El fonendoscopio sigue siendo esencial en el diagnóstico de valvulopatías

La utilidad del uso del fonendoscopio y el electrocardiograma, la dificultad de detección de los síntomas, la necesidad de los equipos multidisciplinares y la formación de los pacientes son algunos de los aspectos que destaca el documento. Y así se ha puesto de manifiesto en el coloquio en el que han participado expertos del hospital de ámbitos como la cardiología clínica, la cardiología geriátrica, la atención primaria, la cirugía cardiovascular, la cardiología intervencionista y la enfermería.

“La sospecha debe surgir según el paciente cumple años”, ha recalcado el cardiólogo Jorge Salamanca, que ha incidido en la utilidad del ecocardiograma para el estudio exhaustivo del corazón y las válvulas y en el carácter progresivo de la enfermedad, lo que plantea el reto de detectarla en fases en las que no ha presentado síntomas.

Otros aspectos que se han destacado es que el progresivo envejecimiento de la población es un “caldo de cultivo” de las valvulopatías. En este contexto, la medicina de familia juega un papel fundamental en ámbitos como el cumplimiento adecuado del tratamiento anticoagulatorio.

Los cambios son evidentes en la cirugía cardiovascular, que lleva 60 años operando válvulas. “Debemos informar al paciente: son técnicas moderadamente seguras y mínimamente invasivas y que producen beneficios. Nuestro reto es mejorar la recuperación”, ha recalcado el cirujano Guillermo Reyes, que ha recordado la mejora de las válvulas mecánicas y el desarrollo de válvulas biológicas que duran más años, lo que ha permitido implantarlas en pacientes más jóvenes. “Tenemos ante nosotros un futuro excelente. El presente ya lo es”, ha asegurado.

El campo intervencionista es otro que ha experimentado cambios, ha indicado Fernando Alfonso, ya que el eco Doppler ha sustituido al cateterismo. La especialidad se centra ahora en el tratamiento de los pacientes, poniendo grapas o mejorando el funcionamiento de las válvulas.

Por último, la enfermera de cardiología Beatriz Terrés ha subrayado cómo ha cambiado el perfil del paciente, “cada vez más informado. Quiere saber, aprender el proceso de la enfermedad y ver las diferentes alternativas. El reto para el equipo médico y para enfermería es estar actualizado, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes”.

El documento incide en tres aspectos: El primero es concienciar a la sociedad sobre las valvulopatías para mejorar así su detección. En segundo lugar, se aboga por solicitar a las autoridades sanitarias para que promuevan revisiones periódicas para detectarlas. Por último, se insta a la creación de guías de actuación en valvulopatías.

The post El fonendoscopio sigue siendo esencial en el diagnóstico de valvulopatías appeared first on Diariomedico.com.