CCOO celebra el Día de la Seguridad Laboral con una denuncia a

Profesión
franciscogoiri

La Federación de Sanidad de CCOO en Madrid ha presentado una denuncia formal contra la Consejería de Sanidad de la comunidad ante la Inspección de Trabajo por su "reiterado incumplimiento" de la legislación en materia de prevención de riesgos laborales durante la actual crisis sanitaria y por "exponer a los profesionales de la sanidad pública, privada y dependencia a un riesgo extremo que ha causado estragos en su salud".

El sindicato insta a la Inspección a que dé traslado de su denuncia a la Fiscalía o que este organismo abra una investigación de oficio de las "múltiples denuncias de trabajadores sobre material de protección defectuoso" que obran en poder de la central, y curse las oportunas diligencias. El sindicato ha hecho coincidir su denuncia con el Día de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebra hoy en todo el mundo.

Aunque el real decreto del estado de alarma otorga al Ministerio de Sanidad el "mando único" en la gestión de la crisis, Rosa Muelas, secretaria de Salud Laboral de CCOO-Madrid, argumenta que el desarrollo y puesta en marcha de las medidas "corresponde a las respectivas comunidades, en las que cada una de las consejerías de Sanidad asumen ese mando único y, por tanto, tienen responsabilidad directa en la protección de la salud de sus ciudadanos y de todos sus profesionales socio-sanitarios".

El incumplimiento de la legislación laboral por parte de esa "autoridad sanitaria única" del Gobierno de la comunidad se ha hecho muy palpable, según Muelas, en "el caos existente en todo lo relativo al aprovisionamiento y verificación de los equipos de protección individual (EPI)", pero también en "la ausencia de protocolos específicos para la pandemia, como demuestra el hecho de que ni el Servicio Madrileño de Salud Pública, ni los servicios de Medicina Preventiva de cada centro estuvieran preparados para afrontarla".

Con respecto a los equipos de protección, el sindicato asegura que Madrid "no tenía suficiente reserva autonómica de EPI, entre otras cosas, porque el Gobierno regional no ordenó comprarlos hasta mediados de marzo, en plena crisis", y añade que, en el caso concreto de las mascarillas, "ha habido un enorme descontrol".

Según Muelas, "tenemos multitud de documentos gráficos de profesionales

 

  "Madrid no tenía reserva autonómica de EPI. El Gobierno regional no ordenó comprarlos hasta mediados del mes de marzo. Y tampoco diseñó los protocolos para una posible pandemia como la acontecida.

  El sindicato aporta documentos en su denuncia que revelan que existe un "gran descontrol" sobre las mascarillas, "con consecuencias muy graves". "Tenemos conocimiento de que no se ha procedido a revisar las partidas de mascarillas distribuidas o incluso las donadas y que se ha entregado material defectuoso y en muchas ocasiones ha sido utilizado sin haberse retirado a tiempo", ha aseverado Comisiones

 

 

 

 

 

Off Off