España registra 288 fallecidos por coronavirus en 24 horas

Política y Normativa
carmentorrente
Crisis sanitaria
Fernando Simón y Pedro Sánchez
Fernando Simón entrega a y Pedro Sánchez el informe de "Recomendaciones para la estrategia de transición"

España registra 288 fallecidos por coronavirus, el dato más bajo desde el 21 de marzo -cuando hubo 324-, lo que supone un incremento de 1,3% respecto ayer. La suma total de fallecidos desde el inicio de la pandemia es de 23.190. En concreto, los datos de hoy suponen 90 fallecidos menos respecto a los 378 que hubo ayer.

En total, los nuevos casos positivos confirmados por PCR, el único dato que aporta hoy el Gobierno, son 1.729, un 0,8% más respecto ayer, cuando se registraron 2.944. La suma de positivos por PCR asciende a 207.634, cuando ayer fueron 205.905. Se desconoce el dato de nuevos infectados por pruebas de anticuerpos positivos, que había generado baile de cifras al no ser contabilizados por el Ejecutivo dentro de nuestras fronteras, pero sí para la contabilidad del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha explicado este domingo que la intención no es ocultar datos, pero sí espaciarán la publicación de los datos de positivos de anticuerpos.

En cuanto a los nuevos curados, hay 129 menos que ayer: 3.024 frente a 3.353.

"De aquí a muy poco esperamos no tener casos", ha explicado Simón en la comparecencia de hoy. Aun así, ha subrayado la necesidad de mantener la tensión y de reforzar la capacidad de diagnóstico de la Atención Primaria, como señaló ayer también Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

Documento clave para el desconfinamiento

“La evolución de estos días ya es favorable, con una transmisibidad por debajo claramente del 1% y unas capacidades asistenciales fuera de peligro de momento. Hay que asegurarse de que se consolida”, ha añadido. “Hemos pasado por un proceso de aprendizaje”, ha comentado Simón, que esta mañana ha entregado al presidente del Gobierno el informe Recomendaciones sanitarias para la estrategia de transición.

Se trata de un documento breve cuyo objetivo es marcar las líneas de actuación. Entre estas figura la posible separación de zonas en los centros de salud, para mantener aparte a los pacientes con enfermedades respiratorias infecciosas del resto. Otra opción será el cribado de pacientes a la entrada de los centros y, en otros casos, se podrá desarrollar la teleasistencia con determinados pacientes.

En ese documento se describen cuatro capacidades específicas a reforzar a nivel nacional, avanzadas ya ayer por Sánchez Castejón:

  • Asistencia sanitaria.
  • Vigilancia epdiemiológica.
  • Identificación y contención precoz de fuentes de contagio.
  • Medidas de protección colectiva.

Simón lo ha resumido así: “Que nuestro sistema sanitario es capaz de responder a nivel hospitalario y de Atención Primaria; que podemos monitorizar esta fase, que requiere indicadores diferentes, con capacidad de diagnóstico adecuada, y mantener la tensión con las medidas de protección colectiva”.

A su vez, Simón ha admitido que la Atención Primaria hasta ahora no ha tenido capacidad para hacer PCR, “pero dotarlas de esa capacidad no debería ser un problema mayor”, ha indicado. De hecho, algunas comunidades autónomas ya están trabajando en desarrollar estas pruebas de diagnóstico. “Ya tenemos constancia de unas cuatro o cinco comunidades que están ultimando los mecanismos logísticos, que relacionan la Atención Primaria con laboratorios y Salud Pública". A su vez, ha señalado la importancia de trabajar en sistemas informáticos para compartir la información, que muchas autonomías tienen ya desarrollados, y garantizar un diagnóstico precoz. De hecho, ha destacado la importancia de reaccionar rápido y poder tener resultados de test en 24-48 horas.

Realización de test masivos

Sobre la posibilidad de realizar tests de diagnóstico de forma masiva a toda la población, incluidos asintomáticos, Simón ha reconocido que no es plausible de momento: “Las pruebas actuales podrían generar más dudas. Cuando haya test más fiables que se puedan hacer de forma indiscriminada, se podrán plantear estas opciones”.

"Sí se podría plantear que los test rápidos estuvieran en las farmacias"

Simón, preguntado acerca del papel de la la farmacia comunitaria en la realización de test, ha señalado que el Gobierno ya ha estado trabajando con las boticas en la distribución controlada de mascarillas y la disponibilidad de determinados medicamentos. “El problema de los test es que requieren una interpretación y envío a laboratorios. Pero los test rápidos sí se podrían plantear”.

De momento, según ha matizado Simón, estas pruebas se dirigirán a segmentos concretos de la población, entre los que destacan profesionales sanitarios, así como residentes y trabajadores de centros sociosanitarios.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha entregado este domingo al presidente del Gobierno el informe 'Recomendaciones sanitarias para la estrategia de transición.' Off Carmen Torrente Villacampa Política y Normativa Farmacia Comunitaria Medicina Preventiva y Salud Pública Enfermería Familiar y Comunitaria Off