CCOO pide que la sanidad se implique más en reducir su huella ecológica

 
La cumbre mundial sobre el cambio climático está haciendo mella también en la conciencia de los sanitarios. La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO ha reclamado a la Consejería de Sanidad valenciana que desarrolle una estrategia y acciones concretas que disminuyan drásticamente la presencia de residuos plásticos en sus centros de trabajo. 
 
El sindicato recuerda que el Parlamento Europeo aprobó en junio la Directiva 2019/904 que prohibirá a partir de 2021 los artículos de plástico de usar y tirar, como platos, cubiertos pajitas para beber, bastoncillos de algodón y envases de poliestireno para alimentos, con el objetivo de reducir su impacto en el medio ambiente (según cálculos de la Unión Europea, representan cerca del 70 por ciento de los deshechos plásticos que contaminan aguas y playas del territorio comunitario). 
 
Sin embargo, según explica a DM María Ángeles Gómez, responsable de Negociación Colectiva de FSS CCOO-PV, “de momento no tenemos constancia de que Sanidad haya puesto en marcha ninguna medida” para colaborar en revertir una situación que, según los expertos, está sumiendo al planeta en una verdadera “emergencia climática”. 
 
Para CCOO, es necesario articular medidas “para reducir en la medida de lo posible la huella ecológica del plástico para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y mermar el impacto que la contaminación del entorno tiene en la salud” y ello pasa, en palabras de Gómez, por “sustituir por materiales biodegradables y/o reducir al máximo su uso”. 
 

También le puede interesar:

Sanidad promete un plan de Salud y Medio Ambiente

En este contexto, el sindicato propone diversas medidas concretas, como instalar fuentes de agua en los centros para que el personal y los usuarios que puedan utilizarlas, no tengan que manejar vasos de plástico. Y en caso de que sean necesarios, argumenta Gómez, “se deben usar vasos elaborados con materiales reutilizables, incluyendo el plástico de este tipo que ya se emplea, por ejemplo, en locales de ocio”.
 
También es fundamental revisar los materiales sanitarios desechables que se emplean y “ver cuáles pueden someterse a un proceso de reesterilización para volver a aprovecharlos”. 
 
Para ello, incide Gómez, es necesario analizar cada uno de los procesos asistenciales y rutas de suministros y realizar un “inventario del material plástico y su tratamiento como residuo”. 

Y a partir de esa valoración, ver las opciones que brinda el mercado de sustitución o cómo reducir uso. Sin olvidar el poliuretano empleado en las
bandejas con alimentos, que debe ser sustituido “por otro material biodegradable”, y la promoción institucional para que se investigue y avance en el campo de los materiales respetuosos medioambientalmente. Beneficio Gómez reconoce que “todas estas medidas no han sido previstas con una planificación y de una manera escalonada y, al llegar ahora de golpe, obligan a una renovación en un periodo corto de tiempo”. 
Si a ello se le suma que “no se ha desarrollado una industria y una comercialización más económica”, el resultado es que “muy posiblemente el coste sea un poco más elevado que el actual”. No obstante, enfatiza, “se conseguirán beneficios inmediatos a nivel medioambiental…y económicos, a medio y largo plazo”. 

The post CCOO pide que la sanidad se implique más en reducir su huella ecológica appeared first on Diariomedico.com.