El lado más versátil de la farmacia hospitalaria en su lucha contra el coronavirus

Opinión
gemasuarez
Covid-19
Dos farmacéuticos del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en Barcelona. / SEFH
Dos farmacéuticos del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en Barcelona. / SEFH

Mucho se ha escrito sobre el papel de cada uno de los profesionales sanitarios en la situación creada por la pandemia Covid-19. Los farmacéuticos especialistas en Farmacia Hospitalaria, como otros sanitarios de este país, han mostrado su lado más versátil, siendo capaces de adaptarse en tiempo record a las circunstancias de un entorno hospitalario extremadamente exigente y extenuante, que estos días se ha transformado, multiplicando sus requerimientos.

Los farmacéuticos de hospital han funcionado como máquinas bien engrasadas, cuyos engranajes han girado a una velocidad pocas veces conocida, dando respuesta a la demanda de cada uno de sus servicios, yendo incluso más allá, tanto en la atención a pacientes Covid, como manteniendo la atención a los pacientes externos con patologías crónicas no Covid más frágiles que precisan continuar con sus tratamientos de uso hospitalario, tanto a nivel hospitalario como domiciliario.

Los farmacéuticos de hospital han funcionado como máquinas bien engrasadas

En primer lugar, los farmacéuticos de hospital han colaborado en la creación de nuevos espacios para la hospitalización, incluyendo en este reto los espacios extrahospitalarios, como hospitales de campaña u hoteles medicalizados, habiendo sido capaces de garantizar la distribución de medicamentos, de modo que todos y cada uno de los pacientes han podido recibir la medicación que han precisado en el tiempo y forma más adecuados. Se han establecido botiquines, circuitos de dispensación de medicamentos individualizados, incluso para pacientes en traslado a esas ubicaciones extrahospitalarias.

Manejo de la logística

Cecilia Martínez Fernández-Llamazares, secretaria de la SEFH.
Cecilia Martínez Fernández-Llamazares, secretaria de la SEFH.

Para ello, han sido capaces de manejar la logística de la adquisición de fármacos en un entorno tremendamente complejo, haciendo auténticos malabares, adaptándose en cada momento a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y por los servicios regionales de salud para garantizar el suministro; tramitando paciente a paciente aquellos fármacos implicados en el tratamiento frente a la Covid-19, para garantizar que al día siguiente hubiese medicación suficiente para el tsunami de nuevos pacientes que iban requiriéndolo.

Y en este entorno, la farmacia hospitalaria, siempre reinventándose para dar lo mejor de sí, no sólo ha participado en la selección de tratamientos y definición de protocolos de abordaje terapéutico con los equipos especialmente formados para la atención a la Covid-19, sino que, un poco más allá de la primera línea del frente, ha puesto en marcha en tiempo récord protocolos de preparación segura y eficiente de solución hidroalcohólica desinfectante en los momentos en los que la demanda sobrepasaba la capacidad de producción industrial; o protocolos de preparación de mezclas estandarizadas de medicación para perfusión en las unidades de Críticos, garantizando las mejores condiciones de esterilidad, reduciendo, así, el tiempo que enfermería debía dedicar a una tarea especialmente dificultosa en estas circunstancias para su seguridad con equipos de protección individual  integrales.  

Atención al crónico

Mención aparte merece la rápida respuesta y adaptación de los farmacéuticos de hospital para la atención a aquellos pacientes con patologías crónicas que precisan tratamientos de uso hospitalario. Todos a una, se han puesto en marcha procedimientos para garantizar la atención farmacéutica mediante la realización de entrevistas por medios telefónicos, en aquellos centros que aún no tienen disponibles plataformas de atención telemática integrales, asociadas a la información y seguimiento farmacoterapéuticos no presenciales de los pacientes, obteniendo, además, su consentimiento informado para el envío de la medicación a su domicilio. Con ello, se ha garantizado a los pacientes la mejor atención para un tratamiento informado, efectivo y seguro, evitando que tuvieran que desplazarse hasta los centros hospitalarios y reduciendo en consecuencia posibles contagios en poblaciones especialmente vulnerables.

La farmacia hospitalaria, siempre reinventándose para dar lo mejor de sí

Este tiempo ha sido un reto también para la SEFH. Hemos estado en contacto permanente con la Aemps y con el Ministerio de Sanidad, difundiendo información, colaborando con la red de control de desabastecimientos con los hospitales centinelas, participando en la elaboración de documentos y asistiendo telemáticamente a cuantas reuniones hemos sido citados.

Labor informativa y asesoramiento

La SEFH ha intentado contribuir en la elaboración de documentos informativos para los socios con sus distintos grupos de trabajo, protocolos terapéuticos generales y recomendaciones para la organización y protección del personal que pudieran ayudar en su ingente labor. Hemos canalizado a través de un Fondo Solidario todas las donaciones recibidas por colaboradores de nuestra sociedad para dar respuesta a las necesidades que nuestros socios nos han trasladado relacionadas con la mejor gestión de la pandemia. Y por último, hemos querido que la SEFH diera un paso adelante como sociedad que quiere convertirse en referente en investigación de calidad, por lo que ya ha puesto en marcha dos grandes proyectos que se han presentado a la convocatoria de investigación del ISCIII, con la SEFH como promotor: el Registro Español de Resultados de la Farmacoterapia frente al Covid-19 (Refar-Covid-19) y el ensayo clínico Quinavid de evaluación de quimioprofilaxis con hidroxicloroquina en profesionales sanitarios.

En definitiva, un tiempo excepcional para una profesión que ha estado a la altura de las circunstancias.

La secretaria de la SEFH destaca en este artículo de opinión cómo el farmacéutico de hospital están respondiendo a las necesidades tanto de los pacientes como del sistema durante la actual crisis sanitaria. Off Cecilia Martínez Fernández-Llamazares, secretaria de la SEFH Farmacia Hospitalaria Off