El médico tiene que saber la medicación que toma el paciente

La jurisprudencia que existe sobre la exigencia del consentimiento informado, como se ha expuesto en otras ocasiones, puede resumirse en que la finalidad de la información es la de proporcionar a quien es titular del derecho a decidir los elementos adecuados para tomar la decisión que considere más conveniente a sus intereses. Es indispensable, y por ello ha de ser objetiva, veraz y completa, para la prestación de un consentimiento libre y voluntario, pues no concurren estos requisitos cuando se desconocen las complicaciones que pueden sobrevenir de la intervención médica que se autoriza. La información tiene distintos grados de exigencia, según se trate de actos médicos realizados con carácter curativo o de la medicina denominada satisfactiva.

La cuestión que se plantea es si es imputable al profesional la falta de información concreta sobre el riesgo de necrosis si la paciente está tomando un medicamento como el bisfosfonato. Partiendo del supuesto planteado, sin conocer si la paciente comunicó o es preguntada sobre la toma de dicho medicamento, recordemos, por otros supuestos, que asociar bisfosfonato e implante dental no puede ser pasado por alto. Cirujano y paciente deberán ser conscientes en todo momento del posible riesgo de osteonecrosis al someterse a cualquier tipo de cirugía.
Podemos analizar que la falta de información sobre un riesgo posible y relacionado con una circunstancia personal de la paciente, como es la toma de bisfosfonatos, es una actuación contraria a la lex artis en la medida en que el consentimiento es un presupuesto esencial de la lex artis.

Hubiese sido necesario médica y jurídicamente una prestación de información necesaria, obligatoria y previa al consentimiento, preguntando sobre posibles enfermedades y por la medicación que en su caso se estuviera tomando, realizando de esa forma una correcta anamnesis con los datos médicos necesarios.

The post El médico tiene que saber la medicación que toma el paciente appeared first on Diariomedico.com.