Dos ensayos buscan controlar la inflamación pulmonar en Covid-19

Microbiología y Enfermedades Infecciosas
carmenfernandez
En el Hospital Valle de Hebrón, de Barcelona
Ricard Ferrer.
Ricard Ferrer.

Reducir la inflamación exagerada derivada de la reacción del sistema inmune en contra de la invasión del SARS-CoV-2 que está llevando a los pacientes con Covid-19 a la necesidad de respirador artificial y UCI y, en muchos casos, a la muerte, es el objetivo de dos ensayos clínicos en los que participa el Hospital Valle de Hebrón de Barcelona. Uno, con tocilizumab, de Roche, ha empezado esta semana, y otro, con sarilumab, se pondrá en marcha la semana que viene.

El tocilizumab, de Roche, es un medicamento biológico aprobado para tratar la artritis reumatoide en adultos, la juvenil poliarticular y la forma sistémica de la artritis idiopática juvenil en niños. Se utiliza para tratar la inflamación: el tocilizumab bloqua el receptor de interleucina-6 (IL-6) para detener la producción de inflamación. Este medicamento se inyecta cada una o dos semanas o se realiza una infusión en el cuerpo por vía intravenosa todos los meses. También se usa en pacientes con cáncer.

El sarilumab, de Sanofi, para  el tratamiento de pacientes adultos con artritis reumatoidea activa de moderada a grave, se usa en combinación con drogas  modificadoras  del  curso  de  la  artritis  reumatoidea sintéticos convencionales  en  pacientes  con  respuesta  inadecuada a   metotrexato  o  a  anti-TNF o  como monoterapia en pacientes con respuesta inadecuada o intolerancia al metotrexato.

Ricard Ferrer, jefe del Servicio de Medicina Intensiva en centro y presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva (Semyciuc), explica que la teoría con la que trabajan es que bloqueando la molécula IL-6, uno de los coordinadores centrales de la respuesta inmunitaria, se podría acelerar la recuperación de los pacientes con Covid-19. “Hay que dejar que el huésped combata el virus pero sin que haya un exceso de inflamación, que es la causa de la muerte”, ha dicho Ferrer.

Cree que el efecto de la terapia se puedría ver en otras disfunciones orgánicas asociadas a la inflamación exagerada en estos casos, como la renal y miocárdica. “Todo es inflamación”, concluye.

Los dos ensayos terapéuticos cuentan con aprobación de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

Benito Almirante, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del mismo hospital, precisa que el  sarilumab tiene capacidad de bloquear la infección a nivel general y en los pulmones, por lo que confían en lograr evitar que los pacientes acaben en la UCI con respiradores artificiales.

En el ensayo, de 100 pacientes, participan centros de España -el primero, el Valle de Hebrón, que contribuirá con 4 pacientes ingresados en el hospital-, Italia, Alemania y Estados Unidos. Almirante, desde su especialidad, asegura que impidiendo la inflamación exagerada no se impide que el sistema inmune actúe con eficacia en contra el virus.

Si el ensayo tiene éxito, inmediatamente lo probarán en otros cien enfermos pero, en este caso, ingresados en UCI.

Tocilizumab y sarilumab son la base de potenciales terapias para acelerar la recuperación de pacientes graves por infección del nuevo coronavirus, que se prueban en el Valle de Hebrón, de Barcelona. coronavirus Off Carmen Fernández. Barcelona Medicina Intensiva Profesión Off