“El cáncer de mama se puede curar sin secuelas”

“El cáncer de mama es un problema social, debemos concienciarnos de ello: una de cada ocho mujeres va a sufrir esta enfermedad a lo largo de su vida, que se asocia a un impacto en la esfera personal e íntima diferente a la de otros tumores. Pero también hay que recordar que es un cáncer que se puede curar sin dejar secuelas, y en algunos casos incluso es posible prevenirlo”.

La introducción en el cribado de la mamografía digital y la tomosíntesis, que contribuyen a detectar los tumores con mayor precisión

Así lo ha manifiestado a DM el director de la Unidad de Senología del Hospital Beata María Ana, Antonio Sierra García. El especialista ha dirigido el IX Curso de Actualización en el Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Mama, celebrado esta semana en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid, una oportunidad anual para que los profesionales de la medicina conozcan las principales novedades en el diagnóstico y el tratamiento de este cáncer, así como en el manejo de los aspectos emocionales del paciente y en la prevención.

A modo de síntesis de lo expuesto en el curso, Antonio Sierra ha aludido a la innovación en el diagnóstico por imagen, fundamentalmente, la introducción en el cribado de la mamografía digital y la tomosíntesis, que contribuyen a detectar los tumores con mayor precisión. La resonancia magnética, gracias a su alta sensibilidad y ausencia de radiación ionizante, sigue siendo el gold standard en las pruebas de imagen mamaria. Sierra ha apuntado que el futuro de la imagen avanza hacia radiómica: “A partir de imágenes médicas, podremos extraer de forma automática grandes cantidades de propiedades cuantitativas mediante algoritmos automatizados que nos permitan entender la biología tumoral y desarrollar fenotipos de imagen subrogados, esto es, test genómicos de manera no invasiva”.

Hoy se opera el cáncer de mama en régimen de hospital de día, ambulatorio

La biopsia asistida por vacío (BAV) también supone un paso más con respecto a las biopsias convencionales, como la biopsia de aguja gruesa (BAG). Ha destacado Antonio Sierra que la biopsia asistida por vacío permite en muchos casos eliminar determinadas lesiones benignas.

El senólogo también se ha referido al importante papel de la medicina nuclear en la intervención quirúrgica. “En el mismo acto se puede inyectar el nanocoloide en la lesión o en la areola que emigraría al ganglio centinela –que en los casos tempranos casi siempre será negativo-  y aplicar una macromolécula de albúmina marcada con tecnecio (ROLL), que sustituye a los antiguos arpones, y que es la técnica más fiable para extirpar la lesión mínima con márgenes.

Gracias a estas técnicas, hoy estamos operando el cáncer de mama en régimen de hospital de día, ambulatorio, de tal manera que la paciente se opera por la mañana y a primera hora de la tarde se le da de alta, curada, con la mama como estaba y sin necesidad de cirugía de reparación ni de prótesis”, ha enfatizado, recordando que estos resultados se obtienen en las unidades de mama, donde confluyen los especialistas y protocolos implicados específicamente en el tratamiento de esta patología.

Las orientaciones del consejo genético son de gran importancia sobre todo en casos de cánceres de mama familiar y hereditario

Durante el curso también se ha repasado la influencia de una alimentación sana y de la actividad física en la prevención del cáncer. “El ejercicio físico disminuye el índice de masa corporal, inflamación y grasa, y además reduce los niveles hormonales, lo que redunda en la prevención”. En cuanto a los aspectos emocionales de la paciente, el especialista ha reseñado la importancia de tenerlos siempre presentes en la consulta, de lo que se beneficia una atención estable con el mismo médico a partir de la cual la enferma pueda mantener una relación de confianza.

Asimismo, las orientaciones del consejo genético son de gran importancia sobre todo en casos de cánceres de mama familiar y hereditario. Sobre la conveniencia de la mastectomía profiláctica, Sierra se ha mostrado contundente: “Nosotros no somos partidarios; preferimos hacer revisiones más frecuentes, y en caso de que aparezca el cáncer, la detección temprana permite un abordaje quirúrgico eficaz y poco invasivo”. Por otro lado, la radioterapia hipofraccionada, la hormonoterapia y, por supuesto, la inmunoterapia también han copado las presentaciones centradas en los últimos avances en el tratamiento oncológico.

Antonio Sierra ha querido aportar cierto optimismo: “Con la detección precoz del tumor, lo más probable es que la mujer no pierda la vida ni la mama, gracias a la práctica de una cirugía protocolizada en las unidades de mama, que siempre son claves en el éxito de los tratamientos”.

The post “El cáncer de mama se puede curar sin secuelas” appeared first on Diariomedico.com.