Buena acogida del sector a las propuestas del Foro de Diálogo Profesional de Cataluña

Tras un año de trabajo, el Foro de Diálogo Profesional que se puso en marcha desde el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, con Alba Vergés al frente, ha terminado con la presentación de una primera hoja de ruta en la que se proponen 185 acciones específicas sobre políticas profesionales de la salud. Y la impresión general de los diferentes actores que componen el sector es buena, aunque siempre con algunas reservas.

Principalmente todos insisten en señalar la necesidad de que ahora este buen trabajo sirva de verdad como un documento estratégico que guíe las decisiones políticas, sea quien sea el partido que esté gobernando. Insisten todos en la necesidad ahora de calendarizar estas acciones, así como establecer un orden de prioridades y sobre todo destinar un presupuesto para que se puedan llevar a cabo.

Importancia de la Atención Primaria

Desde la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic) se ha hecho una valoración global positiva. “A diferencia de otros documentos, éste surge de un gran consenso social”, comenta Antoni Sisó, presidente de Camfic.

Para Sisó es importante el esfuerzo por conseguir mejorar la situación de los médicos de atención primaria a través de la formación, mediante la creación de una asignatura específica y la búsqueda de un mejor aprovechamiento de la transformación digital, que ayude a dimensionar las cargas de trabajo y a su flexibilización.

“Ahora viene la segunda parte y es ¿cómo se va a materializar todo esto? Hay más de 180 retos altamente ambiciosos. Es necesario hacer una calendarización y priorizar aquellos más urgentes. Esperemos desde luego que esto no se quede en nada y estaríamos muy satisfechos si al menos el 50 por ciento de estos indicadores se llevaran a cabo finalmente” añade Sisó.

Apoyo también desde Enfermería

“Una cosa muy buena es que por fin se han propuesto medidas para mejorar el ratio de las enfermeras, que en Cataluña es muy deficiente y que con el envejecimiento de la población serán cada vez más necesarias”, ha explicado Alba Brugues, presidenta de la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña.

“Se han valorado todas las profesiones sanitarias que están incluidas en el mapa del sector sanitario y eso también es algo positivo a destacar. Pero del mismo modo también ahora hemos de ver como se plasma todo esto a efectos reales” añade Brugues, deseando la continuidad de este trabajo. También valora de forma positiva que se esté trabajando para dar visibilidad e importancia al trabajo de la Enfermería.

Un gran pacto político

Desde el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), se ha visto de forma muy positiva todo el trabajo de consenso que se ha realizado. “Ahora que hemos logrado este consenso en el sector, es necesario que la consejera Alba Vergés sea capaz también de trasladar a los demás partidos políticos estas necesidades y lograr que se firme un gran pacto donde estén todos o la gran mayoría de los partidos incluidos. Es necesario que este documento se convierta en las líneas estratégicas a seguir para por lo menos los próximos diez años”, ha expresado Jaume Padrós, presidente del COMB.

“Hemos de conseguir que sea una hoja de ruta que nos ayude a realizar las transformaciones y cambios que son necesarios con independencia de quien gobierne y estamos dispuestos a ponernos a disposición del Departamento de Salud para explicar en el Parlamento la idoneidad de las propuestas que aquí se han reflejado” continuó explicando Padrós, quien además incidió en la necesidad de destinar financiación para poder lograr desplegar todas las medidas propuestas.

Escepticismo sindical

Por su parte, Josep Maria Puig, secretario general de Médicos de Cataluña (MC) espera que todo este gran trabajo de consenso acabe sirviendo para algo y no se quede únicamente en un estudio académico. Aún así, el secretario de MC reconoce el valor del trabajo realizado y los esfuerzos por dar voz a todos los implicados.

Foto de familia de la III reunión del Foro de Diálogo Profesional de Cataluña.

Puig señala que ahora es necesario que desde el Departamento de Salud se lleven a cabo también estudios económicos para poder poner en marcha estas propuestas. “Algunas no necesitan presupuesto, son cambios organizativos, pero si, por ejemplo, queremos reducir la carga de trabajo de los profesionales, es evidente que será necesario hacer más contrataciones y eso si que va a necesitar de un presupuesto”.

Necesidad de implicar otros profesionales

“No podemos seguir atendiendo con unos medios del siglo XIX en pleno siglo XXI y es necesario por tanto promover cambios que nos ayuden a adaptarnos”, opina Roser Fernández, directora general de La Unión, la Asociación de Entidades Sanitarias y Sociales.

Apunta  que el trabajo no se ha terminado todavía y que es necesario seguir adelante. “Ahora es necesario un plan de acción, con una calendarización de iniciativas en el que todos nos comprometamos. Aquí todo el mundo tiene cosas para hacer. Además de convenios laborales, también hay que plantear cómo cambiar la forma de organizarnos y transformar los modelos asistenciales”.

Además, la directora general de La Unión considera que sería recomendable en un futuro una nueva iniciativa de estas características en la que se integren también los profesionales del ámbito social.

“Lo cierto es que el sistema que se ha seguido ha sido francamente bueno y se ha podido llegar a unas conclusiones que entiendo que son muy correctas. Si llegan a aplicarse pueden mejorar mucho la sanidad en Cataluña”, ha señalado Fernando Collado, vocal de centros de hospitalización de la junta directiva de la Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES).

En su opinión, son de especial importancia las propuestas  destinadas a mejorar las condiciones de los puestos de trabajo de los médicos como el control de la formación continuada. Para lo primero, el vocal de ACES considera prioritario tanto conseguir que los médicos trabajen a gusto como que se sientan apreciados y se les pida su opinión. Por supuesto, mejorar los salarios también es importante.

“Hemos expresado nuestro interés en que se nos fuera informando de la puesta en marcha de estas iniciativas. Vamos a esperar a ver si es cierto” concluyó Collado, quien reconoce como muchas de las propuestas necesitarán entre uno y dos años para poder llegar a la práctica.

The post Buena acogida del sector a las propuestas del Foro de Diálogo Profesional de Cataluña appeared first on Diariomedico.com.