Currently browsing author

carmenfernandez

A más bajo nivel socioeconómico, mayores tasas de casos y de mortalidad por Covid-19

Política y Normativa

carmenfernandez
20/ 05 / 2020

Estudio de la Agencia de Evaluación de Cataluña

Anotación en historia clínica.
Anotación en historia clínica.

A más bajo nivel socioeconómico, más elevadas tasas de casos y de mortalidad por Covid-19, según revela el informe Desigualdades socioeconómicas en el número de casos y la mortalidad por Covid-19 en Cataluña, de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aquas), del Departamento de Salud de la Generalidad de Cataluña.

Además de las desigualdades según género y nivel socioeconómico individual, tanto en los casos de Covid-19 como en la mortalidad, el estudio también concluye que “los hombres exentos de copago de 65 o más años presentan unas tasas de casos de Covid-19 más altas que las mujeres. En cambio, en el grupo de personas de 80 o más años, son las mujeres que presentan unas tasas de casos más elevadas en todos los demás niveles socioeconómicos”.

Sobre las tasas de mortalidad, indica que las más elevadas se dan en el grupo de personas de 80 o más años, y son más altas en los hombres que en las mujeres en todos los niveles socioeconómicos. En ambos sexos las tasas toman forma de gradiente según nivel socioeconómico: a más bajo nivel socioeconómico, más mortalidad.

Los datos de este análisis están actualizados a 7 de mayo de 2020 a las 8.00 h, han sido analizados separadamente en las mujeres y en los hombres y en cuatro grupos de edad: de 0 a 44 años, 45-64 años, 65-79 años y 80 o más años. Los datos de defunciones provienen de las empresas de servicios funerarios que declaran al Departamento de Salud el número de casos de muerte por Covid-19, tanto de positivos como de sospechosos.

Se han calculado tasas de mortalidad brutas y estandarizadas, por grupos de edad de cinco en cinco años, en ambas ópticas del nivel socioeconómico (individual y de ABS). Y los resultados se han expresado por cada 100.000 habitantes.

En cuanto al nivel socioeconómico individual, se ha medido mediante la información sobre tramos de renta y situación laboral y social de la población residente en Cataluña que se utiliza para el copago farmacéutico y se recoge en el Registro Central de Asegurados. Se han creado cuatro grupos de nivel socioeconómico: personas exentas de copago farmacéutico, con renta anual por debajo de 18.000 €, con renta anual entre 18.000 € y 100.000 € y con renta anual por encima de los 100.000 €.

“El grupo de edad

Últimos datos en Cataluña

Los últimos datos del Departamento de Salud de Cataluña indican que, hasta ayer martes 19 de mayo, ha habido un total de 62.978 casos positivos acumulados de coronavirus SARS-CoV-2 en la región. Por otra parte, hay un total de 206.494 casos posibles de infección de coronavirus; «son personas que presentan síntomas y que, sin prueba diagnóstica hecha, un profesional facultativo clasifica como posible caso».
Desde el inicio de la epidemia hasta ahora, un total de 4.005 personas han sido ingresadas de gravedad; actualmente son 265. Además, 3.090 profesionales de residencias están aislados por sospecha o confirmación.
Desde el inicio de la pandemia de coronavirus en Cataluña y hasta la fecha se han contabilizado un total de 36.402 altas hospitalarias de personas diagnosticadas con el Covid-19.
En cuanto a las residencias de ancianos, un total de 13.161 personas han sido confirmadas como positivos de coronavirus y 36.140 son casos sospechosos.
Las funerarias han declarado un total de 11.703 personas fallecidas hasta ayer por la Covidi-19 o como sospechosos. De éstas, 6.385 han muerto en un centro hospitalario o sociosanitario, 3.609 en una residencia y 669, en el domicilio. Los casos restantes son casos no clasificables por falta de información.

 

Un informe confirma la desigualdad de la afectación de la pandemia en la población, en función del género y el nivel socioeconómico individual.

coronavirus

Off

Redacción. Barcelona

Política y Normativa

Off

Hay que estratificar el riesgo de trombosis en pacientes con Covid-19

Investigación

carmenfernandez
19/ 05 / 2020

El Instituto de Investigación Biomédica del Hospital de Sant Pau inicia un estudio

José Manuel Soria.
José Manuel Soria.

Hay que estratificar el riesgo de trombosis en los pacientes con Covid-19 para que los clínicos puedan decidir cuáles necesitan profilaxis y en qué dosis, defiende José Manuel Soria, director de la Unidad de Genómica de Enfermedades Complejas del Instituto de Investigación Biomédica del Hospital de Sant Pau (IIB Sant Pau) de Barcelona y líder del proyecto PRECIS-COVID19, que ya ha empezado a rodar con la recogida de muestras.

El objetivo final de este proyecto es reducir la tasa de mortalidad en los pacientes con Covid-19 grave, para lo cual se usará información genómica, epigenómica, datos analíticos de plasma y datos clínicos para construir modelos predictivos basados en inteligencia artificial.

Soria explica que ya hace semanas que  la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH, por sus siglas en inglés) recomendó estudiar mejor lo ya apuntado por evidencias publicadas sobre pacientes afectados en Wuhan, China, que indican que el 71,4% de fallecidos por Covid-19 presenta alteraciones en la coagulación inducida por sepsis. Detrás está el fenómeno ya descrito de la respuesta inmunitaria exagerada frente al SARS-CoV-2,  con la consiguiente tormenta de citoquinas y descontrolada activación de la coagulación que aumenta el riesgo de trombosis en pulmones y también en otros órganos (corazón, hígado riñón), que puede llevar a la muerte.

El grupo de Soria acumula más de 25 años de experiencia en trombosis y está muy orientado a la prevención, por lo que, ante la pandemia y las evidencias de los casos graves del propio hospital y estudios internacionales, diseñaron rápidamente un proyecto sobre inmunotrombosis; es decir, sobre la interacción entre la inmunidad, la inflamación y la coagulación.

«Es demoledor»

Soria considera especialmente relevante, como punto de partida, un estudio holandés sobre seguimiento de pacientes en UCI durante una sola semana que apuntó que un 31% presentaba trombosis. El mismo equipo acaba de publicar un seguimiento de dos semanas y la proporción ya ha subido al 49%. “Es demoledor”, subraya el experto.  Y destaca este detalle: todos los pacientes estaban anticoagulados y, pese a ello, desarrollaron trombosis.

«Se trata de prevenir»

“Se trata de prevenir y de ver qué pronóstico se presenta si ya hay coagulopatía”, añade Soria.

Para la tromboprofilaxis se usa de manera convencional heparina de bajo peso molecular, pero Soria indica que no descartan encontrar con este estudio alguna otra vía implicada que facilite información para abrir nuevas pautas terapéuticas como serían, por ejemplo, actuar sobre la inflamación e, incluso, antes, sobre la inmunidad.

El grupo  de Soria acaba de describir qué mecanismos epigenéticos están implicados en el riesgo de sufrir un cuadro trombótico, un trabajo publicado en ATVB (Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology). En este estudio han establecido un perfil de expresión de microRNAs (biomarcadores) como factor de riesgo de trombosis que ahora se usará para ver qué papel juega en los pacientes con Covid-19 y que ya está sirviendo para analizar su impacto en pacientes oncológicos y su riesgo de desarrollar trombosis.

El proyecto PRECIS-COVID19 se realiza en colaboración con Juan Carlos Souto, consultor de la Unidad de Hemostasia y Trombosis del Servicio de Hematología, y con Ángel F. Remacha, jefe de la Sección de Hematología, los dos también del IIB Sant Pau, que están reclutando ya todas las muestras.

Este estudio ya tiene una dimensión internacional con la colaboración de expertos del Instituto Karolinska, de Estocolmo, en Suecia, y del Hospital Universitario de de Leiden, en Holanda.

El equipo no cuenta aún con financiación específica para este proyecto pero está buscándola, también en el sector privado, y prevé, incluso, la posibilidad de iniciar una campaña de micromecenazgo a través del IIB Sant Pau y la Asociación Activa’TT por la Salud.

El proyecto PRECIS-COVID19 del Sant Pau ya ha empezado a rodar con el objetivo de lograr que los clínicos puedan decidir cuáles necesitan profilaxis para trombosis y en qué dosis.

coronavirus

On

Carmen Fernández. Barcelona

Off

Covid-19: ¿Pruebas, pruebas, pruebas?

Carmen Fernández

carmenfernandez
17/ 05 / 2020

Muchas dudas a pesar de la recomendación de la OMS

Test de Covid-19 realizado por la Cruz Roja.
Test de Covid-19 realizado por la Cruz Roja.

¿Queremos evitar un rebrote de la pandemia  y reactivar con éxito la economía? El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en ‎su rueda de prensa sobre la Covid-19 del pasado 16 de ‎marzo de 2020 nos dio la receta:‎ “La forma más eficaz de prevenir las infecciones y salvar vidas es ‎cortar las cadenas de transmisión. Y para lograrlo hay que hacer ‎pruebas y aislar.‎ No se puede combatir un incendio con los ojos vendados. Y no ‎podemos detener esta pandemia si no sabemos quién está ‎infectado. ‎Tenemos un mensaje muy sencillo para todos los países: pruebas, ‎pruebas, pruebas.‎ Hay que hacer pruebas a todos los casos sospechosos. ‎Si dan positivo, hay que aislarlos y averiguar con quién han ‎mantenido contacto cercano durante los dos días previos al ‎desarrollo de los síntomas, y hacer pruebas también a esas ‎personas”.

Reactivar la economía plantea dos retos: minimizar enfermos y evitar muertes (en España a día de hoy sumamos 27.650, 87 fallecidos, según el Ministerio de Sanidad) y superar el miedo generalizado, un factor negativo para los negocios, las inversiones y el gasto de empresas y consumidores. Por más que se quiera reactivar la actividad en todos los sectores de la economía, si hay miedo, la mayoría de la gente seguirá agazapada, por más que se superen oficialmente las fases de desconfinamiento y por más que se levante el estado de alarma, y el dinero, así, no correrá.

Para garantizar la seguridad dentro de lo posible habría que hacer pruebas de diagnóstico a todo el mundo, para identificar a contagiados asintomáticos y luego rastrear a todos sus contactos; los que presentan síntomas de sospecha ya acuden al sistema sanitario. La mayoría de la gente es consciente del riesgo para su salud y es responsable ante el riesgo de su familia, sus compañeros de trabajo y la sociedad, lo cual indica que ofrecer una prueba voluntaria a toda la población tendría una respuesta positiva masiva.

¿Hay capacidad para hacer tantos test? Haría falta una gran inversión en maquinaria, recursos humanos y pruebas pero, ¿qué mejor inversión, cuando se trata de salvar vidas, evitar ingresos y reactivar la economía? Esta inversión, no obstante, debe ser homogénea en todo el país, al margen del riesgo real en cada territorio; es decir, debe planificarlo y presupuestarlo el Gobierno central y gestionarlo las comunidades autónomas en colaboración con las administraciones locales, los centros sanitarios y sus profesionales (también las oficinas de farmacia) y las empresas.

En estos momentos, con la etapa de desconfinamiento ya en marcha, el panorama no es halagüeño: el test no llega al 100% de sanitarios ni al 100% de residentes y trabajadores de centros de la tercera edad, así que difícilmente va a llegar pronto a toda la población.

Las comunidades autónomas han notificado al Ministerio de Sanidad que, hasta el 14 de mayo, han llevado a cabo un total de 1.919.411 pruebas PCR. Según información de ayer, sábado 16, en la última semana las autonomías han aumentado su capacidad para efectuar este tipo de pruebas en un 18%, y la tasa de PCR ha crecido hasta situarse en 40,75 por cada 1.000 habitantes. También se han hecho un total de 1.118.429 test rápidos de anticuerpos, lo que supone una tasa de 23,75 por cada 1.000 habitantes y un incremento del 33% respecto a la semana anterior. En total, desde el inicio de la epidemia, se han efectuado hasta ahora 3.037.840 pruebas diagnósticas de Covid-19.

Pero hay otro problema: ¿son fiables esas pruebas (test de diagnóstico y de cribado y sus tres categorías: test ARN, test Inmunológicos y test rápidos)?

Los expertos ya han alertado de que probablemente con PCR se escapen casos positivos y de que, además, pueden darse falsos negativos si la prueba no se hace en el momento adecuado y no se usan tests complementarios. En ausencia de sintomatología, el cuándo se hace cada tipo de test parece ser muy relevante. La SEIMC ha puesto orden con un documento específico, en un momento en el que en España ya se comercializan más de  60  kits  con  marcado  CE  que  permiten  detectar  anticuerpos  (IgA,  IgM  o  IgG).

Un artículo en The British Medical Journal concluye que si bien las pruebas con resultado positivo para Covid-19 son clínicamente útiles, los negativos deben interpretarse con precaución, y recuerda que el manual chino de prevención y tratamiento de Covid-19 establece que si la prueba de ácido nucleico es negativa al principio, las muestras deben continuar siendo recolectadas y analizadas en días posteriores. Además, tanto los falsos negativos como los falsos positivos, y su falsa tranquilidad, presentan riesgos potenciales.

Ante todo ello: ¿Pruebas, pruebas, pruebas? Ya lo dijo René Descartes (1596 – 1650, filósofo y matemático francés): «La duda sistemática como principio del conocimiento«.

El uso masivo de test de Covid-19 es necesario para evitar contagios, salvar vidas y reactivar la economía, pero aún plantea varias dudas.

coronavirus

On

Carmen Fernández Fernández

Off