El tren de la simulación clínica

Desde que el Hospital Virtual Valdecilla, centro pionero en simulación clínica en Europa, vinculado al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, abrió sus puertas (2009) para la formación y entrenamiento de profesionales sanitarios y la mejora de la seguridad del paciente, este sistema se ha ido extendiendo como una mancha de aceite por la geografía nacional.

La iniciativa de este centro, hoy una referencia internacional que incluso cuenta con la colaboración del Center for Medical Simulation y Harvard-MIT Division of Health Sciences and Technology de Boston, en Estados Unidos, fue seguida por otros como el Hospital Fundación Alcorcón (2015) que, tal y como informamos en esta edición, ya está obteniendo rendimientos económicos con ello. También disponen de recursos de simulación clínica otros hospitales universitarios nacionales como la Clínica Universidad de Navarra o el Clínic de Barcelona. E incluso hay centros monográficos como Iavante de la Junta de Andalucía o el Centro Internacional de Simulación y Alto Rendimiento Clínico de la Universidad de Vic-Universidad Central de Cataluña. Y la Sociedad Española de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente (SESSEP) está promoviendo este tipo de formación en todas sus modalidades.

Es decir, crecemos en recursos específicos y en experiencias y, por tanto, en innovación y en evaluación de la formación con simulación clínica, pero nos falta creérnoslo y apostar por ello como país. El Sistema Nacional de Salud tiene prestigio internacional, principalmente por su calidad clínica, y de la mano de las nuevas tecnologías y herramientas de formación en base a la simulación puede llegar a ser un destino de referencia mundial para profesionales de la salud (grado, postgrado y atención continuada). Es cierto que hay que acabar de dilucidar asuntos de peso como si la formación simulada es mejor integrada en grandes hospitales, en facultades o en centros externos, pero ya estamos tardando en invertir en ella, acreditarla, internacionalizarla y buscar retorno económico de manera planificada y coordinada. Que no se nos pase este tren como el del turismo sanitario: ¿por qué España con una sanidad pública y privada de prestigio y segunda potencia turística mundial ocupa el quinto puesto en el ranking de países europeos con más turismo médico y el décimoquinto del mundo?

The post El tren de la simulación clínica appeared first on Diariomedico.com.