El tamaño no es indicativo de cirugía en aneurisma de la arteria pulmonar

El equipo de Cardiopatías Congénitas del Adulto del Hospital Universitario Virgen del Rocío, de Sevilla, es el protagonista del editorial del International Journal of Cardiology  en el que se analiza un estudio observacional de corte longitudinal de una cohorte de 1.587 pacientes diagnosticados de cardiopatías congénitas de diversos grados de complejidad, en el que se analiza la prevalencia de dilatación aneurismática de la arteria pulmonar en la población global, se evalúan qué lesiones se relacionan más frecuentemente con el desarrollo de aneurismas pulmonares y qué lesiones hemodinámicas son las más frecuentes.

Finalmente, se evalúan la frecuencia y el tipo de complicaciones en el seguimiento a cinco años de los pacientes que tienen aneurismas de la arteria pulmonar y qué factores de riesgo se relacionan con la aparición de estas complicaciones. 

Cribado meticuloso

Los profesionales se basaron en un método de diagnóstico muy simple, como es la radiografía de tórax, con la que realizaron un cribado meticuloso de los todos pacientes que se siguen en la unidad para identificar aquellos casos que tienen una dilatación  de la arteria pulmonar. Una vez que se observa una dilatación de la arteria pulmonar, se confirma mediante TAC o Resonancia Magnética, para también medir el tamaño de la arteria.

“Se diagnostica aneurisma cuando la dimensión de la arteria alcanza 40 mm”, matiza a DM Pastora Gallego, coordinadora de dicha Unidad en el hospital.  En la primera revisión después del diagnóstico, se analizan retrospectivamente los datos clínicos, hemodinámicos y ecocardiográficos de los pacientes, así como la evolución y las complicaciones letales y no letales que presentan. “Se comparan variables hemodinámicas (magnitud de los cortocircuitos, presión arterial pulmonar) y las lesiones residuales (insuficiencia de la válvula pulmonar, estenosis valvular pulmonar) de los pacientes con y sin complicaciones para identificar predictores de riesgo”, ha afirmado. 

Más estudios observacionales

La dilatación de la arteria pulmonar es muy frecuente en los pacientes con cardiopatías congénitas, sobre todo los pacientes con estenosis pulmonar, cortocircuitos y tetralogía de Fallot. Las complicaciones asociadas a estos aneurismas son muy raras y no se relacionan con el tamaño del aneurisma, sino que ocurren fundamentalmente en aquellos pacientes que tienen hipertensión pulmonar.

“Aunque los ensayos clínicos son el gold standard de la medicina basada en la evidencia, hay muchas preguntas en cardiopatías congénitas que no son abordables mediante estudios randomizados”, explica Gallego. Las cardiopatías congénitas son malformaciones raras, de evolución larga, y solo los estudios observacionales pueden ofrecer información sobre factores de riesgo de eventos adversos y, por lo tanto, permiten tomar decisiones clínicas de una manera más racional para los pacientes.

“Esto es lo que ofrece nuestro trabajo que, además, debe animar a nuestro grupo y a otros muchos a continuar con estudios observacionales y registros multicéntricos que mejoren nuestro conocimiento sobre la evolución a largo plazo de los adultos con cardiopatías congénitas y mejoren, por tanto, el manejo clínico de esta especial población de pacientes”, ha asegurado. 

Evaluar la cirugía

Gracias a este estudio, que aporta evidencia científica basada en observaciones clínicas, “podemos definitivamente descartar la indicación de cirugía del aneurisma de la arteria pulmonar basada en el tamaño del aneurisma”. Según Pastora Gallego, se trataba de una cirugía profiláctica con el objetivo de evitar disección o rotura y muerte súbita. Estas cirugías conllevan un riesgo alto para el paciente y no garantizan un beneficio claro. Además, en muchos casos, requiere asociar una sustitución de la válvula por una prótesis. Por eso se expone a los pacientes a los riesgos asociados a las prótesis valvulares (infecciones, anticoagulación, entre otros). 

El siguiente paso es confirmar los resultados en estudios prospectivos e identificar un punto de corte en el valor de la presión pulmonar y el tamaño de la arteria pulmonar que identifique pacientes de muy alto riesgo en los que indicar la cirugía y definir protocolos de seguimiento con técnica de imagen de los restantes pacientes.

 

The post El tamaño no es indicativo de cirugía en aneurisma de la arteria pulmonar appeared first on Diariomedico.com.