Descubren una nueva conexión entre las retinas que justifica el correcto desarrollo visual

El equipo de Eloísa Herrera, del Instituto de Neurociencias CSIC-UMH, en Alicante, ha descubierto que, durante el desarrollo de las áreas visuales del cerebro, las dos retinas están comunicadas entre sí temporalmente mediante proyecciones nerviosas. Esta conexión es importante para que la representación en la corteza visual de las dos imágenes procedentes de los ojos se forme de manera sincronizada y perfectamente alineada, asegurando que puedan fusionarse de manera congruente, según publican en Current Biology.

El trabajo, que ha contado con la colaboración de otros grupos del Instituto de Neurociencias CSIC-UMH e investigadores de las Universidades de Aberdeen y de Montreal, en Canadá, describe además los mecanismos moleculares por los que se forman las proyecciones temporales entre ambas retinas, que desaparecen una vez que los circuitos visuales se han desarrollado, porque ya no son necesarias para el procesamiento de la información visual en el animal adulto

Herrera ha señalado a DM que la investigación pone de manifiesto la existencia de “una nueva proyección que comunica las dos retinas durante las etapas de formación del sistema visual. Esta conexión entre las dos retinas aseguraría un correcto desarrollo del sistema visual y si ocurriera algún defecto en esta proyección es probable que nuestro sistema visual no se formara adecuadamente”.

Células ganglionares

La retina, situada en la parte interna posterior del globo ocular, tiene una superficie sensible formada por fotorreceptores, que se asemeja al mapa de píxeles de una moderna cámara digital. Aunque la retina es mucho más precisa, ya que el ojo humano tiene unos 105 megapíxeles de resolución. Las encargadas de enviar de forma precisa toda esa información al cerebro son las denominadas células ganglionares, cada una de las cuales «ve» solamente una minúscula fracción del campo visual, un píxel. Y entre todas forman un mapa ordenado que representa una imagen compuesta de pequeños fragmentos como si de una fotografía digital se tratase.

Estas “fotografías” que toma cada ojo han de trasmitirse a través del nervio óptico a la corteza visual, situada en la parte posterior del cerebro, donde finalmente se fusionan formando una representación del mundo que nos rodea. Hasta ahora, el mecanismo a través del cual se producía este alineamiento era todo un misterio.

Además de aportar pruebas de la conexión entre las retinas para resolver este “problema técnico”, el grupo ha observado que existe una correlación entre el número de fibras que conectan ambas retinas durante el desarrollo de las áreas visuales del cerebro y el grado de complejidad del sistema visual en distintas especies.

Según Herrera, este descubrimiento tiene implicaciones relevantes para “conocer cómo, desde un punto de vista evolutivo, se ha llegado a un sistema visual tan agudo y complejo como el de mamíferos. Es muy importante conocer primero cómo se forma un circuito para poder repararlo en caso de daño. El trabajo da un paso más en el conocimiento de cómo se forma el circuito visual”. 

Es importante conocer cómo se ha conseguido un sistema visual tan agudo y complejo como el de los mamíferos para, en caso de daño, diseñar potenciales estrategias de reparación

Las aves  o mamíferos pequeños como los ratones tienen un número similar de estas proyecciones. Sin embargo, especies como los hurones, en los que el periodo de maduración del sistema visual es mucho más largo porque su agudeza visual y las representaciones visuales en cada hemisferio son mucho más precisas, tienen más proyecciones para conectar ambas retinas.

Sin embargo, en especies como el pez cebra no hay conexión entre las retinas de cada ojo, pues la representación de los mapas visuales en cada lado del cerebro es mucho más burda e independiente, y no se necesita una sincronización tan precisa de los mapas visuales de ambos ojos.  Según estas observaciones, es probable que en especies con una gran agudeza visual, como los humanos, el número de conexiones entre las dos retinas sea aún mayor que en el hurón. 

The post Descubren una nueva conexión entre las retinas que justifica el correcto desarrollo visual appeared first on Diariomedico.com.