El diagnóstico precoz protege de secuelas en artritis psoriásica

Las investigaciones llevadas a cabo en los últimos años han permitido diferenciar cada vez más la artritis psoriásica del resto de enfermedades que cursan con artritis, adquiriendo su tratamiento una mayor relevancia. Y es que se ha podido comprobar como esta patología responde de forma diferente a las terapias aplicadas en el resto de las artritis, siendo muy necesario un abordaje específico, según han señalado los Sociedad Española de Reumatología (SER) organizó este fin de semana en Barcelona el I Simposio de Artritis Psoriásica. Juan D. Cañete, del Servicio de Reumatología del Hospital Clínico de Barcelona explicó algunos de los aspectos relacionados con esta enfermedad. “Lo más fundamental es sobre todo conseguir un diagnóstico precoz. Los pacientes que no reciben tratamiento pueden sufrir importantes consecuencias. A los dos años hasta un 47 por ciento presentan erosiones en los huesos y articulaciones y si esto persiste diez años, el porcentaje aumenta hasta el 60 por ciento. Por eso es urgente tomarse en serio esta patología”.

Para avanzar en este diagnóstico precoz, desde la SER tienen claro que es necesario mejorar la información que existe sobre la patología. “En esta línea hemos puesto en marcha una campaña con los farmacéuticos que se llama “Cuanto antes mejor”. A través de ella pretendemos formarles para que puedan identificar los síntomas y remitir a estos pacientes no diagnosticados a un reumatólogo que pueda valorar su estado y de esta forma ayudarles a llevar una vida mejor” comentó Juan J. Gómez-Reino, presidente de la SER.

Las técnicas diagnósticas han contribuido a la identificación de pacientes, ya que los síntomas son muy variados

“Hasta un 30 por ciento de las personas con psoriasis pueden llegar a desarrollar esta patología, siendo por tanto un claro factor de riesgo a identificar. Cuando un paciente con psoriasis manifiesta dolor y tumefacción en rodillas o tobillos o dolor en la espalda que mejora con el movimiento, es muy posible que tenga la enfermedad” explicó Juan D. Cañete. En España, según datos recientes del estudio de prevalencia de enfermedades reumáticas en población adulta de la SER, la prevalencia de esta patología se sitúa en el 0,58 por ciento de la población, lo que supone unos 25.000 pacientes en nuestro país, aproximadamente.

Una dificultad para su diagnóstico es la gran variabilidad de síntomas que puede presentar la patología. “Las nuevas técnicas de imagen está resultando muy útiles a la hora de poder realizar un diagnóstico de esta patología. Además de otros indicadores, como el hecho de que en la familia haya alguien que padezca psoriasis, debido al componente hereditario de la enfermedad” puntualizó Joan Miquel Nolla, presidente de la Sociedad Catalana de Reumatología.

Tratamientos más específicos

Los avances en las diferentes terapias biológicas están haciendo posible ofrecer a estos pacientes tratamientos cada vez más específicos. “En este sentido han sido muy importantes los avances en experimentación que han permitido descubrir algunos genes específicos de esta patología, que ya se conocían pero que gracias a la genómica ahora se ha podido ver que señalaban vías patogénicas muy prometedoras sobre las que actuar” , señaló Cañete.

Así por ejemplo se han podido diseñar fármacos inhibidores de las citocinas –proteínas que actúan como pico mensajeros químicos a corta distancia– IL23 e IL17 o moléculas inhibidoras de las Jak cinasas (JAK1, JAK2 y JAK3) relacionadas con las enfermedades autoinmunes e inflamatorias, como es el caso de esta patología. “Pero esto es un desarrollo que no se acaba aquí. Lo importante es continuar desarrollando este arsenal de fármacos. Así, cuando un paciente deja de responder a un tratamiento, algo que es habitual ya que el sistema inmune es capaz de adaptarse, pueda tener una alternativa” continuó explicando Cañete.

 

Riesgo patológico asociado

Aunque la artritis psoriásica no es una enfermedad mortal, tiene un impacto bastante considerable en la calidad de vida de las personas. Además, más de la mitad de estos pacientes pueden presentar alguna enfermedad asociada y hasta un 20 por ciento tres o más afecciones. Las más relacionadas son las que tienen que ver con el riesgo cardiovascular, la dislipemia o la diabetes.

 “También es muy frecuente la depresión y los trastornos de ansiedad. Además de una mayor dificultad para mantener el trabajo. Esta patología puede así afectar a las personas en un momento muy importante de su vida, siendo una enfermedad que no se puede llevar en silencio” añadió Cañete, quien señaló que además de los tratamientos específicos, llevar a cabo una vida saludable tiene un importante impacto en el desarrollo de la enfermedad. “Sobre todo es importante controlar los momentos de estrés, que la hacen empeorar significativamente”.

The post El diagnóstico precoz protege de secuelas en artritis psoriásica appeared first on Diariomedico.com.