ASCO 2019: vuelve a primar inmunoterapia y terapia dirigida

Reunión Anual de la Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO)Casi 41.000 profesionales han asistido a la , que se ha celebrado en Chicago. En esta edición, la inmunoterapia ha seguido mostrando su influencia en el aumento de la supervivencia de algunos tumores, a la par que las terapias dirigidas siguen ganando peso en el abordaje oncológico.

Rafael Villanueva, del Hospital Moisés Broggi, en San Joan Despí, ha sido el máximo reclutador europeo de pacientes del estudio Monaleesa-7. El trabajo, presentado en la sesión plenaria del congreso, da una opción de tratamiento a las mujeres pre y perimenopáusicas con cáncer de mama HER2 positivo avanzado al incorporar el inhibidor de ciclinas CDK4/6 ribociclib a la terapia endocrina y mejorar la supervivencia global. Tras un seguimiento de 42 meses se observó que la tasa de supervivencia global era del 70% en el grupo de ribociclib comparado con el 46% en las mujeres que solo recibieron el tratamiento hormonal. Además, los resultados apuntan a una reducción relativa del 29% del riesgo de muerte.

Según ha explicado Villanueva a DM, “este estudio, publicado en The New England Journal of Medicine, supone un cambio de paradigma en el abordaje de las mujeres premenopáusicas con cáncer de mama metastásico y receptores hormonopositivos HER2 negativos; este debería ser el nuevo esquema de tratamiento”.

Otras novedades en mama vienen de la mano del seguimiento a ocho años del estudio Cleopatra, que confirma la eficacia de la terapia de doble bloqueo -añadir pertuzumab a trastuzumab y quimioterapia- en cáncer de mama metastásico HER2 positivo. En concreto, los resultados muestran una mediana de beneficio en la supervivencia global de 57,1 meses en comparación con 40,8 meses en el brazo control, que recibió docetaxel, trastuzumab y placebo. Lo mismo ocurre en tumor de mama triple negativo, donde el segundo análisis provisional de supervivencia global del estudio en fase III IMpassion 130 subraya el beneficio de pacientes con expresión de PD-L1 del tratamiento con atezolizumab y nab-paclitaxel en primera línea. Los resultados muestran una mejora significativa de la supervivencia y una reducción del riesgo de empeoramiento de la enfermedad o muerte, especialmente en tumores PDL1 positivo.

Cáncer de pulmón

En la misma línea, pero en otros tumores, pembrolizumab ha mostrado resultados en cáncer gástrico avanzado y de unión gastroesofágica. Este anticuerpo monoclonal en monoterapia también ha mostrado beneficios al elevar la supervivencia de forma significativa, sobre todo en niveles de expresión de PD-L1 del 50% o superiores en cáncer de pulmón no microcítico metastásico, según el estudio Keynote 001.

Además, el análisis final del ensayo pivotal de fase 3 Keynote-048 redujo el riesgo de muerte en un 40% en pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello metastásico cuyos tumores expresaban PD-L1, mostrando una supervivencia global significativamente más larga (14,7 meses) con pembrolizumab en comparación con el tratamiento estándar actual (cetuximab con carboplatino o cisplatino más 5-fluorouracilo).

También en cáncer de pulmón microcítico recidivante, lurbinectedina, de la española PharmaMar, se ha erigido como agente único como una opción potencial de terapia con una tasa de respuesta global del 35,2% en la población total y del 45% en pacientes sensibles.

En cáncer de pulmón no microcítico, un estudio dirigido por Donald Harvey, director del Instituto del Cáncer Winship, de la Universidad de Emory, en Atlanta, que parte de las propuestas de ASCO y de la asociación Friends of Cancer Research, ha planteado la necesidad de aumentar los criterios de inclusión en los ensayos clínicos, lo que prácticamente doblaría -del 52,3% al 98,5%- el número de participantes aptos que podrían incluirse en las investigaciones.

Otro trabajo, también publicado en The New England Journal of Medicine, ha sido el Titan, un ensayo clínico en fase III que señala que el inhibidor oral del receptor androgénico apalutamida, junto con terapia de deprivación androgénica, mejoró significativamente la supervivencia global y la supervivencia libre de progresión radiológica en cáncer de próstata hormonosensible metastásico, al compararlo con placebo y terapia de deprivación androgénica.

‘Big data’ en Oncología

ASCO ha dedicado asimismo una de sus presentaciones a la puesta de largo de la iniciativa Minimal Common Oncology Data Elements (mCode), cuyo objetivo es desarrollar un sistema de big data para mejorar el registro de datos compartidos en Oncología. La iniciativa busca permitir la interoperabilidad de los datos, así como progresar en iniciativas de asistencia clínica, investigación y desarrollos de políticas de salud. Se trata de crear un entorno de colaboración entre los oncólogos para mejorar el conocimiento y el abordaje del cáncer, así como unificar los sistemas de historia clínica electrónica. 

The post ASCO 2019: vuelve a primar inmunoterapia y terapia dirigida appeared first on Diariomedico.com.