«Es díficil hacer buenos paliativos y medicina, en general, sin midazolam»

Política y Normativa
soledadvalle
Covid-19
pastillas comprimidas
Todavía no ha tratamiento específico por Covid-19.

"El incremento de la demanda de los medicamentos utilizados en unidades de cuidados intensivos está provocando problemas de disponibilidad en tratamiento combinado de opiáceos y benzodiacepinas/neurolépticos para pacientes terminales". La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) reconocía así la rotura de stock de medicamentos utilizados de manera habitual para la sedación, en una nota informativa, con fecha del martes, donde da alternativas terapéuticas.

Javier Rocafort, director médico de la Fundación Vía Norte-Laguna.

"Particularmente, lo que tenemos en falta es midazolam, que es la primera opción de sedación que utlizamos en cuidados paliativos. Es la benzodiazepina que mejor se puede suministra por vía parentelar. La utilizamos como ansiolítico, como anticonvulsionante y como sedante. Es un fármaco de primera línea de paliativos, muy importante", apunta Javier Rocafort, director médico del Hospital Centro de Cuidados Laguna.

Confirma la "rotura de stock" del midazolam. "Los laboratorios lo tienen en falta", pero la situación no es dramática porque asegura que dentro del hospital sí tienen reserva y, además, "por ahora" cuenta con otras opciones. "No sé si hay alternativas para todo el mundo, en paliativos, ahora mismo, sí. No sé lo que pasará la próxima semana...".

En definitiva, ahora no es un problema, pero "si la rotura del stock que tenemos dura mucho tiempo, tendremos un problema". ¿Cuánto es mucho tiempo", Rocafort espera que esto se pueda solucionar en cuestión de días. No es una situación nueva, "todos los meses en paliativos podemos tener una falta de fármaco, pero se soluciona en poco tiempo". Añade: "Esperemos que la Aemps se ponga en marcha para recuperar el stock, porque es un fármaco de primera necesidad. Es muy difícil hacer buenos cuidados paliativos e incluso buena medicina en general sin acceso al midazolam".

Este fármaco al igual que otros sedantes es necesario para tratar a pacientes con el virus Covid-19. Rocafort explica que se utiliza tanto en las UCI como en las Urgencias, "porque el enfermo que viene con mucha disnea, con mucho compromiso respiratorio, no se le puede tener desierto ahogándose. Hay que emplear opioides y benzodiacepinas hasta que esté en un punto confortable".  

"Esperemos que la Aemps se ponga en marcha para recuperar el stock, porque es un fármaco de primera necesidad", dice Javier Rocafort

El Grupo de Trabajo de Sedación, Analgesia y Delirium de la Semicyuc ha publicado los Protocolos de analgosedación en pacientes con infección por Covid-19 en caso de desabastecimiento. En este documento indica alternativas al midazolam y el propofol, de los que apuntan tienen poca disponibilidad.

Ana Herranz, jefa de sección de Farmacia Hospitalaria del Hospital Gregorio Marañón y vocal de Farmacia Hospitalaria del Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, asegura que ellos tienen problemas con el propofol y con cisatracurio, pero no con midazolam nosotros no estamos teniendo problemas.

"Los laboratorios están reajustando sus líneas de producción, conforme a lo que demandamos ahora", asegura la Aemps en su comunicado

"Estamos teniendo problemas con los sedantes porque ha habido una sobredemanda, al incrementarse las camas de UCI. Igual te están sirviendo presentaciones de dosis más pequeñas, y desde el servicio de farmacia lo preparamos centralizadamente para que las plantas no tengan que abrir 2.000 ampollas. Por ejemplo, con el citrasacuro lo que nos falta son los diales, las ampollas, porque las dosis que están necesitando los pacientes de Covid-1 son elevadísimas. Se trata de concentraciones que normalmente no se usan tanto y ahora se van reabasteciendo. Y creo que no ha llegado a faltar nada, pero entra lo justo para pasar el día", asegura Herranz.

Cristina Roure, vocal de Hospitales del COF de Barcelona, que trabaja en el Hospital de Terrassa (Barcelona), asegura tener problemas de desabastecimiento "con todos los medicamentos que se utilizan para la Covid-1. Problemas en general, independientemente de en qué país se fabriquen. Hay una demanda muy superior a la habitual".

Roure afirma: "Tenemos problemas con medicamentos de uso hospitalario que se emplean para intubar a los pacientes y mantenerlos adaptados al respirador. Hay una demanda muy por encima de lo habitual. Esos pacientes necesitan medicamentos para sedarlos, para relajarlos... Y ahí está el sistema tensionado. También nos pasa con antibióticos".

La Aemps asegura que "la demanda de alguno de estos medicamentos se ha multiplicado por 10 y se espera que se mantenga así"

A día de hoy, se mantiene el suministro general de medicamentos. En aquellas áreas en las que la demanda se ha incrementado enormemente aparecen tensiones puntuales en el suministro, en particular en los medicamentos que se utilizan en unidades de cuidados intensivos.

 

Diario Médico ha preguntado al Ministerio de Sanidad sobre esta rotura de stock. La Aemps ha respondido con un correo que a continuación reproducimos de manera íntegra: 

"La Aemps lleva trabajando semanas en que la industria farmacéutica pueda incrementar la disponibilidad de los medicamentos de uso en el tratamiento de COVID19. Entre otras medidas, se solicitó a los laboratorios que comunicaran diariamente los stocks de dichos medicamentos, las ventas diarias así como sus previsiones de fabricación.

Esta información se incorpora a un cuadro de mandos con la demanda de cuidados intensivos por comunidades autónomas, y con su colaboración planificamos una distribución de los medicamentos para maximizar la eficiencia de los stocks disponible según las necesidades.

Este proceso cambia la forma habitual de aprovisionamiento de las farmacias de hospital y requiere la adaptación del sistema. Además, trabajamos con los profesionales sanitarios a través de sus sociedades científicas para disponer de protocolos terapéuticos que contemplen distintas alternativas equivalentes entre sí aunque con distinta combinación de medicamentos. Esto permite poder cubrir todas las situaciones posibles en una situación como la actual en que la demanda de alguno de estos medicamentos se ha multiplicado por 10 y se espera que se mantenga así. Midazolam es un medicamento sedante utilizado, entre otros, en los pacientes intubados en las Unidades de Cuidados Intensivos. En estos momentos, existe stock y se está suministrando a los hospitales.

En resumen, las medidas que la Aemps ha tomado son: 1) Instar a la industria farmacéutica a aumentar su producción. Dar apoyo técnico y logístico en la procura de material para la fabricación de medicamentos. La industria ha respondido con un elevado grado de responsabilidad y compromiso, prueba de ello es que se ha mantenido el suministro aun con una demanda varias veces superior a lo normal2) Buscar y autorizar la importación de medicamentos finalizados en condiciones de seguridad y de la manera más rápida posible en todo el mercado internacional. 3) En contacto con los profesionales sanitarios  y atendiendo a sus necesidades, establecemos recomendaciones y alternativas para los tratamientos para garantizar el mejor manejo posible de los pacientes. 4) Controlamos la distribución para garantizar que todos los medicamentos lleguen de manera equitativa acorde a las necesidades de cada hospital.

Hay una rotura de stock de benzodiacepinas y opioides, comunicada por la Aemps y confirmada por los profesionales de hospitales. coronavirus Off Maria Carmen Torrente/Soledad Valle Política y Normativa Profesión Política y Normativa Off