Emergencias: entre el trabajo en equipo y el celo competencial

La atención de emergencias fuera de los centros hospitalarios requiere del trabajo en equipo de varios profesionales. Médicos, enfermeros y técnicos de emergencias sanitarias (TES) deben dar respuesta en el menor tiempo posible a estas urgencias, sabiendo que de ello depende en muchas ocasiones la vida del paciente. Para que esto se pueda hacer de la mejora manera posible, es necesario tener muy claro cuáles son las competencias de unos y otros, según se ha puesto de manifiesto en un mesa celebrada hoy en el marco del XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), que se está celebrando en Girona. El título de la mesa –¿Pinchas tú o pincho yo?– denota claramente las muchas dudas existentes en materia de competencia.

Jorge Morales, jefe territorial de Barcelona Ciudad del Servicio de Emergencias Médica de Cataluña, comenzó explicando las características del modelo de emergencias de Europa y, por extensión, de España, contraponiéndolo al modelo de Estados Unidos. “En los años 70, el principal problema que había eran los accidentes de tráfico y la mortalidad que se producía en ellos. Esto fue lo que acabó generando la necesidad de profesionalizar a los voluntarios que había entonces. Pero hoy en día hay otros retos como es el envejecimiento de la población, que supone otras necesidades”. Según él, las diferentes concepciones del sistema sanitario han motivado que los dos modelos de emergencias hayan acabado divergiendo. “En los 90, en Estados Unidos, empiezan a suprimir algunos servicios extrahospitalarios; ellos tienen un modelo basado en que la ganancia económica se obtiene cuando el paciente es tratado en el centro, y por eso se centran en hacer lo mínimo para llevarlos al hospital, que es donde se factura, mientras que en Europa se plantea un modelo más homogéneo e igualitario”, ha argumentado Morales.

El déficit de profesionales que afecta a todos los servicios de emergencias “repercute en una mala asistencia”

Sin embargo, tanto unos como otros se enfrentan con un grave reto: la falta de profesionales sanitarios, que no se limita a los médicos. “Este déficit repercute en una mala asistencia y eso acaba generando problemas para los pacientes. En algunos países, como los nórdicos, ya llevan desde los años 60 trabajando en intentar llevar las profesiones un poco más allá de aquello para lo que fueron pensadas, y los técnicos de emergencias no son una excepción”.

Competencia entre enfermeros y TES

Los enfermeros ven con recelo cómo los TES han irrumpido en los últimos años, sobre todo a partir del Real Decreto 1397/2007, que crea el título de TES y fija las competencias. “Uno de los problemas que hay es que en España existen 17 modelos sanitarios diferentes, y hasta ahora, a excepción de Madrid y Baleares, está muy poco trabajada la regulación de las competencias. Sería necesario crear una regulación estatal que sirva de marco”, según Óscar Estraviz, director de Enfermería del 061 de Galicia.

Según él, es posible desarrollar más el papel de los enfermeros en el ámbito de las emergencias sin necesidad de asumir funciones del médico, y dejando un espacio para el desarrollo de los TES. Estraviz estima, además, que en el día a día las cosas funcionan de forma más fluida: “Lo ideal sería tener unas funciones claras para cada uno, porque lo que nos interesa es que el paciente salga adelante lo más rápido posible. Si todos tenemos una función propia, será más fuerte la cadena, y lo que importa en verdad es la fuerza del equipo”.

Jonathan Sáez, TES en Madrid, cree que el decreto de 2007 supuso un cambio drástico y trascendental en su profesión. “Se ha pasado de unos cursos que, en el mejor de los casos, alcanzaban las 200 horas, a tener una formación reglada de 2.000 horas, lo que nos permite tener unos profesionales mucho mejor preparados”. Aun así, Sáez también ha alertado de que algunos colegas buscaron en su día “atajos” para conseguir esa titulación, atajos que se tradujeron en carencias formativas que generaron “una pérdida de credibilidad y de rigor, una desconfianza de otras profesiones y una incapacidad de asumir competencias. También hemos de ser capaces de hacer autocrítica y asumir la responsabilidad”.

 

The post Emergencias: entre el trabajo en equipo y el celo competencial appeared first on Diariomedico.com.