En el cáncer de mama, sin investigación no hay avance

Cáncer de mama: diagnóstico imprevisto para una de cada nueve españolas; 26.000 mujeres al año reciben esta noticia, nunca esperada y mucho menos bienvenida. Un problema sanitario y social de primer orden que requiere un trabajo integral entre sus más cercanos protagonistas: pacientes, familias, médicos, psicólogos, investigadores… Todos son parte fundamental en el tratamiento de esta enfermedad que, a pesar de registrar una de las mayores tasas de supervivencia tumoral, todavía se enfrenta a retos evidentes.

“En cáncer de mama, los diagnósticos y tratamientos están bien estipulados. Los retos actuales se dirigen hacia la investigación, tanto básica como clínica. Consolidarla es una responsabilidad social en la que todos, sin excepción, estamos involucrados y tenemos que colaborar. Desde el punto de vista social, además de la asistencia psicológica, es destacable el reto laboral y el familiar, ya que generalmente las afectadas son mujeres de mediana edad que tienen a su cargo hijos, nietos o sobrinos y con escasa o nula ayuda social. Sin embargo, la investigación necesita un impulso porque de ella se deriva el aumento y la mejora de la supervivencia de nuestras pacientes. Actualmente se sitúa en más del 85 por ciento, pero un 15 por ciento de los 26.000 nuevos diagnósticos anuales se siguen quedando en el camino. Siguen siendo muchas mujeres y sin investigación no hay avance”, subraya Noelia Martínez Jañez, oncóloga médica del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid, y miembro de la Junta Directiva del grupo cooperativo de investigación en cáncer de mama Geicam.

Eva Ciruelos
Oncóloga médica del Hospital 12 de Octubre y HM Hospitales, de Madrid.
“Sociedad, empresas públicas y privadas y los políticos deben dedicar más recursos en investigación global, que es el 1,9 por ciento del PIB ”

Dudas a pie de consulta

La profesional ha participado, junto a la oncóloga Eva Ciruelos, coordinadora de la Unidad de Cáncer de Mama de los hospitales 12 de Octubre y HM Hospitales, ambos en Madrid, y presidenta del grupo cooperativo de investigación en cáncer de mama SOLTI; Fátima Casado, psicooncóloga de la Unidad de Patología de la Mama de la Fundación Tejerina y en Quálita Psicología, en Madrid; y Eduvigis Romero, ex paciente de cáncer de mama y miembro de la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma), en el Observatorio sobre cáncer de mama y cáncer de mama metastásico desarrollado con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama que se celebra el próximo 19 de octubre. Organizado por Diario Médico y Yo Dona, este foro ha contado con la colaboración de la compañía Novartis Oncology.

Afectación global

Eva Ciruelos comparte opinión con Noelia Martínez e indica que, como especialista en el tratamiento del cáncer de mama y representante de un grupo cooperativo, lanza la misma petición: investigar más y mayores posibilidades para realizar investigación académica. Si los trabajos que llevan a cabo las farmacéuticas son importantes para el desarrollo de moléculas innovadoras, no lo son menos los estudios derivados de preguntas que surgen a pie de consulta oncológica. “Por qué a este paciente le ocurre esto y a este otro no, por ejemplo, son preguntas que están presentes en la clínica diaria y, a veces, no se pueden resolver porque no tenemos forma de vehiculizar esa pregunta con el diseño de un estudio clínico y con una financiación que apoye ese tipo de investigación más académica y más centrada en el paciente. Una petición para este año es que se conciencie más a la población y a fundaciones públicas y privadas y, desde luego, a los políticos a invertir, a romper la lanza a favor de la investigación. Actualmente se destina un 1,9 del PIB a investigación global, una cifra ridícula en comparación con la de otros países”.

Eva Ciruelos y Fátima Castaño

Eva Ciruelos, oncóloga del Hospital 12 de Octubre, y Fátima Castaño, psiconcóloga de la Fundación Tejerina y Quálita, en Madrid.

Las buenas cifras de supervivencia en España, incluso ligeramente superiores a las de la media europea, reflejan el buen trabajo que desarrollan los profesionales de la sanidad española. Pero, ¿qué ocurre más allá del estricto ámbito terapéutico? Fátima Castaño, psicooncóloga de la Unidad de Patología de la Mama en la Fundación Tejerina y en Quálita Psicología, ambos en Madrid, señala que la vivencia del cáncer de mama es muy diversa, dependiendo del tipo de diagnóstico y de las situaciones familiar, laboral y social. “El cáncer en general, y el de mama en particular, no es sólo un diagnóstico único dirigido a las pacientes. La enfermedad convive con la familia, las parejas, en múltiples circunstancias y, a veces, a largo plazo. Surgen necesidades que hay que cubrir para vivir mucho y con calidad. A pesar de los magníficos resultados, las mujeres conviven con el miedo: miedo a recaer, a los cambios de tratamiento, a las repercusiones sociales y a la reincorporación laboral, aspectos que no siempre se tienen en cuenta. Hay que reforzar las esferas social, laboral y emocional”.

Noelia Martínez
Oncóloga médica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.
“En fase metastásica, la primera opción, siempre individualizada, sería un ensayo clínico. La terapia convencional siempre estará disponible”

“Sí. Nos curáis a la mayoría”, subraya Eduvigis Romero, quien ha superado un cáncer de mama, pero que no olvida los cientos de obstáculos que fue encontrando por el camino. “El médico te habla del tratamiento que te tienes que administrar, pero por mucho que quiera, no tiene tiempo para hablarte de la sexualidad, de cómo actuar antes los hijos… Nos encontramos perdidas. Las asociaciones de pacientes deben ser un complemento de la radio y de la quimio. Hablar de lo que necesitas, prestar ayuda es lo que se intenta trabajar en las asociaciones. Y hablar del cáncer, que sigue siendo un estigma, a veces hasta se oculta, no se dice. Siempre digo que cuando te acostumbras a decir ‘tengo cáncer’ es cuando te vas curando”.

El diagnóstico precoz sigue siendo una de las piedras angulares en el abordaje integral del cáncer de mama. De los 26.000 nuevos casos que se detectan anualmente, más de un 85 por ciento se diagnostica en una situación precoz -aunque alrededor de un 30 por ciento puede tener una recaída a lo largo de su vida-, y entre un 6 y 10 por ciento debuta como enfermedad metastásica, datos que, según Cieruelos, hablan muy bien de la buena adherencia al cribado, del nivel cultural de la población y del funcionamiento de los hospitales. “No creo que esa cifra se pueda rebajar más”, señala, a la vez que coincide con Martínez Jañez al indicar que la incidencia del cáncer de mama aumenta, pero es lineal; la detección precoz es elevada y parece que la detección en fase metastásica ha disminuido. “No cabe duda de que la supervivencia global ha aumentado por las mamografías pero, en los últimos quince años, la incorporación de nuevos tratamientos ha sido el factor más decisivo en este aumento”.

Fátima Castaño
Psiconcóloga de la Fundación Tejerina y Quálita Psicología de Madrid.
“A pesar de los magníficos resultados de supervivencia, la mujer vive con miedo. Es necesario reforzar las esferas emocional, social y laboral”

Las terapias innovadoras a las que aluden las oncólogas, y cuyo objetivo final y futuro es la completa personalización, se centran en modernas inmunoterapias, en fármacos dirigidos a alteraciones concretas, sin olvidar las herramientas tecnológicas como la secuenciación masiva de genes, imprescindible para conocer mutaciones en el cáncer de mama y poder convertirlas en dianas de tratamiento. “Estamos yendo de más a menos gracias a la información de los perfiles genómicos”, explica Martínez Jañez. Según Ciruelos, “las tasas de curación son muy buenas. Pero sigue habiendo retos como la heterogeneidad, que es muy elevada: pacientes con características personales y biológicas muy diferentes. SOLTI, por ejemplo, ha empezado a administrar terapia contra HER2 a mujeres HER2 negativas. Llama mucho la atención, pero abre la puerta a una nueva clasificación que puede homogeneizar grupos más pequeños. Una pequeña división dentro de una división reúne el número suficiente de pacientes como para que las farmacéuticas vean oportunidades, se involucren y nos den muchas alegrías”.

Ensayos de elevada calidad

Eduvigis Romero
Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma)
“En el momento del diagnóstico, las mujeres suelen estar perdidas. Las asociaciones deben ser un complemento a la radioterapia y a la quimioterapia”

Un escenario diferente, el cáncer de mama metastásico, también se beneficia de las diferentes opciones terapéuticas que, cada vez más, prolongan la supervivencia y que hacen que el concepto de cronicidad salte a la palestra, “se entienda y se normalice”, señala Castaño. Además, incide Ciruelos, “no hay que poner barreras entre enfermedad precoz o avanzada, ya que, “aun cuando se debuta con metástasis, hay conciencia de que la supervivencia es buena y les ofrecemos terapias adecuadas”. El tratamiento es siempre individual, pero considero que “la primera opción en enfermedad avanzada es un ensayo clínico, porque la terapia convencional siempre está ahí”, subraya Martínez Jañez

La información y concienciación de los profesionales sobre ensayos clínicos es esencial “para que el oncólogo redirija a su paciente a lo que considera mejor para ella. De forma individual, los oncólogos lo hacemos constantemente”, afirma Ciruelos. Además del registro sobre ensayos clínicos del Ministerio de Sanidad, Geicam, por ejemplo, ofrece información de ensayos activos en reclutación según los subtipos tumorales y que pueden compartir y debatir con sus oncólogos para acotar las posibilidades reales de participación. “Disponer de una plataforma donde se puedan encontrar todos los recursos y ensayos clínicos es una reivindicación histórica”, subraya Castaño.

Biopsia líquida: gran información no invasiva

Eva López, directora médica de Novartis Oncology, no duda al afirmar que “el nivel de la oncología española es altísimo. El trabajo de los grupos cooperativos, de los psicólogos y del resto de profesionales implicados en el cáncer se pone de manifiesto en todos los congresos internacionales, con especial relevancia en cáncer de mama. La industria farmacéutica española por su parte tiene una gran capacidad para captar y desarrollar ensayos de elevada calidad; es una muy buena noticia para nuestras pacientes”.

Observar qué está ocurriendo en cada una de las fases tumorales, predecir la recaída y saber dónde se ha producido es una de las perspectivas futuras en oncología, más aún cuando el estudio no es invasivo, pues se realiza en sangre periférica y, por tanto, amplía las posibilidades de estudios repetidos. Es lo que ofrece la biopsia líquida (BL). “Es el futuro, aunque está en fase de investigación”, considera Noelia Martínez Jañez, quien matiza que se necesitan análisis que lo refrenden porque “es muy probable que en la BL aparezca una mutación que en el tumor original no se observa”.
Para que la BL se aposente en mama, Eva Ciruelos señala que, sobre todo, son precisos estudios prospectivos.

Actualmente, y según la oncóloga, la concordancia de datos cuando se compara sangre y tumor es de un 85 por ciento, lo que puede orientar al profesional. El problema es que “estos estudios se han diseñado para pacientes cuyas mutaciones se determinaban para el tumor y el objetivo de la sangre era secundario. Hasta que el objetivo primario sea determinar si las mutaciones en BL funcionan como factor predictivo de respuesta a determinados fármacos será difícil avanzar y conseguir una aprobación de un test diagnóstico”.

Su valor, no obstante, es incalculable, ya que, según Martínez Jañez, además de analizar el ADN circulante tumoral, se pueden medir células enteras (las CTC), que médicamente “nos pueden indicar incluso qué paciente va a recaer, o los exosomas, literalmente trozos de tumor, que pueden estar circulando y pueden ofrecer mucha información de recaída y del lugar de recaída, para poner, en el caso indicado, una terapia dirigida en función de las variaciones moleculares que se van produciendo a lo largo de la enfermedad”.

The post En el cáncer de mama, sin investigación no hay avance appeared first on Diariomedico.com.