El futuro de la sanidad pasa por el acceso interoperable a los datos de los pacientes

Estonia es uno de los países más desarrollados del mundo en lo que se refiere al desarrollo de las nuevas tecnologías y la eSalud. Por eso no resulta extraño que en la presentación del Mapa de Tendencias que realiza TIC Salud Social para el Departamento de Salud de la Generalitat quisieran contar con Madis Tiik, asesor de la Presidencia de Estonia en salud digital, médico y consultor de eSalud, para que explicara cuál es el estado del arte y los próximos pasos en innovación en salud.

Tiik empezó apuntando cómo el camino llevado a cabo por Estonia ha sido largo. Empezó a principios del año 2000 con la decisión de empezar la digitalización de las historias clínicas, y desde entonces ha ido avanzando con la idea de conseguir una total integración de todos los actores. “Existen infinidad de datos procedentes de múltiples dispositivos y el reto es conseguir que esos datos puedan ser compartidos por diferentes profesionales, algo que en Estonia se hace de forma centralizada”.

El haber digitalizado y hacer posible que todos estos datos sean compartidos permite el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial, que sirven por ejemplo para que el médico, cuando expende una receta, reciba un aviso sobre posibles incompatibilidades con otros medicamentos que ya está tomando el paciente. “Así es como las tecnologías acaban influyendo en el sistema sanitario, haciendo posible manejar un volumen de datos que individualmente sería imposible”.

La propiedad de los datos

Uno de los puntos clave es definir quién es dueño de los datos que se generan. Para Tiik no existe duda alguna y este no es otro que el propio paciente. Aunque en Estonia todos los médicos tienen acceso a todos los datos sin restricción alguna, un paciente puede decidir en un momento determinado dejar de compartirlos. Pero en 10 años solo ha sucedido con 400 pacientes sobre un total de más de 4 millones de usuarios”.

Sin embargo, faltan todavía retos para poder afrontar lo que se viene en llamar Salud 3.0, en donde no solo se estarán recogiendo gran cantidad de datos a través de múltiples dispositivos, sino que la clave estará en poder hacer que estos datos sean estandarizados y compartidos en todo momento en cualquier lugar del mundo, no solo dentro de un único sistema sanitario.

“Haciendo un paralelismo podríamos hablar del mundo de la banca. Existe un número, que es el IBAN, que te permite realizar operaciones en cualquier banco, extraer o ingresar dinero en tu cuenta gracias a este número. En salud habría que desarrollar el IHAN (Número de Cuenta Internacional de Salud en inglés) y con él cada usuario podría decidir transferir sus datos a otro sistema sanitario”, comentó Tiik.

En este sentido, es necesario establecer claramente el modelo que se quiere seguir en lo que se refiere a esta propiedad. En su charla, Tiik consideró que el modelo europeo, enfocado y centrado en las personas, es el más adecuado, contraponiéndolo al modelo en el cual los datos son un monopolio de las grandes empresas de Silicon Valley o al de China, donde es el estado el propietario de esos datos y sabe en todo momento que hacen sus ciudadanos.

“Ya disponemos en Estonia de toda la tecnología necesaria para poder hacer todo esto, nos falta solo algo que agrupe todas nuestras identidades digitales, una especie de monedero donde reunir las identidades y los consentimientos, pero en breve estará también en marcha”, comentó Tiik, quien además apuntó cómo cada vez los procesos son más económicos y más cortos de desarrollar en el tiempo.

Inversión

Así, la primera digitalización de las historias clínicas supuso un gasto por persona de cien euros. Pero, una vez hecho esto, la conexión de todos los agentes resultó más económica, de apenas diez euros por persona, aunque fueron necesarios casi quince años. En esta última fase, en la que hemos establecido estándares y reglas, el coste ha sido solo de un euro por persona y se ha hecho mucho más rápido. Ahora, el futuro será de sistemas sanitarios donde la inteligencia artificial sea importante y eso pasará muy rápidamente porque el mercado está esperando este cambio ya”.

The post El futuro de la sanidad pasa por el acceso interoperable a los datos de los pacientes appeared first on Diariomedico.com.