El reconocimiento de los pacientes es el premio más importante

La Medalla de Oro del Foro Europeo Cum Laude, entidad de caracter apolítico, aconfesional y sin ánimo de lucro, que preside el médico Alfredo Machín, se concede a presidentes de instituciones, profesionales liberales y personalidades de la sociedad civil que destacan por su profesionalidad, europeísmo, humanidad o por su capacidad de emprendimiento y liderazgo.

PREGUNTA. ¿Por qué ha destacado usted en concreto?

RESPUESTA. Quizás hayan tenido en cuenta mi trayectoria profesional como médico reumatólogo vocacional, donde lo más importante para mí ha sido acoger al paciente en su globalidad, una persona que sufre no solamente desde el punto de vista físico sino atendiendo a lo más profundo del ser. Pero si algo tuviera que destacar sería mi labor clínico-asistencial, habiendo realizado desde que terminé la especialidad alrededor de 85.000 actos médicos en pacientes con enfermedades reumáticas, atendiéndole siempre desde el punto de vista humano.

P. ¿Ha recibido otros premios en su carrera profesional?

R. Aparte del reconocimiento diario de los pacientes, que para mí es el premio más importante, he sido galardonado con el premio Doctoralia Awards 2017, como reumatólogo más valorado de España, gracias a las valoraciones por parte de mis pacientes y al apoyo de mis compañeros de profesión.

P. ¿Qué le aporta su especialidad en el día a día?

R. Es una de las posibilidades que me ofrece la vida para poder desarrollarme como persona a través de mi vocación. La oportunidad para ayudar desde mi especialidad a muchas personas que sufren de enfermedades reumáticas donde el dolor, el sufrimiento y la incomprensión de muchos es una constante.

“En febrero inicié el Aula de Información y Prevención Médica para atender peticiones de los pacientes”

P. Usted ha creado el Aula de Información y Prevención Médica. Cuénteme un poco más sobre esta iniciativa.

R. Esta iniciativa sin ánimo de lucro surgió el pasado mes de febrero, motivada por la necesidad de información real que demanda y necesita el enfermo, con la intención de mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedades reumáticas. He puesto en marcha un programa de Atención Global e Integral que combina la información, prevención y tratamiento. Se realizan talleres grupales formativos y presenciales, de acceso libre y gratuito, para establecer una interacción activa entre los pacientes y los diferentes profesionales sanitarios. Los talleres cuentan con plazas limitadas, aproximadamente veinte personas, y tienen difusión a través de nuestro canal de YouTube y otras redes sociales. No descarto abrir las miras a otros campos de la Medicina.

P. ¿Qué opinan sus pacientes de esta iniciativa?

R. Los pacientes han valorado mucho un proyecto que contempla la posibilidad de informarles acerca de temas que les preocupan sobre su enfermedad, como la prevención, las causas, el diagnóstico precoz y el tratamiento. Durante las consultas, desgraciadamente, contamos con poco tiempo para explicar al paciente todo lo que debe saber sobre su enfermedad y, sin duda, es una oportunidad que se les presenta para subsanar esta carencia. Me gusta siempre recordar que una buena información del paciente es parte de la asistencia global, y del mismo modo elimina la ansiedad y el temor que cualquier persona presenta ante lo desconocido.

P. ¿Se considera un reumatólogo adaptado a las nuevas tecnologías?

R. Sí, soy un reumatólogo que me he sabido integrar y sumergir en este maremoto que nos arrastra. He creado mi página web, donde a través de mi blog intento dar información lo más actualizada posible. Del mismo modo, no podría faltar mi página en Facebook y cuenta en Twitter. Creo que hay que hacer un esfuerzo constante para estar informado de lo último sobre la especialidad, y al mismo tiempo, ofrecer la posibilidad al paciente de acceder a ella.

“Una buena información forma parte de la asistencia global, calma la ansiedad y el temor a lo desconocido”

P. Usted defiende que es importante ofrecer una información real y contrastada. ¿Qué puede hacer el médico en este sentido?

R. Lo primero que el médico debe hacer es formarse bien. Hoy en día contamos con muchas posibilidades para nuestra formación, desde los congresos, simposios y sesiones clínicas hasta las grandes bases de datos en internet que nos permiten conseguir cualquier tipo de artículo o revisiones científicas. Lo segundo es comunicar al paciente una información real y luchar contra la información errónea que nos ofrece la red.

P. ¿Piensa que los médicos están preparados para un paciente hiperinformado en consulta?

R. En ningún caso creo que un médico bien formado no pueda atender la demanda informativa por parte del paciente. No se trata de impartir una clase de Medicina, sino de explicar de una forma llana en qué consiste su enfermedad, cómo podría prevenir su progresión, qué alternativas terapéuticas les ofrecemos y conocer sus efectos adversos para ante la mínima alerta consultar a su médico.

P. ¿Qué les aconsejaría desde su experiencia a sus compañeros de profesión?

R. Actualmente, España cuenta con un colectivo médico magníficamente formado, tanto en el plano académico como humano. Les animo a que nunca pierdan de vista que somos médicos por y para los pacientes, que no se rindan ante las dificultades que en muchas ocasiones nos encontramos, sobre todo del propio sistema sanitario que, si bien es bueno, tenemos la obligación de contribuir a su mejora.

The post El reconocimiento de los pacientes es el premio más importante appeared first on Diariomedico.com.