El bluetooth está verde para la trazabilidad de contactos de afectados por la Covid-19

Microbiología y Enfermedades Infecciosas
carmenfernandez
Según un informe de la Agencia de evaluación catalana
Móvil 'smartphone'
Móvil 'smartphone'

Para el proceso de desconfinamiento de la pandemia de Covid-19 se está estudiando por parte de los gobiernos central y de las comunidades autónomas, al igual que los de otros países, la posibilidad de realizar una trazabilidad de contactos -contact tracing- de afectados por la Covid-19 a través del móvil y así advertirles de que han estado cerca de una persona con la enfermedad. El objetivo es interrumpir la cadena de contagio e impedir un rebrote de casos durante el desconfinamiento.

La consejera catalana, Alba Vergés, dijo ayer (lunes 4 de mayo) que su departamento está trabajando en la confección de una herramienta de tipo informático que ayude a identificar los contactos de personas positivas y a seguirlos por sí positivizan o si necesitan un aislamiento. Aunque todavía se tiene que cerrar la propuesta final, esta labor de vigilancia epidemiológica, que se entiende que ayudará a entender cómo se está comportando la epidemia a medio y largo plazo, podría conllevar la incorporación de unas 200 personas para desarrollarla, avanzó.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, también dijo ayer (lunes 4 de mayo), en la rueda de prensa diaria, que poco a poco las autonomías deben volver a una situación semejante a la del inicio de la epidemia, identificando cada caso lo antes posible y haciendo un seguimiento de todos sus contactos.

Sobre la posibilidad de utilizar aplicaciones móviles manifestó que antes hay que valorar qué aportan desde una perspectiva sanitaria estas aplicaciones y si se pueden integrar con las bases de datos sanitarias y añadió que “España tiene una ley de protección de datos bastante restrictiva" que podría impedir el uso de estas aplicaciones.

La Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aquas) ha emitido un informe sobre el uso del bluetooth para esta función (está en catalán) y ha concluido que falta experiencia.

Tres sistemas de trazabilidad

Según recoge el documento de la Aquas, se han identificado tres sistemas para hacer la trazabilidad: mediante la geolocalización por parte del operador, utilizando los sistemas de localización que el terminal móvil ya tiene disponibles (GNSS); la que se calcula con la información de terceros (información del operador móvil o de redes wifi disponibles), y con el bluetooth, que permite una localización relativa entre terminales. El informe se centra en la valoración de este último, el bluetooth.

“El bluetooth es una tecnología inalámbrica (sin cables) que permite la transferencia de datos entre diferentes dispositivos (entre terminales móviles y entre otros dispositivos como manos libres, relojes o cascos para escuchar música). Es una tecnología muy popular y en la actualidad podemos decir que la totalidad de terminales móviles la tienen disponible. Existen dos generaciones del bluetooth: el clásico que es el empleado por los equipos de sonido y el de baja energía o BLE (Bluetooth Low Energy). Es este último el que se utiliza en las aplicaciones de trazabilidad de contactos”, precisa.

Tras analizar experiencias internacionales y evidencias al respecto, ha concluido que “no permiten elegir una aplicación móvil para trazabilidad de contactos basada en tecnología bluetooth con garantías de calidad suficientes”.

Y sugiere que “es prudente analizar la propuesta del consorcio Apple-Google, ya que su posición como desarrolladores de los sistemas operativos de teléfonos inteligentes les permite obtener funcionalidades y prestaciones mejores que las de una app hecha por terceros”.

E indica que “las limitaciones tecnológicas implicarían, muy probablemente, una utilización baja de las soluciones móviles basadas en esta tecnología. Un número bajo de usuarios compromete su efectividad a la hora de detectar casos y avisar a los contactos” y que “se debe demostrar la capacidad real de esta tecnología, reduciendo los falsos negativos y positivos, así como monitorizar la adhesión de la ciudadanía a las soluciones que se vayan poniendo a disposición nacional e internacionalmente”.

“Hoy en día, y debido a la poca experiencia acumulada, las evidencias actuales no permiten afirmar la contribución de estas soluciones basadas en el bluetooth en fases de desconfinamiento. En caso de que se aplique esta tecnología, habrá que hacer una evaluación de su implementación y resultados”, añade.

Las administraciones buscan un sistema para identificar contactos de afectados por la pandemia pero el bluetooth, por ahora, no es una buena opción, según la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña. coronavirus On Carmen Fernández. Barcelona Política y Normativa Off