Cambio de hora 2019: cómo afecta a la salud y consejos para adaptarse

Llega el último fin de semana de marzo y con él debemos adelantar el reloj una hora; con el cambio de hora, la madrugada del sábado al domingo, a las 2:00 serán las 3:00. Se trata de una medida que adopta no sólo España, sino también todos los países de la Unión Europea. La causa del cambio de hora ya es por todos conocida: se basa en un supuesto ahorro energético aprovechando el mayor periodo de horas de luz en horario laboral. 

El malestar que ha ido generando el cambio de hora entre la población a lo largo de los años, ha hecho que la Unión Europea tome la medida de suprimirla y que cada uno de los países miembros decida con qué horario quedarse, si el de invierno o el de verano. La medida no se hará efectiva hasta el año 2021.

El desajuste de los ritmos circadianos con el cambio horario

En cualquier caso, el cambio al horario de verano que se produce la madrugada del sábado al domingo vuelve a poner de manifiesto los desajustes en los ritmos circadianos que sufrimos con la pérdida de una hora de sueño.

Este pequeño jet- lag afecta a distinto nivel según la edad, las patologías crónicas que se sufran o los hábitos de vida de cada persona. Así, los grupos de edad que más sufren el cambio horario en primavera son tanto niños como ancianos, ya que son más vulnerables a los cambios de rutina. En cuanto a las personas que sufren patologías neurológicas como migrañas o epilepsia pueden ver agravados sus síntomas, según explica Carlos Egea, responsable de la Unidad del Sueño del hospital Vithas San José.

Otros efectos nocivos para la salud al “pasar” al horario de verano

Entre los síntomas más comunes debido al desequilibrio que provoca el nuevo horario, está el cansancio, somnolencia, falta de concentración, irritabilidad o dolores de cabeza. En las personas sanas estos inconvenientes se pasarán en poco tiempo cuando se regule el ciclo sueño-vigilia. En ocasiones también puede aparecer falta de apetito o hambre a horas inoportunas, por lo que es recomendable mantener rutinas y horarios regulares.  

El cambio en primavera afecta más que el de otoño ya que al aumentar las horas de sol, se produce menos melatonina, lo que induce el sueño más tarde.

Para paliar los posibles efectos de este cambio de hora se recomienda:

  1. Ajustar la hora de acostarse.
  2. No tomar medicamentos para dormir.
  3. Evitar bebidas alcohólicas o excitantesantes de acostarnos y el tabaco.
  4. Evitar la ingesta de cafés o tésa última hora del día.
  5. No realizar ejercicio a última hora de la noche.
  6. Evitar comer abundantemente antes de ir a la cama.

The post Cambio de hora 2019: cómo afecta a la salud y consejos para adaptarse appeared first on Diariomedico.com.