Castilla y León: médicos y enfermeros de área piden pruebas del coronavirus para evitar ser vector de contagio

Profesión
nuriamonso
Por su movilidad
Enfermera atendiendo a un paciente en su domicilio FOTO: Aridna Creus y Ángel García (Banc Imatges Infermeres).
Enfermera atendiendo a un paciente en su domicilio FOTO: Aridna Creus y Ángel García (Banc Imatges Infermeres).

Los médicos y enfermeros de área del Servicio de Salud de Castilla y León (Sacyl) reclaman que se les hagan los test de coronavirus, ya que por su movilidad suponen un riesgo mayor como posible vector de contagio frente al resto de sanitarios.

La Agrupación de Profesionales de Área de Castilla y León recuerda que "la situación de estos profesionales destaca por su movilidad". No sólo les destinan a cubrir a compañeros contagiados o bajas laborales por otros motivos entre los distintos centros dependientes de Sacyl, sino que en algunas áreas están siendo desplazados temporalmente a residencias públicas dependientes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Dulcinea Álvarez, secretaria general de Ameacyl, apunta que "al principio, la organización fue horrosa. Estuvimos 15 días sin protección, totalmente expuestos, y no se hacían prácticamente tests. Ahora seguimos con cierta angustia, pero la situación ha mejorado".

La portavoz reitera que "no se han dado instrucciones específicas sobre cómo tratar al personal de área, a pesar de los desplazamientos".

"La elevada incidencia de casos confirmados entre el personal sanitario, junto con el mayor riesgo de los profesionales que trabajan en urgencias de atención primaria, convierte en indispensable conocer su estado inmunitario, evitando que actúen como vectores de la enfermedad", sobre todo si tratan con pacientes mayores con múltiples afectaciones.

Según CCOO, a fecha de 25 de abril se habían realizado a los profesionales sanitarios de Castilla y León 11.052 pruebas, de las que han resultado positivas 2.347. Sólo se han hecho pruebas al 34,8% de este colectivo, y el 21% de las mismas han dado positivo. Respecto al total del censo de Sacyl, supondría un 7,4% de incidencia.

"Aunque se puedan mantener asintomáticos, pueden al mismo tiempo ser portadores y contagiar la enfermedad, siendo vectores de transmisión entre los distintos ámbitos asistenciales en los que trabajan, por lo que el test debe ser obligado antes de su desplazamiento a otros centros diferentes del habitual".

Los médicos y enfermeros de área de Castilla y León piden test para evitar que puedan diseminar el coronavirus al no tener un destino fijo. coronavirus Off Nuria Monsó. Madrid Profesión Profesión Profesión Profesión Off