El traslado de pacientes Covid entre hospitales no es todo lo seguro que debiera

Profesión
franciscogoiri
Semicyuc y Semes detectan varias fallas en el proceso
El traslado interhospitalario de pacientes Covid necesita mejoras en puntos clave.
El traslado interhospitalario de pacientes Covid necesita mejoras en puntos clave.

La ingente presión que soportan estos días las unidades de cuidados intensivos de los hospitales españoles exige ampliar la capacidad de estas UCI, pero también obliga a una redistribución de pacientes entre hospitales y comunidades. En este contexto, la pregunta es casi inevitable: ¿Está preparado el sistema sanitario para trasladar a pacientes Covid entre hospitales con todas las garantías de seguridad necesarias? Respuesta: Sí, pero... hay fallas

Y no responde cualquiera, sino Semicyuc y Semes, las sociedades científicas que representan a intensivistas y urgenciólogos, dos de los colectivos más implicados en la lucha contra la pandemia. El documento que han consensuado ambas sociedades detecta esas fallas en dos puntos clave del traslado: el cambio del respirador del paciente del hospital a la ambulancia que lo traslada, y algo tan elemental como moverle de la cama a la camilla del vehículo.

El cambio de respirador debería hacerse en menos de 30 segundos

El cambio de respirador debería ser realizado por, al menos, dos profesionales cualificados, tras un minucioso entrenamiento previo y en un tiempo máximo de 30 segundos, desde que se desconecta al enfermo de su respirador hospitalario hasta que se le reconecta al de la ambulancia. Hasta aquí, la teoría; en la ejecución práctica de este paso vital es donde Semicyuc y Semes detectan el primer punto débil del proceso.

El documento recuerda, además, que la mecánica y posibilidades de programación de los respiradores de transporte suelen ser diferentes de las de los equipos hospitalarios: "Incluso intentando programar los mismos parámetros, la ventilación puede ser diferente y el paciente se puede deteriorar".

Imagen de una ambulancia plastificada para pacientes CovidEl transfer del paciente entre la cama del hospital y la camilla que lo llevará a la ambulancia es otro eslabón débil de la cadena. Si esta operación exige un cuidadoso protocolo en cualquier circunstancia, éste debería redoblarse para los pacientes con coronavirus..., pero fallan algunos puntos esenciales.

Semicyuc y Semes recuerdan que el manejo de la camilla -y de la bancada de la ambulancia- debería ser realizado por un técnico sanitario con equipo de protección (EPI) de bajo riesgo (cosa que no siempre sucede), y que antes de depositar al paciente en la camilla, debería ponerse sobre ella una sábana limpia que abarque toda su superficie y al propio enfermo, incluida la cabeza.

Además, desde la salida de la UCI hasta la llegada a la ambulancia, la camilla circula por un "circuito sucio" y probablemente contaminado (ascensores del hospital, habitaciones, pasillos...), lo que exigiría que las propias ruedas de la camilla, las superficies y el calzado de los profesionales "fueran rociados con lejía o con un pulverizador de agua y lejía".

Es fundamental, además, que cuando se deposite al paciente en la camilla, los profesionales presten la "máxima atención a la conexión del tubo orotraqueal-filtro"; esta precaución debería redoblarse, si cabe, cuando se transfiera al enfermo de la camilla a la cama del hospital de llegada, porque en este paso concreto se han detectado "múltiples incidencias".

Además de los fallos descubiertos en el proceso, intensivistas y urgenciólogos recuerdan que el traslado interhospitalario de pacientes infectados exige vehículos específicos, que "suelen estar completamente plastificados para una limpieza más rápida". En caso de no disponer de estos vehículos, una opción es "plastificar con bolsas de basura y cinta americana las zonas de difícil limpieza del vehículo (área de mochilas asistenciales)".

Las sociedades médicas añaden que la prioridad de los traslados vendrá determinada por la sobrecarga de pacientes en el hospital emisor, la propia urgencia del traslado y las características del paciente. En el caso de los enfermos de "alta complejidad", el traslado debe ser realizado siempre por un intensivista, una enfermera experta y un técnico sanitario.

Intensivistas y 'urgenciólogos' detectan varias fallas en el protocolo de traslado de pacientes Covid entre hospitales. El cambio de respiradores no se hace con todas las precauciones exigibles. coronavirus Off Francisco Goiri. Madrid Profesión Profesión Profesión Off