Castilla y León publica los datos de la lista de espera quirúrgica no estructural

A partir de ahora, la lista de espera del Servicio de Salud de Castilla y León (Sacyl) diferenciará entre espera estructural y no estructural. Además, la Consejería de Sanidad se reunirá próximamente con los responsables de los hospitales para, entre otros temas, aclarar cómo se deben aplicar los criterios y debatir cómo se pueden mejorar.

Así lo ha informado Verónica Casado, consejera de Sanidad, en el último Consejo de Gobierno, a raíz de las críticas de UGT por la publicación de los datos de espera esta semana con modificaciones respecto a lo que se venía haciendo hasta ahora. El sindicato critica el retraso en la publicación (normalmente es a mediados de julio) y sostiene que están maquilladas.

Sanidad quiere publicar también los cuadros de mando, datos con los que se podrían detectar dónde están los servicios con mayor demanda y reincidencia, falta de material, etc.

“La primera decisión para mejorar la lista de espera, y forma parte del acuerdo de Gobierno, es aflorar todas las esperas, ya sean quirúrgicas, diagnósticas, de pruebas, y en su totalidad, no sólo las estructurales, que son las que exige el real decreto”, ha explicado Casado.

Según los datos oficiales, la lista de espera quirúrgica a 30 de junio de 2019 era de 31.073 pacientes en total, de los cuales 22.145 forman parte de la lista estructural. La demora media sería de 80 días, 67 en el caso de la estructural.

Al final del segundo trimestre de 2018, la lista de espera quirúrgica estructural era de 23.576 pacientes, con una demora media de 65 días. En marzo de 2016, cuando se inició el Plan Estratégico de Eficiencia y de Control y Reducción de las Listas de Espera del Servicio de Salud de Castilla y León (Perycles) 33.212 pacientes se encontraban esperando una operación, con una demora media de 85 días.

En cuanto a las consultas externas, a 30 de junio de 2019, había un total de 175.065 pacientes en espera, de los cuales 115.719 están en la lista estructural. En cuanto a las pruebas diagnósticas, de la demora media es de 114 días para un TAC, 247 para una resonancia, 167 para una ecografía y 141 para una mamografía.

Problemas de registro

Ha reconocido además que Sanidad ha detectado “problemas de registro: tenemos problemas de homogeneidad a la hora de aplicar los criterios y tenemos algunas esperas que no han aflorado“, aunque ha señalado que también puede haber de más, por ejemplo, al contar cuatro pruebas para un paciente. “Con esta foto, nos vamos a reunir con todos los equipos de los directivos de los hospitales y éste es uno de los temas que se van a abordar”.

El vicepresidente y portavoz del Gobierno de Castilla y León, Francisco Igea, que anunció recientemente que en el futuro se publicarán los cuatros de mando con datos sobre el rendimiento de los médicos, ha apuntado que esa transparencia permitirá “tomar medidas de rendición de cuentas de manera objetiva y dónde hay problemas”. Comparando entre servicios homogéneos, se podría ver por ejemplo dónde están los servicios con mayor demanda y reincidencia, detectar si hay problemla Consejería de Sanidad se reunirá próximamente con los responsables de los hospitales para, entre otros temas, aclarar cómo se deben aplicar los criterios y debatir cómo se pueden mejorar.as para hacer ciertas pruebas por falta de material, etc.

Así, Igea ha respondido a las críticas de José Luis Díaz Villarig, presidente del Colegio de Médicos de León, recogidas por Cadena Ser, que cuestionaba que hubiera una forma objetiva y transparente de publicar esos datos, y advertía que podían generar crispación.

The post Castilla y León publica los datos de la lista de espera quirúrgica no estructural appeared first on Diariomedico.com.