Covid-19: “Esta pandemia ha abierto los ojos sobre la falta de la especialidad de Urgencias”

Profesión
aliciaserrano
Esther Gorjón Peramato, enfermera de emergencias, vicepresidenta 3ª y vocal nacional de Enfermería de Semes.
Esther Gorjón Peramato, enfermera de emergencias, vicepresidenta 3ª y vocal nacional de Enfermería de Semes.

La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) lleva años reivindicando en vano el reconocimiento de la especialidad en España. Ahora, en esta crisis de salud pública sin precedentes, se está viendo que se trata de una especialidad más necesaria que nunca.

“Los que trabajamos en este medio sabemos, ahora y siempre, que se necesitan unos conocimientos y habilidades específicas para trabajar en urgencias y emergencias. También en los servicios de cuidados intensivos. Esta pandemia quizá haya abierto más los ojos sobre esta necesidad. Los cuidados, material, técnicas y protocolos que requiere la asistencia al paciente grave no pueden aprenderse en 4 días, y no podemos pretender que gente sin experiencia ni conocimientos se haga cargo de este tipo de pacientes, ni a nivel técnico ni emocional, por su propio bien y por el del paciente”, explica a este periódico Esther Gorjón Peramato, enfermera de emergencias, vicepresidenta 3ª y vocal nacional de Enfermería de Semes.

Recuerda que el trabajo que se realiza en el campo de las urgencias y emergencias requiere unos conocimientos y habilidades muy específicas que en la actualidad no se adquieren de manera adecuada en el grado de Enfermería.

“Los enfermeros no salen bien preparados para realizar las funciones que exige la asistencia al paciente crítico en todos los contextos en los que se desarrolla la enfermería de urgencias y emergencias. Es por ello necesaria una especialización posterior”, señala.

Cabe recordar que el extinto decreto de troncalidad, suspendido por el Tribunal Supremo, incluía a Urgencias y Emergencias entre las áreas susceptibles de convertirse en una ACE, en contra de la histórica petición de Semes en favor de la aprobación de una especialidad primaria.

Déficit de enfermeros de urgencias

En opinión de Gorjón, en España hay muchos enfermeros de urgencias y emergencias muy bien preparados, pero dice que crisis como las que estamos viviendo hacen tambalear cualquier sistema sanitario.

Las urgencias y emergencias se han visto sobrepasadas, también los servicios de cuidados intensivos, por lo que es posible que hubieran hecho falta más profesionales con estos perfiles… o una mejor gestión de la crisis en general”.

Como en Europa

En Europa está reconocida la especialidad de Urgencias y Emergencias y en España la reclaman varias autonomías, pero todavía hay sociedades científicas que la rechazan de pleno. ¿Cambiará su opinión tras esta crisis sanitaria? ¿Se entenderá el valor de la especialidad en estos momentos, donde los puntos álgidos en los hospitales son urgencias y las UCI?

“La especialidad de Medicina de Urgencias está reconocida en la mayoría de los países europeos, y también en muchos países de otros continentes. Si no me equivoco, solo 4 países europeos no la tienen reconocida: Austria, Chipre, Portugal y España. Desconozco si los intereses de las sociedades que se oponen a su creación cambiarán después de esta crisis, posiblemente no. Son nuestros políticos los que tienen que reconocer el valor y la necesidad de la especialidad para nuestra sociedad, más allá de intereses particulares”, reclama Gorjón.

Hay que recordar que España tiene compromisos firmados con la Unión Europea, como la directiva de 2005 sobre cualificaciones profesionales -que se traspuso a la legislación española en 2008- cuyo objetivo es facilitar la movilidad como elemento clave de la competitividad en Europa y que justifica la creación de la especialidad.

Además, la exigencia de Semes tiene pleno espaldarazo en la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) tras la creación de la Sección de Medicina de Urgencias y Emergencias, un privilegio que está reservado exclusivamente a las especialidades reconocidas en más de un tercio de los países miembros.

Papel mojado

La vocal nacional de Enfermería de Semes es consciente de que las especialidades enfermeras -salvo matrona- no siempre tienen plazas en el SNS, y que la falta de reconocimiento de la especialización enfermera hace que muchos profesionales no acaben ejerciendo en el campo en el que se formaron.

“La creación de una especialidad debe llevar asociada la creación de puestos específicos dentro del sistema sanitario, así como el reconocimiento a todos los niveles de la especialidad, en los que se incluye el aspecto legal y el económico. Lo demás es papel mojado”, concluye.

Los cuidados, técnicas, materiales y protocolos que requiere la asistencia al paciente grave no pueden aprenderse en 4 días, explica Esther Gorjón, vocal nacional de Enfermería de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias. coronavirus Off Alicia Serrano Profesión Profesión Off