CEEM pide a estudiantes que rechacen los contratos que no sean sólo de apoyo

GRADO
nuriamonso
Denuncia ofertas irregulares en residencias
Antonio Pujol de Castro, presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) (Luis Camacho)
Antonio Pujol de Castro, presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) (Luis Camacho)

El estudiante de Medicina o Enfermería que se encargue de un paciente en plena pandemia del coronavirus no sólo corre un riesgo para su salud, sino que no tendrá ningún amparo legal

Es la advertencia del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), que recuerda que los contratos que se hagan a estudiantes de último curso sólo pueden ser tareas de apoyo y bajo supervisión, según la orden del Ministerio de Sanidad.

El aviso se da un día después de que Semergen denunciara que estudiantes y licenciados sin especialidad estaban asumiendo tareas asistenciales más propias de un residente o un adjunto.

No es la primera denuncia en este sentido, puesto que ya desde Enfermería se había denunciando que algunas alumnas de último curso estaban trabajado en primera línea de las UCI.

Irregularidades en residencias

No obstante, Antonio Pujol de Castro, presidente del CEEM, señala que, según le consta a la asociación, "los contratos que se están haciendo en los centros de salud y hospitales se ajustan al rol que ha dicho el ministerio". 

Es decir: recogida de datos personales y epidemiológicos en llamadas para luego remitirlas a médicos, avisar a los adjuntos si hay pacientes en los hoteles medicalizados que se encuentran peor o estar alerta en alguna sala de monitores para avisar a intensivistas o Enfermería.

En cambio, al CEEM le consta que en algunas residencias de Madrid y Galicia sí se han hecho ofertas a estudiantes para que atiendan a los ancianos.

Estos contratos "no tienen un seguro de responsabilidad y que no tienen una supervisión ni protección adecuada, lo cual constituye un riesgo tanto para el paciente como para el estudiante y su entorno"

"Se estarían asumiendo responsabilidades para las que no tienen ningún amparo legal y podrían meterse en un lío muy gordo si pasara algo. Entendemos que se han hecho esas ofertas porque las residencias están desbordadas, pero tendrían que hacerse cargo las Consejerías de Sanidad", defiende Pujol de Castro.

Desigualdad académica

Por otra parte, en cuestiones académicas, el CEEM observa con cierta preocupación que aún hay bastante incertidumbre en cómo se va a abordar el resto del curso académico en las universidades.

A nivel formativo, en muchas universidades se ha implantado tanto la docencia como la posible evaluación on line. Pero su implantación está siendo muy desigual entre las diferentes facultades e incluso en los diferentes cursos. 

"Hay que tener en cuenta que, a partir de 4º curso, las asignaturas pasan a ser más clínicas y lo habitual es que las impartan profesionales que ahora mismo tienen una carga asistencial mayor por la epidemia", explica el presidente del CEEM.

Tampoco está claro si la evaluación será 'on line' o se retrasará todo el calendario académico, porque cada universidad, en función de sus posibilidades, está optando por una cosa u otra.

"Nos da miedo que se generen desigualdades entre una universidad y otras; entendemos que tengan su autonomía pero lo ideal sería un abordaje nacional".

Los decanos, como adelantó DM, están trabajando por su parte en hacer la prueba ECOE en versión 'on line'.

Por otra parte, los Trabajos de Fin de Grado (TFG) se están adaptando a las circunstancias, según el presidente del CEEM: "Normalmente se piden que sean trabajos de campo pero, debido a la academia, si se había empezado a recabar datos, se permitirá hacerlo con lo disponible, o bien hacer una revisión sistemática de artículos. Pero habrá qué ver qué pasa con las defensas".

Precisamente esta tarde hay una reunión en el Ministerio de Universidad, liderada por Manuel Castells, en la que se esperan novedades en cuanto al curso.

El CEEM recuerda a los estudiantes que, según Sanidad, sólo pueden realizar tareas de apoyo y bajo supervisión.
coronavirus Off Nuria Monsó. Madrid Grado Off