El NHS británico se mira en el espejo del Paime catalán

El progama de atención al médico enfermo del National Health Service (Practioner Health Programme), que este año celebra su décimo aniversario, se mira en el espejo del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIMM) del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) como una posible referencia de futuro. Ésa es al menos la impresión que Gustavo Tolchinsky, secretario del COMB, ha sacado de su intervención en la edición anual de la International Practitioner Health Summit 2018, que este año, bajo el título de The Wounded Healer, conmemoró el pasado fin de semana en Londres el aniversario del programa británico de asistencia.

La intervención de Tolchinsky en esta edición del Practitioner Health Summit se encuadra dentro de las actividades que el COMB y la Fundación Galatea, como gestora del PAIMM, llevan realizando desde principios de año para celebrar el vigésimo aniversario del plan de ayuda catalán, pionero en España.

La autorregulación, la estricta confidencialidad y la visión preeminentemente clínica del programa catalán son, según Tolchinsky, sus principales factores de atracción para un programa británico regido por una doble regulación: la del General Medical Council, pero también -y a diferencia del modelo catalán y los de las demás autonomías- por el NHS, como proveedor del servicio.

La autorregulación refuerza la confianza del médico y contribuye a que el acceso al PAIMM sea cada vez más temprano

“La autorregulación por parte de la comunidad médica y el abordaje clínico de los problemas son clave para inspirar confianza a los potenciales usuarios del PAIMM. Además, el programa británico tiene una perspectiva muy punitiva que provoca mucho rechazo en el profesional, por miedo a posibles sanciones, procesos disciplinarios o, incluso, el apartamiento del servicio”, afirma el secretario del COMB.

El abordaje clínico sobre el punitivo y la propia autorregulación contribuyen, además, a que la intervención del PAIMM sea cada vez más temprana: “Desde su puesta en marcha, la edad de acceso al programa se ha rebajado en diez años, y ese acceso temprano no sólo es la mejor muestra de la creciente confianza del médico, sino que también posibilita que el diagnóstico sea precoz, menos complejo y, sobre todo, con un nivel de riesgo casi inexistente para el paciente”, puntualiza Tolchinsky.

Amplia cobertura

Los responsables del NHS aprovecharon la jornada para anunciar que la cobertura del programa asistencial británico se extenderá a todo el Reino Unido (hasta ahora, se restringía a determinadas zonas del país), y ahí reside, según el secretario del COMB, otra de las grandes diferencias con el modelo catalán y español: “Los programas españoles no sólo dan cobertura a todos los médicos de la sanidad pública, ejerzan donde ejerzan, sino también, y con las mismas garantías, a todo profesional que esté colegiado“.

La integración del PAIMM en el European PHP Network, un punto de encuentro y debate entre proveedores de programas asistenciales, permitirá, según Tolchinsky, “un fructífero intercambio de experiencias y la puesta en común de ideas para tender hacia el modelo óptimo, en función de las necesidades y posibilidades de cada servicio”.

The post El NHS británico se mira en el espejo del Paime catalán appeared first on Diariomedico.com.