Cataluña examina con lupa la transformación digital de su sistema sanitario

Las nuevas tecnologías tienen cada vez un peso mayor en la transformación de la atención sanitaria. Realidad virtual, inteligencia artificial y robótica son conceptos que se manejan con una mayor frecuencia en el ámbito asistencial. Para saber de forma exacta y objetiva cuál es el grado de implantación y uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), cada año el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña realiza, a través de la Fundación TIC Salud Social, un Mapa de Tendencias que se ha presentado hoy jueves y que con esta alcanza su duodécima edición.

“Nuestra sociedad avanza cada vez más rápido en lo que se refiere a cambios tecnológicos. Estos suponen una oportunidad y son un instrumento clave en la transformación digital que nos debe ayudar a la sostenibilidad del sistema, pero a la vez también son un reto por su elevado coste y por los cambios organizativos que exigen”, ha señalado Laura Pelay, secretaria general de Salud de la Generalitat, a la vez que ha dejado claro cómo el último objetivo no puede ser otro que la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

En la elaboración del mapa de tendencias han participado más de cien entidades del Sistema Público de Salud Catalán, lo que sirve para realizar una detallada radiografía de cuál es el estado actual. “Pero esto es algo más que recoger datos. Queremos también ofrecer una reflexión sobre hacia dónde debe ir nuestro sistema y servir como un punto de reflexión”, ha comentado Josuè Sallent, director de TIC Salud Social.

Para esto, resulta fundamental el trabajo en conjunto de todos los actores implicados en el sistema sanitario. Solo de esta forma se logrará un verdadero impulso de las TIC en Cataluña, y en este sentido se ha expresado Pol Pérez, coordinador general de TIC del Instituto Catalán de la Salud (ICS).” Para la sociedad, el beneficio estará en trabajar todos juntos. Es cierto que alguno puede ir más rápido por libre, pero para maximizar los resultados es imprescindible trabajar todos en bloque. Eso no quiere decir que se haya de limitar la innovación local, pero pensar en cómo luego esto lo podremos aplicar en beneficio de todos los actores”.

Más realidad virtual 

Este año, el Mapa de Tendencias se ha estructurado en torno a tres grandes áreas: sistemas de información, atención a la ciudadanía e innovación. Como novedad, además se ha incorporado la visión de los responsables de Investigación e Innovación de los centros del sistema sanitario catalán.

Una de las tendencias claras es la creciente importancia de la realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad mixta (que combina las dos anteriores) en los sistemas sanitarios. De hecho, se espera que su crecimiento hasta 2020 alcance el 198%. Así,  un 25% de los centros ha afirmado su intención de impulsar proyectos en el ámbito de la realidad virtual, un 14,2, en el de la realidad aumentada, y un 8,9%, en la combinada. Los usos que a esta tecnología se le pueden dar son muy variados, desde el tratamiento de fobias hasta la neurorehabilitación virtual, la gestión del dolor o el aprendizaje.

Josep Antoni Ramos, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Valle de Hebrón, de Barcelona, e investigador principal del Valle de Hebrón Instituto de Investigación (VHIR), ha explicado algunas de las aplicaciones que le están dando a la realidad virtual en su centro, destacando su utilidad combinada con el mindfulness para el tratamiento del TDAH.

“Hemos comprobado que no solo mejora los síntomas básicos del TDAH, sino que también tiene una gran utilidad para mejorar la adherencia de los pacientes a los tratamientos”, afirma Ramos. Así, los pacientes pueden llevarse las sesiones precargadas en sus dispositivos y sin desplazarse al centro poder realizar las sesiones en sus hogares.

Telemedicina en alza

La telemedicina también es un apartado al alza según los datos recogidos por el Mapa de Tendencias. Se trata de una herramienta cada vez más frecuente y que fomenta la comunicación interactiva y en tiempo real entre pacientes y profesionales de la salud. Así, 3 de cada 4 centros la emplean como una práctica habitual, y un 67% de los centros declaran haber tenido un descenso de la atención presencial desde que la usan como herramienta asistencial.

Para hablar de su experiencia en este apartado ha estado en la presentación Meritxell Davins, responsable de eSalud e innovación del Consorcio Sanitario Integral, quien ha señalado la necesidad de entender que la telemedicina es algo más que atender al paciente a distancia, y que es necesario un cambio integral tanto de los centros sanitarios como de las propias consultas para sacarle todo el partido posible.

De esta forma, apunta cómo la telemedicina puede ser una solución para problemas como la saturación del sistema por los enfermos crónicos, un enfoque reactivo de la medicina con consultas fijas y la complicación de la relación entre los diferentes niveles asistenciales. “Con la aplicación de un plan estratégico de telemedicina hemos sido capaces de eliminar las visitas innecesarias e incrementar las que sí lo son, haciendo un triaje de visitas. Así hemos logrado mejorar la adherencia y disminuir los problemas derivados de los retrasos en la atención”.

Robótica, imagen médica y atención a la ciudadanía

Otra de las tendencias que se ha señalado en esta edición es el crecimiento de la robótica en los últimos años, aunque apuntan también que no es todavía suficiente. Y es que solo un 20% de los centros encuestados han implantado algún sistema robótico. 

Por lo que respecta a la imagen médica, el 82% de las entidades proveedoras ya pueden visualizar imagen médica digital de los pacientes desde ubicaciones exteriores. Por el contrario, solo el 5% han indicado disponer una impresora 3D, utilizada principalmente para la formación y planificación quirúrgica y para la fabricación de prótesis.

En lo que se refiere al uso de las TIC para información y comunicación con los pacientes, el 80% de las entidades aseguran haber reducido el uso de papel gracias a una digitalización de las gestiones administrativas y recordatorios de citas por mensajería móvil. 

Sin embargo, “la brecha digital no se acabará nunca y las metas que nos marcamos van avanzando. Esto nos debe servir como un acicate para continuar mejorando”, ha apuntado Alba Vergés, consejera de Salud, en su intervención, señalando la necesidad de aprovechar la oportunidad que se presenta. “Pero es necesario que nos coordinemos para no duplicar esfuerzos y pensar que los proyectos deben poder aplicarse en clave sistémica, con una voluntad de permanencia en el tiempo”.

The post Cataluña examina con lupa la transformación digital de su sistema sanitario appeared first on Diariomedico.com.