atención Domiciliaria del Summa en la localidad madrileña de El Molar; dio positivo en Covid-19 a mediados de marzo. En Murcia, moría Juan Antonio Mingorance Espinosa, médico militar de carrera, tenía 74 años y estaba activo en el sector privado; y en Toledo, Carlos de Aragón Amunárriz, un médico de Familia de 65 años y natural de La Puebla de Montalbán (Toledo). Aragón ejercía en Yepes y siguió visitando a sus pacientes en sus domicilios durante todo el estado de alarma.

Pedro Carrillo fallecía en Jaén a los 59 años el 6 de abril. Estuvo una semana ingresado en la UCI del Complejo Hospitalario de Jaén, donde trabajaba en el Hospital Neurotraumatológico. Se trata del primer profesional de Enfermería en Andalucía víctima del Covid-19 y el segundo en España.

Luis Fernando Mateos Arroyo, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y coordinador del centro de salud de Linares de Riofrío (Salamanca), falleció el 7 de abril a los 64 años.

Esteban Peñarrubia, enfermero del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), fallecía el 10 de abril a los 57 años. Trabajaba en la UCI del mismo centro hospitalario, uno de los más sacudidos por la pandemia. Es el tercer enfermero muerto debido a la Covid-19.

El Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) confirmó el sábado 11 de abril el fallecimiento del pediatra Joan Sitjes, de 71 años, que, según el propio colegio, seguía en activo. Especialista en Gaastroenterología Pediátrica, Sitjes ejerció durante más de cuatro décadas en el Hospital Sant Joan de Déu (Manresa), donde llegó a ser jefe de su Servicio de Pediatría hasta su jubilación en 2015. Aun así, seguía manteniendo su consulta privada en la Clínica Sant Josep.

El mismo día, 11 de abril, el Colegio de Médicos de Zaragoza confirmaba el fallecimiento del primer facultativo en Aragón: José Luis San Martín Izcue, de 55 años, médico de atención primaria del centro de salud San Pablo, de Zaragoza. Según confirmaron sus compañeros, empezó con síntomas el pasado 24 de marzo y decidió coger la baja para no contagiar a sus compañeros.

Hilario Pellín es el farmacéutico fallecido el 15 de abril en La Romana (Alicante), donde era titular de una farmacia. Tenía 64 años.

Jesús Vaquero, padre del primer medicamento avanzado con células madre aprobado en Europa para lesiones medulares parciales, ha fallecido el 17 de abril

El 16 de abril el Consejo General de COF ha dado a conocer el fallecimiento de dos nuevos profesionales: un técnico de farmacia en La Coruña y un farmacéutico en Alicante. El técnico trabajaba en una farmacia en el barrio de Los Rosales, donde lo hace también su mujer, que ha sido a su vez ingresada.

También el 16 de abril fallecía a los 58 años Emilio Úcar, director médico y gerente en funciones del hospital madrileño Santa Cristina. Miembro activo de la Sociedad Española de Directivos de Salud (Sedisa), había alcanzado recientemente fama anónima en la red social Twitter gracias a su alter ego, directivo de fina ironía, @Gerenteimedio.

Un día más tarde, el 17 de abril, se conocía la pérdida del jefe de Neurocirugía del Hospital Puerta del Hierro (Madrid), Jesús Vaquero, a los 70 años. Entrañable, cercano, entusiasta, especialista mundial en terapia celular y padre del primer medicamento avanzado con células madre aprobado en Europa para lesiones medulares parciales.

Joaquín Díaz Domínguez, histórico jefe del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo de La Paz, fallecía el 18 de abril. Experto en tiroides y cáncer de mama, era, además, profesor asociado de Ciencias de la Salud en Cirugía General y en Aparato Digestivo en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Sus más de 40 años de experiencia profesional hicieron de él un especialista muy reconocido y querido en su entorno asistencial y docente. El Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) ha lamentado oficialmente su pérdida y sus compañeros de La Paz le han rendido el mismo día de su fallecimiento un espontáneo homenaje a las puertas del hospital.

Manuel Garrido Fernández, médico del Centro de Salud Alameda (Madrid), de 47 años, murió el pasado 21 de abril debido a las complicaciones del virus SARS-Cov-2.

El 22 de abril falleció Julio Gutiérrez Montalvo, titular de oficina de farmacia en la capital madrileña. Tenía 64 años. El mismo día también falleció José Manuel Iriarte Osa, médico de Emergencias en Tomelloso, con 63 años.

José Montero Mozos, enfermero de atención primaria de Puertollano (Ciudad Real), ha fallecido el 26 de abril en el Hospital Santa Bárbara de la localidad tras permanecer días ingresado. Tenía 63 años. Es el cuarto enfermero fallecido en España durante la pandemia y deja un vacío enorme entre sus compañeros y familiares.

El 27 de abril el COF de Madrid daba a conocer el fallecimiento de otros cuatro farmacéuticos y un auxiliar más en la capital, cuya identidad la entidad colegial no detalla. Sumados a los siete anteriores, ya suman 12 farmacéuticos caídos solo en Madrid

Tres días más tarde, el 30 de abril, fallecía Javier Santamaría, farmacéutico comunitario en la localidad de Valdepeñas (Ciudad Real).

El 7 de mayo se conocían los fallecimientos de José Antonio Fernández López (61 años), médico de atención primaria en el Centro de Salud de San Agustín de Guadalix (Madrid) y  Rocío Campos Cantero, jefa de sección de Aparato Digestivo en el Hospital Universitario del Sureste. 

Médicos jubilados

Además de los 16 médicos en activo, el coronavirus se ha cobrado, de momento, la vida de 17 facultativos ya jubilados.

José Sarmiento Pardo, 73 años, ex vicepresidente del Colegio de Médicos de Málaga, fue jefe del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Virgen de la Victoria (Clínico) de Málaga.

Fermín Fernández Cano. Falleció en Vizcaya el 26 de marzo a los 85 años. Había sido jefe del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Basurto.

Entre los jubilados, está Ángel Oso, muy querido por la colegiación madrileña

Ángel Oso. Especialista en Pediatría y vocal de Médicos Jubilados del Colegio de Médicos de Madrid, falleció el 29 de marzo. Era muy querido entre toda la colegiación madrileña.

Ese mismo día también falleció en Asturias José Ricardo Alonso Rodríguez, un otorrino de 67 años.

El 30 de marzo fallecía Jesús Montarroso Martín. Ejerció como médico de Familia en el centro de salud Avenida de los Institutos de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), a los 64 años.

Dos días después, el 31 de marzo, fallecía a los 81 años José Luis Hernández, en León, médico jubilado que ejerció, entre otros cargos, como jefe del Servicio de Ginecología del Hospital de León.

Jesús Ceña Gómez falleció el 1 de abril en Álava. Especialista en Medicina Interna y Endocrinología, tenía 87 años.

José Manuel Paya Pardo, cirujano general del Hospital Universitario de Móstoles, fallecía el día 6 de mayo a los 68 años. 

Francisco Hernández Calvo, especialista en Anatomía Patológica, falleció en Murcia el 2 de abril a los 89 años.

El 3 de abril perdía la vida en Barcelona Lluís Callís, considerado como uno de los padres de la Nefrología Pediátrica en España, a los 87 años. Callís puso en marcha en el Hospital Vall d’Hebron, de Barcelona, el primer departamento de Nefrología Pediátrica de España. 

Luis Menéndez Ondina, urólogo del Hospital Clínico Puerta de Hierro, de Madrid, falleció el 4 de abril.

Un día después, el 5 de abril, fallecía Juan Felix Sociats Pozo, especialista en Oftalmología, jubilado de 86 años.

El 7 de abril fallecía Julio García Paredes, que fue el fundador y director de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid.

A la nómina de médicos jubilados fallecidos se suman dos médicos de Albacete: Julio Carrilero, que fue jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Albacete, y el especialista en Anatomía Patológica Alberto Íñiguez de Onzoño, con 96 años. En Ávila falleció Ángel Valverde Hernández; en Segovia, Salustiano Orejas, y en Cuenca, Gregorio Gonzalo, especialista en Estomatología, a los 79 años.

El coronavirus se ha cobrado, de momento, la vida de 26 médicos, 4 enfermeros y 18 farmacéuticos en activo, a los que hay sumar el fallecimiento de 18 facultativos jubilados. El grueso de los médicos en ejercicio eran de primaria.

coronavirus

Off

Redacción. Madrid

Profesión
Profesión
Profesión

Off