El hospital de Ifema permanecerá ‘dormido’ pero listo para desplegarse

Profesión
Rosalía Sierra
Se habilitará un recinto para realizar simulacros
Hospital de campaña en Ifema, Madrid.
Hospital de campaña en Ifema, Madrid.

El hospital de campaña que la Comunidad de Madrid montó en el recinto de Ifema “se desmontará y empaquetará para que permanezca dormido pero listo para ser desplegado de nuevo”, según ha explicado Javier Marco, jefe de Sección de Medicina Perioperatoria y Asistencia Compartida del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, y co-director del hospital de Ifema, durante el IV y último webminar del ciclo que han organizado la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la Asociación Portuguesa de Administradores Hospitalarios (APAH). 

Además, es probable que “se habilite un recinto donde almacenar la mayor parte del material y realizar simulacros periódicos, además de contar con un dispositivo permanente”.

Retos del hospital de Ifema

A pesar de que Ifema ya contaba con recursos de infraestructura, como luz, agua y seguridad, el primer gran reto de la puesta en marcha del hospital fue el montaje en un plazo muy corto de tiempo

A modo de ejemplo, en palabras de Marco, “para meter las conducciones de aire para el oxígeno en el pabellón 9, con 750 camas, se contó con el trabajo de más de 200 soldadores, entre militares, bomberos y voluntarios, y se tuvo que solar con vinilo y panelar 60.000 metros cuadrados”. 

La extensión del recinto como hospital de campaña dificultaba el transporte de materiales, de botellas de oxígeno, etcétera. “Ante la extensión y la gran necesidad de oxígeno, tuvimos que designar 2-3 personas solo para vigilar el nivel de las botellas de los pacientes para irlas recambiando”, añade.

Este experto destaca también como reto la gestión de los pacientes graves en el hospital, al que se derivaban pacientes no graves. “En el inicio, incluso, no podíamos atender los pacientes que teníamos ingresados y que evolucionaban hacia la gravedad, dado que, al no haber personal disponible porque las UCI de los hospitales estaban colapsadas, no pudimos montar camas de este tipo. De hecho, cuando un paciente ingresado evolucionaba a grave debíamos derivarlo a alguno de los hospitales convencionales de la Comunidad de Madrid a través de una UVI móvil”. Después, fue posible instalar un total de 16 camas de UCI.

Respecto a la historia clínica digital, los profesionales sanitarios que han trabajado en el hospital del Ifema han podido acceder y utilizar a la plataforma con la que cuenta el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), con algunas adaptaciones “como la existencia de un usuario único, dado que los profesionales sanitarios han ido rotando”.

Provisión utópica

Según Marco, la dotación de material no ha supuesto un problema más que al principio dado que, una vez que el hospital echó a andar, “era una situación utópica, nos proveían de todo lo que pedíamos”.

Más difícil fue la disponibilidad de recursos humanos. El hospital se dotó con el 8% de la plantilla de atención primaria y con dos especialistas (70 en total) de cada hospital de la Comunidad de Madrid “después de que el consejero de Sanidad se lo pidiera a cada gerente”. 

Por ello, Marco considera deseable que, de cara a futuras pandemias, “se cree un equipo de profesionales de primera llamada, disponibles para estos casos”.

Indudablemente, la gestión de la pandemia por Covid-19 está dejando aprendizajes muy relevantes. En este caso, según Pere Vallribera, secretario general de Sedisa y presidente de la Sociedad Catalana de Gestión Sanitaria (SCGS), “hemos asistido y estamos asistiendo a cambios organizativos muy importantes, con una gran unidad clínica multidisciplinar funcionando, con un modelo organizativo mucho más ágil gracias a una mayor autonomía en la gestión por parte de las organizaciones sanitarias”.

Algo que es exportable a una situación normal, si bien Marco añade que “aunque se requiere que las estructuras hospitalarias sean para ello mucho más flexibles”.
 

El hospital de Ifema será desmontado en un par de semanas y, para atender posibles rebrotes, probablemente se proceda a habilitar otro recinto para este uso y para simulacros. coronavirus Off Rosalía Sierra. Madrid Off