En 2018 se produjeron 1,7 millones de nuevas infecciones por VIH

Se estima que en 2018 la infección por VIH afectaba a 37,9 millones de personas; 23,3 millones tenían acceso a la terapia antirretroviral y 1,7 millones de personas contrajeron la infección, según el útimo informe del Programa de Naciones Unidas sobre Sida (Onusida), titulado Communities at the center, se ha presentado en Eshowe, KwaZulu Natal, en Sudáfrica.

Según la organización, el documento refleja una imagen muy desigual en la que algunos países están obteniendo grandes mejoras en el abordaje del VIH mientras que en otros han aumentado tanto el número de infecciones como las muertes relacionadas.

“Necesitamos de forma urgente un liderazgo político para acabar con el VIH. Algo que debe comenzar con una inversión adecuada e inteligente siempre fijándonos dónde radica el éxito de ciertos países. Acabar con el sida es posible si nos centramos en los pacientes y no en la patología, si creamos mapas de ruta para atender a los pacientes y las localizaciones que están desatendidas y ponemos en marcha un enfoque basado en los derechos humanos para alcanzar a la población más afectada por el VIH”, ha afirmado Gunilla Carlsson, directora ejecutiva de Onusida.

Onusida insta a los donantes internacionales a continuar invirtiendo en el abordaje del VIH -tras la reducción de mil millones de dólares en los recursos globales para la lucha contra la infección- inyectando en el Fondo Global para la lucha contra el VIH, la Tuberculosis y la Malaria en su recaudación de octubre y en otras entidades por lo menos 14 mil millones de dólares.

Hacia el objetivo 90-90-90 en VIH

Según el documento, pese a que las nuevas infecciones alcanzan los 1,7 millones de personas, esta cifra supone una reducción del 16 por ciento desde 2010, algo que achacan a los esuerzos sostenidos realizados en la mayoría de países del éste y el sur de África. De hecho, Onusida pone como ejemplo a Sudáfrica, que ha reducido el número de nuevas infecciones más del 40 por ciento y las muertes en cerca del 40 por ciento, y donde un proyecto comunitario en Eshowe, KwaZulu Natal, ha alcanzado y superado con un amplio margen los objetivos marcados por Onusida de 90-90-90.

Una cuidadora de la comunidad entrega el tratamiento antirretroviral a una paciente en Sunnydale, Eshowe, KwaZulu-Natal, dentro del programa comunitario de Médicos Sin Fronteras

Aunque se continúa progresando en la consecución de los objetivos de 90-90-90, las cifras varían en función de la región y el país. Por ejemplo, según Onusida, en Europa del Este y Asia Central, el 72 por ciento de los pacientes infectados conocían su estatus seropositivo en 2018, pero sólo el 53 por ciento tenían acceso al tratamiento.

Asimismo, los fallecimientos asociados al VIH se mantienen en descenso en paralelo a las mejoras en el acceso al tratamiento. El documento establece que desde 2010, las muertes se han reducido un 33 por ciento, con una cifra estimada de 770.000 en 2018. No obstante, frente a esta cifra Médicos Sin Fronteras (MSF) ha querido llamar la atención sobre el hecho de que el descenso del número anual de muertes relacionadas con el sida se ha estancado desde 2014.

 

 

 

The post En 2018 se produjeron 1,7 millones de nuevas infecciones por VIH appeared first on Diariomedico.com.