Antoni Trilla: “Si nos mantenemos neutrales respetaremos a todo el mundo”

Antoni Trilla sustituirá formalmente dentro de unos días a Francesc Cardellach como decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona (UB), que incluye tres hospitales terciarios asociados (Clínic, Bellvitge y Materno-infantil de San Juan de Dios), ocho generales, 23 centros de primaria y varios centros de investigación (IRB, Idibaps, IsGlobal, Fundación Carreras, Idibell, Instituto de Neurociencias). Su origen data de 1760 (el edificio es de 1906) y Trilla la conoce muy bien puesto que se licenció en ella en 1980 y ha seguido vinculado desde entonces. Es catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública,  jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Clínic de Barcelona y miembro de la Junta del Colegio de Médicos de Barcelona.

PREGUNTA. ¿Qué lugar ocupa esta facultad en los rankings internacionales?
RESPUESTA. Hay que ser prudentes porque cada ranking mide lo que mide y hay que ver cómo lo mide. En el último Shanghai Ranking’s, una clasificación de medicina clínica que mide I+D clínica, somos la primera de España, la decimotercera de Europa y la trigésimo octava del mundo. Pero no somos autocomplacientes. Nuestros competidores en España también son gente muy buena, incluso mejores que nosotros en algunas cosas, y eso nos obliga a esforzarnos por mantenernos y por mejorar. Es muy importante que mejoremos la docencia, el cómo enseñamos, de acuerdo con los sistemas modernos. Tenemos que ver qué hacen los mejores en España y en el mundo, e introducir valores, étic, trabajo en equipo y liderazgo. Tenemos que hacerlo para formar a profesionales excelentes, comprometidos y éticos.

P. ¿En qué es especialmente fuerte esta facultad?

R. Nuestra enseñanza es muy práctica. En un día normal la mitad de los estudiantes están fuera, en los centros sanitarios asociados. Tenemos un sistema muy potente y lo tienen que conocer.

P. En Cataluña hay mucha competencia: ocho facultades entre públicas y privadas. ¿Es un problema? Y la inversión de la Generalitat ha bajado de 920 a 750 millones de euros en diez años.
R. La competencia es buena. Para el próximo curso hemos recibido 1.100 solicitudes en primera elección para 270 plazas. No nos faltan ‘clientes’. Pero dependemos de la financiación pública. Un decano de Harvard dijo una vez: “Si creen que la educación y la investigación son caras, prueben la ignorancia”. Si comparamos nuestro presupuesto con el de las facultades que están cerca de nosotros en el citado Shanghai Ranking’s, lo nuestro es un milagro. Ahora hay una discusión sobre si bajar precios de las matrículas, que son una fuente de ingresos para nosotros; tenemos las más caras del Estado, pero representan el 25 por ciento de lo que vale la matricula en una universidad privada.

Antoni Trilla, jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clí­nico de Barcelona, y decano de la facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona (UB).

P. ¿Qué relación mantienen  entre las facultades catalanas?
R. Excelente, cada una con sus problemas, pero en los comunes estamos alineados.

P. ¿Y con las del resto de España?
R.
Encantados de colaborar con ellas. Seguro que tenemos mucho que aprender y compartir. Estar unidos nos permitirá ser influyentes y participar y trabajar con los ministerios de Sanidad y Educación.

P. La UB forma parte del proyecto piloto de red de universidades que funcionará a partir de 2025 con el objetivo de integrar y mejorar la enseñanza superior en la Unión Europea. ¿Cómo contribuirá la UB, ya seleccionada, para participar en el pilotaje?
R.
Conceptualmente es muy interesante; supone que se pueda estudiar la carrera en toda Europa. Yo soy un europeísta convencido y esto es fantástico porque fortalecerá la idea de que Europa es uno de los mejores lugares donde vivir. Ya tenemos reconocimiento automático de las titulaciones y este es un paso más: carreras con formación en varias universidades europeas. No sabemos aún si entraremos (Medicina), pero intentaremos compartir todo lo que podamos con las facultades europeas.

P. Esta facultad ha atraído tradicionalmente talento (tanto profesores como alumnos ) del resto del Estado. ¿Sigue siendo así?
R.
La mayoría son de Cataluña y entre el 5 y el 8% de los alumnos, de otras comunidades autónomas, especialmente de Baleares, Andalucía, Madrid y País Vasco. Estamos muy contentos de que vengan a  integrarse a nuestra facultad. Las clases son en castellano o catalán, en función de lo que decide cada profesor, y el 10%, en inglés. Los exámenes, sistemáticamente, son en catalán o en castellano.

P. En Cataluña vemos cómo instituciones públicas, corporaciones profesionales y entidades ciudadanas y empresariales son puestas al servicio de los independentistas. Una sentencia del Supremo que afecta a corporaciones con colegiación obligatoria, como las de médicos, les insta a la neutralidad. Esta facultad, con usted como decano, ¿tomará partido?
R.
Cada uno puede pensar lo que quiera; yo como ciudadano tengo mi opinión. Esta opinión se puede expresar públicamente. Pero si tienes responsabilidad, cuando representas una institución, tienes que defender el respeto, la tolerancia y la convivencia cívica y pacifica. En una universidad todas las opiniones son válidas si son correctamente expresadas. Yo intentaré que no haya situaciones de tensión. Si la gente se radicaliza, la autoridad tendrá que velar para que no suceda. Si nos mantenemos neutrales querrá decir que respetamos a todo el mundo. Si todo el mundo está igual de descontento significará que lo habremos hecho bien.

P. Tiene por delante 4 u 8 años, si opta a segundo mandato. ¿Qué le gustaría dejar cuando acabe?
R.
Que los alumnos acaben bien formados y contentos de la enseñanza recibida, y los docentes y resto del  personal, pensando que se han hecho cosas y que se les ha escuchado.

The post Antoni Trilla: “Si nos mantenemos neutrales respetaremos a todo el mundo” appeared first on Diariomedico.com.