Atención al ictus en Madrid: diez años de mejoras y retos

La rehabilitación y el trabajo personalizado de los terapeutas permitiría un ahorro en el impacto social del ictus de unos 350 millones de euros anuales y supondría un coste de 216 millones. Por lo tanto, existiría un beneficio social neto de unos 134 millones de euros, cifra que permite un análisis de sensibilidad positivo.  Ésta es una de las principales conclusiones que extrae el libro El plan de atención al ictus de la Comunidad de Madrid. 10 años después, editado por la Fundación Casaverde y presentado hoy en el Ministerio de Sanidad.

El libro, que es “un análisis colaborativo en cuya elaboración han participado profesionales de los distintos ámbitos implicados en el proceso asistencial del ictus, así como en la gestión de dicho proceso”, según Alberto Giménez Artés, presidente de la Fundación Casaverde, busca dar continuidad a la jornada celebrada hace un año en que se trató el devenir de esta enfermedad, la estrategia de su desarrollo, los retos fundamentales y su impacto económico y social, y en la que se concluyó que, a pesar de los logros del plan, la formación de los profesionales y la coordinación admitían mejoras.

Estrategias efectivas

Así, “desde la aprobación a finales de 2008 de la Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud (SNS), la organización y atención sanitaria al ictus han mejorado de forma significativa, aunque la disponibilidad y acceso a las unidades de ictus y trombectomía sigue siendo todavía desigual, tanto entre las diferentes comunidades autónomas como dentro de la misma región, lo que pone de manifiesto una deficiente equidad para acceder al mejor tratamiento en fase aguda”, recoge el texto.

Además “gracias a la puesta en marcha del Código Ictus en Madrid, se ha conseguido que la mayoría de los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular sean atendidos con la mínima demora en centros con unidades de ictus, reduciendo significativamente los tiempos de atención, lo que permite aumentar de forma muy importante el número de sujetos tratados con trombolisis intravenosa, pasando del 3 por ciento inicial hasta alcanzar un 20 por ciento de los pacientes con infarto cerebral atendidos en urgencias”.

The post Atención al ictus en Madrid: diez años de mejoras y retos appeared first on Diariomedico.com.