Asebio achaca a la falta de incentivos la “preocupante situación” de la I+D+i en España

Asebio, la patronal española de biotecnología, ha presentado este miércoles en Madrid su informe Propuestas para incrementar la competitividad del sistema español de incentivos a la I+D+i, elaborado por la consultora Ayming, en el que analiza las políticas públicas en esta materia y las compara con las de otros 21 países. La Asociación de Bioempresas planea transmitir las conclusiones del trabajo al futuro Gobierno y a los partidos políticos.

Con 1,2% de inversión global en esta partida, España se aleja del objetivo del 2% y de la media comunitaria del 2,04%. En inversión empresarial el porcentaje desciende al 0,66%, aun más lejos de la media europea del 1,36%.
“Partimos de una situación actual preocupante porque hemos sufrido un progresivo deterioro en la inversión en I+D+i“, ha señalado en la presentación del informe el presidente de Asebio, Jordi Martí.

Mapa comparativo de la innovación. El mapa refleja que los países con mayor intensidad en incentivos a la I+D+i tienen mayor
inversión empresarial en
I+D+i.

Una de las conclusiones del documento es que los países que cuentan con mejores incentivos públicos también exhiben los mercados más competitivos, como Estados Unidos, Bélgica, Francia, “y presentan una mayor inversión empresarial en I+D+i”, ha asegurado Martí. “España está por debajo de países comparables de nuestro entorno, como Italia y Portugal, y esto es consecuencia tanto de los presupuestos asignados a la I+D y como a la baja ejecución de los mismos”. 

En el terreno de subvenciones, según el informe, España se sitúa a priori en cuantía al mismo nivel que la República Checa y de hecho, se coloca por delante de Portugal e Italia. Otra cuestión es la ejecución presupuestaria de estas subvenciones, y es ahí donde España cae al nivel de Sudáfrica. En inversión empresarial, sin embargo, España no difiere en gran medida de países con incentivos más potentes como Canadá o Francia.

El documento analiza las mejores prácticas entre los países con incentivos más potentes, como Francia, Reino Unido o Canadá, y revela que un amplio porcentaje de las ayudas son a fondo perdido, al contrario de lo que ocurre en España, donde los tiempos para el acceso a las subvenciones son también mucho más dilatados.

El problema del endeudamiento

“España ha apostado por un modelo muy basado en el préstamo frente a otros países en los que la subvención tiene un peso mayor”, ha expuesto el director general de Asebio, Ion Arocena.

En el terreno de incentivos fiscales, también a diferencia de otros países, en España hay un límite en las desgravaciones y no se diferencia entre proyectos por su grado de innovación ni por la competitividad del sector. Arocena expone que las trabas están lastrando el acceso a las pymes a las desgravaciones fiscales.

Para el director general de Asebio el documento “pone de manifiesto las deficiencias de nuestro sistema, que supone una agravio comparativo para las empresas españolas frente a sus homólogas europeas y nos aleja de la deseada convergencia con Europa”. Estos instrumentos públicos, a su juicio, “no son el elemento tractor del I+D+i que podrían ser”.

Arocena: “Las empresas españolas sufren un agravio comparativo frente a sus homólogas europeas”

A partir de este informe, desde la patronal proponen medidas, algunas de las cuales no requieren un esfuerzo presupuestario directo, como la simplificación en los procesos de acceso a incentivos, favorecer la colaboración público-privada y solucionar los problemas que ocasionan los plazos para la devolución de la deuda.

Europa ‘tira de las orejas’ a España

Entre las personalidades que han arropado a Asebio en la presentación de su informe ha estado Marta Trucco, de la Comisión Europea, que ha defendido que desde este órgano ejecutivo España ha sido calificada como “innovadora moderada, por lo que se sitúa por debajo de la media europea en inversión en I+D”.

En el caso de la inversión empresarial, Trucco ha destacado que la mitad procede de pymes, “lo que denota una subinversion de las grandes, que son las que estarían más capacitadas para hacer esa inversión y generar conocimiento”.

Desde la Comisión Europea señalan que la mitad de la inversión en I+D+i procede de las pymes, pese a la mayor capacidad de las grandes empresas

En cuanto a la inversión pública, “es la más baja desde hace una década“. Entre las cuestiones a mejorar que ha identificado la Comisión está “el bajo y decreciente ejecución del presupuesto y la gran dependencia de los instrumentos financieros basados en el crédito”.

También ha identificado “debilidades en el capital humano“. El número de investigadores está por debajo de la media europea y se detecta “una escasez de habilidades que pueden impedir el uso de tecnologías avanzadas”.

La Comisión coincide asimismo con el informe de Asebio en la importancia de propiciar la colaboración público-privada así “como la coordinación entre las políticas nacionales y regionales“.

Sin recuperación desde la crisis

Por otra parte, el economista Miguel Sebastián y ex ministro de Industria Comercio y Turismo durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, ha lamentado que la inversión pública en I+D+i no se haya recuperado desde la crisis.

Sebastián ha abogado por eliminar las deducciones fiscales, “porque no llegan a las pymes ya que tardan en tener beneficios”, y sustituirlas por subvenciones directas.

También ha criticado que el sistema de préstamos se mantenga. “Lo introducimos en 2008 porque estábamos en una crisis financiera y no había dinero, y porque los préstamos no computan para el déficit, pero estaban pensados para una situación excepcional y transitoria“.

The post Asebio achaca a la falta de incentivos la “preocupante situación” de la I+D+i en España appeared first on Diariomedico.com.