El bloqueo de la interleuquina-1 podría ser eficaz en Covid-19 grave

Medicina Interna
naiarabrocal
Investigación
Patricia Fanlo, coordinadora del Grupo de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas de la SEMI.
Patricia Fanlo, coordinadora del Grupo de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas de la SEMI.

El Grupo de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (GEAS) de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) planea la puesta en marcha de un ensayo clínico en diez hospitales españoles para evaluar la eficacia de anakinra (Kineret), comercializado por Sobi, en pacientes graves infectados por el coronavirus SARS-CoV-2. 

Patricia Fanlo, coordinadora del GEAS y de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del Complejo Hospitalario de Navarra, explica que sería el primer estudio que evalúe el papel de este medicamento en España en la Covid-19, aunque en Italia ya se investiga su efecto frente a otro biológico.

En 100 pacientes

Los investigadores aspiran a reclutar a cien pacientes, administrar anakinra a 50 participantes y comparar su evolución con el grupo control. La duración prevista del estudio es de 28 días; los 14 primeros el paciente recibiría el tratamiento y los otros 14 son de seguimiento. 

El objetivo de eficacia es la necesidad de ventilación mecánica. “En un estudio publicado en The New England Journal of Medicine en 1.099 pacientes se vio que aproximadamente el 6% de los pacientes con neumonía grave precisaban ventilación. Nosotros queremos reducir este porcentaje al menos a la mitad”. 

Anakinra es un antagonista del receptor de la interleuquina-1 (IL-1) indicado en enfermedades poco frecuentes como la enfermedad de Still, que es un proceso inflamatorio multisistémico caracterizado por episodios diarios de fiebre, rash cutáneo, artralgia/artritis y mialgia. También en síndromes periódicos asociados a criopirina (CAPS), que son un grupo de enfermedades autoinflamatorias, y en formas raras de artritis reumatoide

Hipótesis

La experiencia en este tipo de enfermedades es la que ha llevado a pensar que puede ser útil en la enfermedad Covid-19. Asimismo, son alentadores lo datos preliminares con canakinumab (Ilaris, de Novartis), también anti-IL-1. “Se ha probado en algún centro en un número limitado de pacientes y la experiencia ha sido muy buena”. 

Tras la primera fase infectiva del virus, en ciertos pacientes se inicia una segunda etapa inflamatoria o tormenta citoquínica. “Se produce una inflamación muy potente, que es lo que desencadena una neumonía bilateral grave y la necesidad de ventilación mecánica”. A su vez, en las enfermedades graves en las que se emplea anakinra “se produce un síndrome de activación macrofágica muy similar”. 

Inhibidores de IL-1  e IL-6

Frente a la Covid-19 también se investiga la efectividad de los fármacos inhibidores de IL-6. La especialista señala que “aunque el bloqueo de la IL-6 funcione, el de la IL-1 puede ser más eficaz porque es el primer paso de la cascada de la inflamación. La IL-1 es la responsable de estimular el hígado y fabricar otros tipos de citoquinas, como puede ser la  IL-6”.

Los candidatos al anti IL-1 serían pacientes con neumonía grave en los que se sospecha que van a iniciar un síndrome de activación macrofágica. “Son sobre todo aquellos en los que se empiezan a elevar reactantes de fase aguda, como es la ferritina, la elevacion de IL-6, la LDH o el dímero D, que son marcadores que se ha visto que tienen especificidad para alertar de ese posible síndrome de activación macrofágica”. 

Fanlo agrega que la intención es que el ensayo comience en los próximos días y que han pedido financiación al Instituto de Salud Carlos III. Contaría con la participación de diez hospitales incluido el suyo: el Complejo Hospitalario de Santiago (CHUS), el Hospital Son Espases, La Fe de Valencia, Valle de Hebrón, Clínic de Barcelona, La Paz, el Hospital Lorenzo Blesa, El Hospital Ramón y Cajal y el Alvaro Cunqueiro. 

La Sociedad Española de Medicina Interna prevé conducir un ensayo multicéntrico con anakinra con la hipótesis de puede frenar la cascada inflamatoria asociada a la infección por SARS-CoV-2. coronavirus Off Naiara Brocal Farmacia Hospitalaria Investigación Off