Comienza BioSpain: ¿cómo mejorar un modelo consolidado? La biotecnología busca crecer más

La novena edición de BioSpain, la conferencia bienal de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), ha comenzado este martes en Sevilla y, hasta el jueves, pondrá sobre la mesa los principales retos y necesidades del sector biotecnológico nacional e internacional. Lo hará, de nuevo, bajo un paraguas de internacionalización: BioSpain ya es el tercer mayor evento biotecnológico de Europa -el primero con base fija en un país- y el quinto a escala mundial. Dados estos datos, la pregunta lleva ya varios años rondando: ¿cómo seguir creciendo?.

Un primer acto de apertura del congreso ha contado con Ion Arocena, director general de Asebio; Julio Coca, director general de la Agencia IDEA; Manuel Torralbo, secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología del Gobierno andaluz, y Rafael Solana, secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud. Además, la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, protagoniza la apertura institucional de BioSpain, acompañada de Jordi Martí, presidente de Asebio, y María Peña, consejera delegada de ICEX.

Ion Arocena explica a DM que no es sencillo seguir mejorando BioSpain: “Crecer en sí ya es un reto”, apunta. Las últimas tres ediciones (Bilbao en 2012, Santiago en 2014 y de nuevo Bilbao en 2016) continuaron con el crecimiento mostrado desde la primera edición, pero ya mostraron síntomas de “cierto estancamiento”, asume Arocena.

Ion Arocena, director general de Asebio
Ion Arocena, director general de Asebio

En todo caso, las previsiones son otra vez positivas y Asebio espera “mejorar las cifras” de 2016, cuando BioSpain acogió a cerca de 800 entidades de 29 países. Hace dos años acudieron 1.750 delegados (el 28 por ciento de los asistentes de origen internacional), hubo 233 expositores, 50 inversores internacionales, 49 conferencias y se mantuvieron 3.000 reuniones. La edición de Sevilla espera marcar nuevos topes.

“Estamos ya muy rodados y ya somos un estándar”, continúa Arocena, que es de la opinión de que lo que funciona bien apenas hay que cambiarlo. La feria comercial, los eventos de partnering, el foro de inversores, el tiempo para networking, un programa científico ligado a la actualidad… El contenido de BioSpain es ya un clásico, por lo que “innovar no es nada fácil, aunque queremos seguir haciéndolo en la medida de lo posible”.

Para la edición de este año, por ejemplo, se ha hecho un esfuerzo para que el ámbito académico tenga un mayor peso específico. El foro de inversores pondrá el foco en una búsqueda de oportunidades que ajuste mejor el vínculo oferta-demanda.

“Crecer es un reto, porque BioSpain está rodado y es un estándar; innovar no es fácil y tampoco hay que cambiar mucho lo que funciona”

No habrá grandes cambios. BioSpain viaja desde hace tiempo con velocidad de crucero, con la salud como punta de lanza del proyecto, fiel reflejo de que la biotecnología sanitaria es la que, con diferencia, más trozo del pastel biotecnológico se lleva en España. Alzheimer, terapias avanzadas, biobancos, edición genética, inmunoterapia, medicina precisión y resistencia a los antibióticos estarán entre los temas más destacados esta semana.

Conscientes de que no se puede quitar el protagonismo a la salud, Asebio sí quiere impulsar el ámbito agroalimentario y, por primera vez, entre la terna de organismos públicos que colaboran con BioSpain estará una consejería de Agricultura, junto con las de Empleo, Economía y Salud.Uno de los términos de moda, bioeconomía, sobrevolará todo el contenido del congreso, con espacio para las oportunidades de la economía circular: “Tenemos que hacernos eco de este nuevo modelo económico y productivo basado en el uso de fuentes renovables”, apunta el director general de Asebio.

Cuando se pregunta a las empresas del sector qué es lo principal para tener éxito, las respuestas siempre citan la capacidad de lograr financiación suficiente y la internacionalización como elemento indispensable. De nuevo, en esta edición en torno al 30 por ciento de los asistentes a BioSpain serán de fuera de España.

Alzheimer, terapias avanzadas, biobancos, edición genética, inmunoterapia, medicina precisión y resistencia a los antibióticos, entre los temas biomédicos que se tratarán

Preguntado por la posibilidad de que, a imagen de otras grandes ferias biotecnológicas en el mundo, BioSpain trascienda su componente nacional, Arocena tiene claro que el modelo es mixto, pero que una de las señas de identidad es la vinculación principal con España: “No seremos una feria internacional, sí una nacional con gran proyección internacional”.

A vueltas con la innovación, el director general de Asebio reconoce que uno de los ámbitos de mejora es seguir trabajando en la relación del programa científico con la actualidad y los retos y necesidades del sector: “Ahí sí hay margen de mejora, en responder cada vez mejor a los intereses de los asistentes”.

El sector biotecnológico español, con Asebio al frente, siempre ha cuidado especialmente las relaciones institucionales y con las administraciones. Arocena sabe que la asociación se ha convertido en una buena plataforma “para trasladar mensajes a la Administración pública, un ámbito en el que también podemos mejorar”.

De hecho, en la inauguración de BioSpain, y preguntado por los medios, ha aprovechado para pedir un impulso a la financiación de la I+D+i, y ha dicho que la burocracia en el día a día de la ciencia y la inestabilidad en los calendarios de convocatorias de proyectos son dos de las prioridades para el sector.

 

The post Comienza BioSpain: ¿cómo mejorar un modelo consolidado? La biotecnología busca crecer más appeared first on Diariomedico.com.