El HUCA desarrolla 1300 protocolos que se incorporan a ‘Millenium’ para reducir la variabilidad

La experiencia acumulada sitúa al HUCA en la vanguardia en lo que a informatización de la actividad hospitalaria se refiere, lo que ha llevado a responsables del centro a exponer en Londres, en el European Collaborarion Forum, y ante un auditorio formado por medio millar de participantes procedentes de distintos países europeos, así como de Canadá y EEUU, el proceso emprendido por el hospital asturiano.

“La puesta en marcha de nuestra aplicación Millennium no estuvo exenta de dificultades en el inicio, pero ahora estamos cosechando los resultados y vemos además que nos está dando mucha visibilidad. Nos han visitado delegaciones de distintos países para conocer nuestra experiencia y a la vista de este encuentro de Londres vamos a recibir muchas más visitas”, señala Luis Hevia, gerente del HUCA.

Cuadro de mandos

Una vez que todos los procesos estén informatizados, el siguiente paso será la construcción de un cuadro de mandos integral, “parametrizando todos los indicadores que nos permitan tener en tiempo real una visión completa y pormenorizada de cómo está la organización”, ha indicado Hevia.

El conjunto de indicadores tanto cualitativos como cuantitativos con los que se trabaja es amplísimo, “incluyendo información tan variada como cuánto espera de media un paciente en urgencias hasta cuantos contratos de personal son necesarios en función del número de pacientes ingresados, pasando por la cifra de pacientes ingresados con dieta basal para optimizar la cocina ofreciéndoles elección de menú”.

Seguridad del medicamento

En el congreso celebrado en Londres, el HUCA presentó su experiencia en lo que a mejora de la seguridad se refiere en todas las fases de la atención, con un protocolo de administración de fármacos que incluye el uso de carros de medicación computarizados con acceso a la información clínica del paciente, así como su identificación mediante pulseras y lectores de código de barras, además del uso de guías de tratamiento farmacológico predefinidas en función de peso y edad.

Estas medidas se completan con un sistema de alertas y la obligatoriedad de validar el uso de los medicamentos a través de la clave de usuario, “para garantizar que al paciente al que se le suministra un fármaco es la persona para la que está indicado” y que el principio activo que se usa, la dosis, la hora y la vía de administración son las adecuadas para reducir uno de los errores más comunes en la atención sanitaria.

Actividad estandarizada

Los 1.300 protocolos incorporados como órdenes de atención al programa Millennium especifican la actividad que realizar, claramente definida, estandarizada y única para todo el hospital, así como la cualificación profesional del personal que ha de llevarla a cabo.

La mayoría de estos protocolos están relacionados con la actividad “previa y posterior a la realización de un test” ha explicado Joaquín Menchaca, subdirector de atención de cuidados de enfermería.

La implantación de las nuevas tecnologías sanitarias y la historia clínica electrónica accesible desde cualquier punto del centro han permitido introducir mejoras progresivas en todas las áreas. Así por ejemplo en Urgencias se ha conseguido un ahorro medio de 23,7 minutos por paciente, y un 30% de ahorro en el tiempo de acceso y revisión de la información en las consultas de anestesia.

La reducción de la duplicidad de primeras consultas y pruebas diagnósticas que no aportan beneficio es otro de los resultados destacados. Así, en los últimos tres meses se han detectado en una sola área del hospital 361 pruebas que se habían solicitado como primeras pese a que ya existían otras previa o se trataba de revisiones.

The post El HUCA desarrolla 1300 protocolos que se incorporan a ‘Millenium’ para reducir la variabilidad appeared first on Diariomedico.com.