Añadir enzalutamida a la primera línea en cáncer de próstata mejora la supervivencia

Un análisis intermedio del estudio internacional aleatorio Enzamet en fase III mejora la supervivencia al añadir el antiandrógeno no esteroideo enzalutamida al tratamiento estándar de primera línea en pacientes con cáncer de próstata metastásico hormonosensible.

La robustez de los resultados en supervivencia global ha motivado la información de los datos en este análisis intermedio, según ha explicado Christopher Sweeney, oncólogo médico del Lank Center de Oncología Genitourinaria, del Instituto del Cáncer Dana Farber, en Boston, y primer autor del estudio, en la reunión de ASCO 2019, en Chicago.

“El cáncer de próstata cuenta ya con una nueva alternativa terapéutica con la aplicación de enzalutamida, algo especialmente relevante para los hombres que no pueden tolerar la quimioterapia y tienen una carga baja de la enfermedad en las pruebas de imagen”, ha añadido Sweeney.

El trabajo contó con la participación de 1.125 pacientes a los que se les asignó un tratamiento de supresión de la testosterona (goserelin, leuprolide o degarelix) y 16 miligramos de enzalutamida oral diaria o uno de los tres estándar de tratamiento: bicalutamida, nilutamida o flutamida. De los participantes, 503 recibieron dosis tempranas de docetaxel. La mediana de seguimiento fue de 34 meses.

A los tres años, el 80 por ciento de los pacientes con cáncer de próstata metastásico hormonosensible que recibieron el antiandrógeno no esteroideo enzalutamida en combinación con la supresión hormonal, con tratamiento temprano de docetaxel o sin él, continuaban vivos en comparación con el 72 por ciento de los hombres que recibieron cualquiera de los otros antiandrógenos. Además, se observó un 33 por ciento de reducción en el riesgo de muerte con la administración de enzalutamida.

Se trata, según Sweeney, de resultados estables que muestran una reducción del 60 por ciento en la progresión del cáncer de próstata.

Otros resultados

El trabajo también muestra que de los 596 hombres que mostraban un tumor de próstata de mayor tamaño en las pruebas de imagen, el 71 por ciento de los que estaban en terapia con enzalutamida seguían vivos a los tres años frente al 64 por ciento del grupo en tratamiento con otros antiandrógenos.

Asimismo en aquellos con menor carga de enfermedad el 90 por ciento en tratamiento con enzalutamida seguían vivos frente al 82 por ciento en el otro grupo. Además, a los tres años en el momento del primer análisis el 64 por ciento de los pacientes en tratamiento con enzalutamida seguían vivos frente al 36 por ciento de los hombres en terapia con otros antiandrógenos.

El aumento en la supervivencia con enzalutamida era más patente en los hombres que no recibieron docetaxel, con un 83 por ciento de supervivencia frente al 70. No obstante, los efectos adversos graves se produjeron en el 42 por ciento de los pacientes en tratamiento con enzalutamida frente al 34 por ciento del otro grupo.

Sweeny ha añadido que el beneficio en la supervivencia no se observa en los hombres que recibieron docetaxel con poca carga de enfermedad. Sin embargo, enzalutamida sí consiguió elevar la supervivencia. Por tanto, Sweeny establece que “enzalutamida es una nueva opción terapéutica para los hombres con cáncer de próstata metastásico hormonosensible y es superior a la terapia habitual”.

Neeraj Agarwal, experto de ASCO, ha añadido que “en este estudio observamos que administrar enzalutamida de forma temprana ofrece grandes beneficios para ciertos grupos de pacientes. Además de mejorar la supervivencia, este abordaje implica que pueden mantenerse más tiempo sin tratamiento con esteroides y sin recibir quimioterapia”.

Los investigadores continuarán analizando la calidad de vida de estos pacientes, al tiempo que unen los resultados de este trabajo al de otros similares, por lo que cuentan ya con datos de más de 10.000 hombres.

The post Añadir enzalutamida a la primera línea en cáncer de próstata mejora la supervivencia appeared first on Diariomedico.com.