El Sergas no consigue aplacar la crisis de atención primaria

La dimisión en diciembre de prácticamente todos los jefes de servicio de los centros de salud del área viguesa supuso un antes y un después en la atención primaria de Galicia. Aunque las denuncias profesionales sobre la situación del primer nivel asistencial se remontan a varios años atrás y son extensibles a todo el país, lo cierto es que la renuncia masiva de Vigo fue una medida extrema que tuvo una amplia difusión mediática y captó la atención de toda la sociedad gallega. Los profesionales responsables del funcionamiento de los centros de salud con una larga trayectoria y veteranos en la defensa de la primaria daban la razón con su rebelión a las críticas que venían haciendo colegios médicos, sociedades científicas y sindicatos.

Consecuencia de todo ello, el Servicio Gallego de Salud (Sergas) promovió la implementación de un nuevo contrato de continuidad para médicos de Familia y pediatras, y formó varios grupos de trabajo para diseñar lo que denominó como “un nuevo modelo de atención primaria”. Pero ni esta nueva modalidad contractual ni las 175 actuaciones incluidas en el documento de reordenación de primaria convencen a los profesionales. Tampoco la manera elegida por la consejería para buscar consensos. El Sergas no consigue aplacar la crisis.

El miércoles, el consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, cosechó el segundo plantón en una semana. Los jefes de servicio dimisionarios querían abordar la falta de avances en el plan de choque acordado para Vigo hace mes y medio. Sin embargo, la presencia de la gerencia del área viguesa provocó que los jefes abandonaran la mesa de negociación. “No queremos ninguna relación con la gerencia. Nunca atendió nuestras demandas, es inoperante”, razonaron. El responsable de la sanidad gallega, por su parte, defendió la presencia de los mandos de Vigo: “La gestión de la gerencia es fundamental para poner en marcha determinadas acciones”.

La presencia de la gerencia viguesa, “con la que no queremos relación”, motivó el plantón de los jefes de servicio al consejero

Las acciones de carácter general tampoco satisfacen a los jefes, como ocurre con los colegios y las sociedades científicas, que fueron contundentes en su rechazo. El presupuesto de algo más de 17 millones de euros para el plan de necesidades, que según, el consejero, triplica la inversión, no es suficiente; siguen exigiendo que primaria tenga un presupuesto cerrado que, al menos, llegue al 20% del gasto sanitario (actualmente y, según sus datos, en Galicia supone el 13% del total, y en Vigo el 11,79%). Asimismo, recuerdan que el nuevo contrato está siendo rechazado por los médicos sustitutos y aseguran que la interrelación con atención hospitalaria sigue igual: “La única medida con consistencia es la OPE” (254 plazas de médicos de Familia y 93 pediatras).

Es el segundo plantón en estos días, ya que los representantes de los colegios y las sociedades de primaria tampoco asistieron a la reunión del pasado martes, porque no estuvieron conformes con el formato, debido a la participación de miembros de los grupos de trabajo. No obstante, Vázquez Almuiña insiste en que el documento no está cerrado y en mantener abierto el diálogo en aras al mayor consenso posible. De hecho, los colegios serán llamados de nuevo.

CESM vuelve a exigir la generalización del específico

CESM Galicia ha solicitado a la consejería que inicie una negociación para alcanzar un acuerdo sobre la generalización del complemento específico, que en Galicia no cobran el 20% de los facultativos del Sergas (más de 1.400). Según CESM, es un problema resuelto en todas las comunidades, salvo Asturias y Galicia. El vicepresidente de CESM Galicia, Emilio Armada, ha recordado que la generalización del específco fue un compromiso electoral adquirido en 2009 por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

The post El Sergas no consigue aplacar la crisis de atención primaria appeared first on Diariomedico.com.