home Pediatría El cannabidiol puede reducir el daño cerebral por hipoxia en RN

El cannabidiol puede reducir el daño cerebral por hipoxia en RN

Investigadores del Área de Neurociencias del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico de Madrid coordinarán en España el primer ensayo multicéntrico europeo de un tratamiento con cannabidiol en recién nacidos (RN) con daño cerebral inducido por hipoxia, de moderada a grave, en el parto. La primera fase, que comenzará este verano, se centrará en confirmar la seguridad de la terapia, probada con éxito por este grupo en cerdos, ratas y ratones, sobre entre 30-40 RN a término con daño cerebral adquirido y que precisen hipotermia.

La aceptación del desarrollo de este ensayo se justifica por los resultados alentadores, publicados en Pediatric Research, Frontiers in Neuroscience y Neuropharmacology, entre otros, que el citado grupo ha obtenido en modelo animal en el que han demostrado que el cannabidiol mejora los resultados de la hipotermia, el único abordaje disponible para esta complicación, según los datos de esta fase preclínica analizados durante doce años.

Según José Antonio Martínez Orgado, investigador principal y jefe de Sección de Neonatología del Hospital Clínico de Madrid, la administración por vía parenteral de cannabidiol en daño cerebral neonatal de origen hipóxico-isquémico  disminuye el daño cerebral en un 50%. En combinación con la hipotermia podría reducir hasta en un 70% la lesión en casos graves. “La hipotermia tiene el inconveniente de que sólo se puede aplicar a RN a término -no en prematuridad o RN con infecciones-, con cuadros de hipoxia moderada a grave, y sólo en hospitales de primer nivel. Su beneficio alcanza, por tanto, sólo a un 50% por ciento de los casos, por lo que queda aún un porcentaje significativo al que hay que ofrecer respuestas. Sin embargo, la asociación de esta sustancia e hipotermia es capaz de disminuir el daño cerebral entre un 70-100%, reduciendo las posteriores e importantes secuelas”.

La asociación de cannabidiol e hipotermia mejora sustancialmente las lesiones en modelo animal, reduciendo secuelas muy graves 

En los trabajos, el cannabidiol era casi más eficaz que la hipotermia, pero cuando se asocian el beneficio se potencia. Clínicamente, y después del daño cerebral, los exámenes de resonancia magnética y de histología marcan recuperación de la función cerebral y normalización en las pruebas neurológicas, indica el neonatólogo que además subraya que “los estudios funcionales y neurológicos en modelo animal seguían normalizados en el animal adulto que había recibido cannabidiol siendo RN, lo que implica que el beneficio se mantiene a largo plazo”.

Este dato es importante porque se abre una vía para prevenir el daño cerebral adquirido por asfixia en el RN. En este sentido, el grupo de investigación, único en el mundo que trabaja en hipoxia, prematuridad y administración de cannabidiol, señala que otras líneas de investigación están centradas en la administración de esta terapia en prematuridad, infarto cerebral, “de los que esperan resultados”, y “en el futuro en daño cerebral por traumatismo e infecciones, sin cerrar las perspectivas futuras a las hipoxias leves como potenciales candidatas”.

Martínez Orgado, también ha destacado que la incorporación de este fármaco aumenta la ventana terapéutica, hecho muy importante en el caso que de un RN tenga que desplazarse a centros de referencia. “El inicio del tratamiento puede demorarse hasta en 24 horas, frente a las 6 horas que marca la hipotermia.

La incorporación de este fármaco aumenta la ventana terapéutica, pues puede administrarse hasta 24 horas después de producirse el daño 

El cannabidiol, comercializado como Epidiolex e indicado para ciertos tipos de convulsiones epilépticas, carece de efectos psicotrópicos, por lo que ya se está usando en niños. El potencial de esta molécula radica en que es uno de los antiinflamatorios y antioxidantes más potentes, pues actúa simultáneamente sobre los tres pilares que originan la lesión cerebral: la inflamación, el estrés oxidativo y la excitotocidad de neurotransmisores. Es además, un buen anticonvulsionante y ansiolítico que ofrece, por tanto, beneficios adicionales en el tratamiento de los RN. En el estudio preclínico realizado en el Clínico, “la administración de cannabidiol no ha registrado efectos secundarios; al contrario, se ha observado que previene la hipotensión y mejora, en algunos casos, los parámetros pulmonares”, indica Martínez Orgado.

Un futuro sin lágrimas 

Representantes de asociaciones relacionadas con la discapacidad derivada de una hipoxia cerebral en el parto, así como personas afectadas se han sumado al apoyo de esta investigación porque “se está gestando algo muy grande. Estamos hablando de esperanza, de respirar sin dolor y de un futuro sin lágrimas de los afectados ni de sus familias”, señalaba, con la mejor de sus sonrisas, Claudia Tecglen, presidenta de la Asociación Convives con Espasticidad y afectada por un daño cerebral inducido por hipoxia.

Otro ejemplo de lucha y esfuerzo; el de Lorenzo Albadalejo, atleta paralímpico campeón de Europa, para quien “la investigación es el todo. Hay que invertir y apoyar investigaciones porque sobran las palabras al hablar de sus resultados”.

Paloma Pastor, presidenta de la Fundación Sin Daño; y Jero García, presidente de la Fundación Jero García, han corroborado que la discapacidad infantil no es precisamente un mundo amable. Todo lo contrario, es un mundo difícil y complejo, para los niños y sus familias, que se mantienen a lo largo de la vida y donde no sólo existen barreras sociales, muy grandes, sino también económicas. Nos cuesta cambiar la mirada hacia la discapacidad, pero la discapacidad no la tienen los afectados, sino el conjunto de la sociedad”.

The post El cannabidiol puede reducir el daño cerebral por hipoxia en RN appeared first on Diariomedico.com.