Crecen las listas de espera en Castilla y León

La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha presentado este miércoles los datos de listas de espera, que continúan creciendo tras el cambio que introdujo el Gobierno autonómico para hacer aflorar toda la lista de espera y no sólo la estructural. El balance a cierre de 2019 ha mostrado que hay un 14% más de pacientes a la espera de una intervención quirúrgica, 35.314 pacientes en concreto, 4.560 más que en la misma fecha que el año anterior.

De ellos, 29.263 forman parte de la espera estructural (22.542 en 2018), lo que supone que el porcentaje de usuarios en este capítulo haya pasado del 73 % al 83 %, según detalla la consejería que afirman que “este mayor porcentaje supone que hay un mayor número de personas en disposición de ser intervenidos, ya que la espera estructural depende de la propia organización y recursos disponibles”.

Por su parte, otros 2.780 pacientes estaban al final de 2019 en situación de transitoriamente no programables (5.581 el año anterior). La cifra global de pacientes en lista de espera quirúrgica se completa con 3.271 usuarios en espera tras rechazar un centro alternativo, número que era de 2.649 en 2018.

En cuanto a especialidades, traumatología (11.629 pacientes), cirugía general y digestivo (6.957) y oftalmología son las que acumulan mayor demanda, mientras que las cirugías torácica (87), cardiaca (120) y maxilofacial (292) presentan los registros menos numerosos.

Por hospitales, los complejos asistenciales de Salamanca (6.496 pacientes), de León (6.097) y de Burgos (5.577) presentan una mayor lista de espera quirúrgica y los burgaleses de Aranda de Duero (565), Miranda de Ebro (784) y de Soria (834), menor. En cuanto a la demora media, se situó en 94 días (65 con la evaluación de 2018).

Por otra parte, por primera vez se han divulgado de forma sistematizada las estadísticas de las consultas externas y de las pruebas diagnósticas. En el caso de las consultas externas, a cierre del año pasado había 177.082 usuarios en espera para la primera consulta externa; de ellos, el porcentaje de pacientes en situación de espera estructural era del 68% en el conjunto de la comunidad y la demora media en este ámbito se situó en 66 días.

Según los datos difundidos por la consejería de Castilla y León, en lo que se refiere a pruebas diagnósticas, a cierre de año había 45.745 pruebas diagnósticas pendientes (7.523 TAC, 8.237 resonancias magnéticas, 26.643 ecografías y 3.342 mamografias), que se reparten entre espera estructural, aplazamientos voluntarios y aplazamientos clínicos.
En total las pruebas diagnósticas ya citadas pero aún no realizadas y en lista de espera estructural suman 17.365 procedimientos (2.830 TAC, 5.030 resonancias magnéticas, 8.698 ecografías y 807 mamografías).

También otros 15.372 pacientes están pendientes de asignación de cita para una primera técnica diagnóstica (2.266 TAC, 7.264 resonancias magnéticas, 5.188 ecografías y 654 mamografias)

The post Crecen las listas de espera en Castilla y León appeared first on Diariomedico.com.