Congreso de Hospitales y Servicios de Salud: no se trata de innovaciones, sino de cultura de la innovación

El III Congreso de la Organización Española de Hospitales y Servicios de Salud (Oehss), que se celebra este jueves y viernes en el Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia, ha puesto de manifiesto que la innovación en el sector sanitario reclama una “cultura” para llevarla a cabo, un enfoque que va más allá de la simple incorporación de innovaciones o avances y que debe superar las tensiones y resistencia al cambio habituales en el sistema.

Según Óscar Moracho del Río, director gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, esa cultura de la innovación “es imprescindible”, pero aún “estamos muy lejos”. En su opinión, ello obedece a que, en vez de procesos sistemáticos en las organizaciones, se apuesta por “iniciativas más ligadas al qué que al para qué“. Además de poco sistemáticas, suelen adolecer de falta de recursos y de evaluación, sin olvidar que acostumbran a estar muy centradas en aspectos tecnológicos y terapéuticos, explica. En su opinión, es esencial innovar también “en el diseño de los sistemas organizativos, porque incorporar todo aquello que funciona es la gran innovación pendiente”. 

Por su parte, Marta Villanueva, directora general de la Asociación Española para la Calidad, ha señalado que otra de las dificultades es lo complicado que resulta “sacar de la zona de confort” a las organizaciones, a quienes suele costarles asumir que “procesos y procedimientos de antes ya no valen para hoy”. Ahondando en lo señalado por Moracho del Río, cree que “es necesario trabajar con dos factores: tiempo e inteligencia emocional”, aunque matiza: “La realidad es que tomamos decisiones demasiado inmediatas sin valorar consecuencias o resultados”. A ese tiempo hay que sumar “un trabajo de capacitación de los profesionales para ponerse en los zapatos del otro -el paciente-” y saber qué necesita y reclama.

¿Trabajo en vano de los profesionales?

Según Villanueva, si a ello le sumamos la necesidad de involucrar a todos los actores implicados, se conseguirá “de manera real” que el paciente es el centro del sistema. En este sentido, ha alertado que no se puede hacer trabajar a los profesionales “para después no implantar” esos cambios o innovaciones.

César Pascual, de la Fundación Española de Directivos de la Salud (Sedisa), ha enfatizado que la innovación será clave “si la hacemos bien”, y ha recordado que en ocasiones “ponemos medidas que no sólo no trasforman la organización, sino que la empeoran”. A modo de ejemplo, ha apuntado muchos de los sistemas informáticos que manejan los médicos en consultas, que les obligan a consumir mucho tiempo y “complican la actividad clínica”.

También ha remarcado las dificultades que plantean las políticas y estrategias “cortoplacistas” en sanidad, recordando que la innovación reclama un liderazgo real y no basado y visualizado en “hacer más y mejor lo mismo”. Los ponentes han coincidido en que todas las innovaciones no requieren “siempre” gasto o inversión, sino que en ocasiones se centran en un análisis y la consecuente “mejora de procesos”.

 La privada evoluciona más rápido por la presión del mercado

El congreso de la Oehss, que reúne a más de 200 profesionales de la gestión hospitalaria de España, Latinoamérica, Portugal y norte de África, está debatiendo la situación actual y la necesidad de transformación basada en el paciente, centro del sistema.  Todo ello  bajo el lema Innovación y Humanización, claves para la transformación del sistema sanitario.

Ángel Gómez, director general del Grupo IMED Hospitales, ha expuesto su visión desde la perspectiva de la sanidad privada, destacando que “el mercado te obligar a ir por delante y a ser muy eficiente para optimizar recursos y beneficios”. En su opinión, ese enfoque hace que la “sanidad privada evolucione de una forma más rápida que la pública”, sobre todo porque “el que no quiere innovar se queda fuera del mercado….y  el que no tiene masa crítica no puede innovar”. Según ha señalado, “utilizamos muy intensamente la alta tecnología para ofrecer calidad y fidelizar al paciente”, a lo cual se suma potenciar la humanización del propio abordaje.

Todo ello teniendo en cuenta que “innovar no es tomar decisiones rápidas, sino visualizar lo que se necesita a medio plazo”, ha añadido Gómez, que, no obstante, también ha hecho hincapié en que “la resistencia al cambio existe” en su campo, básicamente porque “casi todos los profesionales vienendel sector público”.

The post Congreso de Hospitales y Servicios de Salud: no se trata de innovaciones, sino de cultura de la innovación appeared first on Diariomedico.com.