Examen MIR 2020: “Hay que estar centrado”

Miles de candidatos han realizado este sábado 25 de enero al examen MIR para conseguir una de las 7.512 plazas convocadas por el Ministerio de Sanidad, un 10,5 por ciento más que el año pasado. DM ha estado en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid para hablar con los aspirantes MIR de sus sensaciones ante el examen y cómo se han preparado durante estos meses.

La mañana ha estado pasada por agua en el campus de la Universidad Complutense de Madrid. Pese a la lluvia, sobre las 14:30 horas han comenzado a llegar la mayoría de aspirantes, así como los exámenes, acompañados de familiares y amigos, con nervios y, sobre todo, muchas ganas de hacer el examen.

Otra de las novedades de este año, más allá de que sea un examen más corto, es que los opositores no se podrán llevar la plantilla del examen.

Nervios previos al examen

Ana Ordóñez es una aspirante madrileña que se estudió en la Universidad Complutense de Madrid. Se ha preparado su primer MIR con Grupo CTO. Sobre la especialidad que quiere elegir, comenta que “es algo complicado”, ya que su opinión ha ido cambiando: “Pero mi corazón me dice que finalmente y después de todo me gustaría ser Médico de Familia. Si bien estos dos últimos años pensaba que quería ser ginecóloga, durante mi preparación al MIR me he dado cuenta de que quizás no es lo que me haría más feliz. Aunque dicen que esto lo pensemos después del examen”.

“Estoy súper nerviosa porque de por si soy una persona muy nerviosa”, admitía la opositora. Si bien afirma que sus últimos simulacros “han sido para prepararme para los nervios que podría tener hoy”.

Sin embargo, Ordóñez se encontraba optimista: “Estoy intentando relajarme lo máximo que puedo porque todo el trabajo ya lo he hecho y tengo que intentar estar lo más tranquila que pueda para ver cada pregunta con tranquilidad”. Además, cuenta que la semana pasada la academia les permitió hacer el examen en el lugar que hoy les toca y eso le sirvió mucho “para hoy saber que voy a experimentar las mismas sensaciones y ya no es nuevo”.

Laura García, quien se presenta por primera vez al MIR y es de Ciudad de México, estudió la carrera de Medicina en la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuenta que, para prepararse el examen, no ha recurrido a ninguna academia: “En realidad, los manuales MIR es en lo que más me he apoyado”. Quiere conseguir plaza en Cirugía Vascular.

García aseguraba estar tranquila y optimista: “No estoy nerviosa. Supongo que si tiene que ser será y si no… Uno no se derrumba”.

Juan Pablo Candel, opositor boliviano, estudió la carrera en la Universidad Mayor de San Simón y se ha preparado el examen con la academia AMIR desde enero de 2019. Le gustaría hacer la especialidad de Medicina Familiar, aunque comenta que “todo depende de la nota de corte. A parte que como soy extranjero hay menos cupos”,

Es la segunda vez que se presenta y aseguraba estar nervioso: “Muchísimos nervios. Es un examen muy complicado. Además, al menos en los simulacros, se ve que algunas cosas parecen no tener mucho sentido”.

Leskier Cuello, nacido en Venezuela, estudió Medicina en la Universidad Rómulo Gallegos y se ha preparado para su primer MIR con Grupo CTO desde comienzos de 2019. Sobre la especialidad, asegura estar abierto a distintas posibilidades: “Me gustan más las quirúrgicas que las clínicas, pero estoy abierto a posibilidades.

“La verdad, no estoy nervioso. Bueno, quizás un poco, pero creo que ya lo hemos hecho tantas veces que creo que es más de lo mismo, hay que estar centrado”, comentaba el opositor.

Jorge de la Fuente es un aspirante madrileño que se presenta por primera vez al examen. Estudió en la Universidad de Ciudad Real y se ha preparado con Grupo CTO desde su sexto curso de Medicina. Cuenta que no tiene claro qué especialidad quiere elegir: “Tengo varias opciones. Sé que será alguna médica, ya que cirugía no, pero aún no estoy seguro”.

“Estoy un poco nervioso, pero sé que he trabajado así que estoy confiado”, aseguraba.

Erika Camacho es una aspirante venezolana. Estudió en la Universidad Central de Venezuela y se ha preparado con AMIR desde julio del año pasado. Quiere obtener plaza en Pediatría.

Es su segundo MIR, tras presentarse el año pasado y no conseguir plaza, y aseguraba estar tranquila.

Fernanda Da Silva, opositora portuguesa, estudió en la Universidad Autónoma de Madrid. Se ha preparado su segundo examen MIR con la academia AMIR y lleva estudiando dos años, desde que terminó sexto de Medicina. Quiere hacer la especialidad de Psiquiatría, aunque comenta que Medicina de Familia también le gusta.

Da Silva admitía que estaba nerviosa: “Muy nerviosa… Al final es imposible evitar los nervios cuando se acerca la hora”.

Un examen más corto

La principal novedad de este año es la reducción del examen. Será un examen con menos preguntas (ha pasado de tener 225 a 175, manteniendo las 10 de reserva); y con menos duración (pasa de durar 5 a 4 horas). Hay todo tipo de opiniones acerca de esta novedad.

“Imagino que variará algo, pero no creo que afecte a todo” comenta Candel. “Dicen que ahora será más al azar y yo imagino que con preguntas más difíciles… Esperemos que no sean tantas”.

Por su parte, Cuello afronta el cambio con optimismo: “Es lo mismo, igual para todo el mundo. Una hora menos, menos preguntas… Pero igual para todo el mundo.

De la Fuente, sin embargo, asegura que este cambio no le parece “del todo bien”: “Creo que es menos discriminativo, nos junta más en cuanto al resultado final pero bueno… A ver como se da”.

Camacho comenta que le parece bien esta reducción porque “le quita el agotamiento al examen, se nota la diferencia de hacerlo en cuatro horas”.

Por último, Da Silva coincide y le parece bien el cambio: “Para mí es más fácil administrar el tiempo y se hace menos pesado, la verdad”.

Amuletos

Cada año, son muchos los opositores que llevan al examen algún amuleto o algo que tenga significado para ellos.

Ordóñez cuenta que, aunque no lleva amuleto como tal, sí que ha llevado al examen “su pinza de pelo de los exámenes”: “Es simplemente que durante todo el Mir la he utilizado y me la he puesto siempre”.

Camacho, por otro lado, comenta que no lleva amuleto: “Simplemente el estudio y tranquilidad que creo que es lo más importante”.

El día previo al examen

Ordóñez cuenta que ayer acabó su preparación repasando estadística y epidemiología, “que ha sido la asignatura que más me ha costado durante el MIR e infecciosas”. Dejó de estudiar después de comer, “que es lo que recomienda la academia”, y se quedó en casa con su madre y su hermano organizando un viaje que hará con su hermano después del MIR a Nueva York y California. “Y por la noche me puse la Resistencia para olvidarme de todo”.

Asegura que fue un día de muchas emociones: “Lloraba me reirá, tenía muchos sentimientos”. “Pero mi madre, que siempre ha estado conmigo en todo momento, me calmaba y me preparaba tilas”, cuenta la aspirante.

García cuenta que, al no ser de España, han aprovechado el viaje y fue con su familia a pasear a Toledo “a conocerlo, para despejarme”. Cuenta también que esta mañana ha estado con su familia en el centro de Madrid por lo mismo. “Los últimos dos días no vas a aprender nada que no sepas así que ya saturarte encerrándote a leer creo que no es buena idea”, apunta la opositora.

Candel, por su parte, cuenta que ayer estudió un poco y que le resultó difícil dejar de hacerlo ya que están acostumbrados a estudiar mucho y piensan que si lo hacen “mejorarán”. “Pero luego te das cuenta de que en un día no vas a solucionar nada. Entonces descansas y ya está”, comenta el estudiante.

Cuello coincide y cuenta que ayer estudió hasta las 16:00 horas, repasó cuadros “o cosas que son fáciles de olvidar”, y luego vio una película y comió una de sus comidas favoritas.

De la Fuente cuenta que ayer por la mañana estuvo repasando algunas cosas que le quedaban y por la tarde fue a dar un paseo por su barrio y vio “un par de películas seguidas”

Camacho comenta que ayer estuvo tranquila. Siguió las indicaciones de la academia y terminó de repasar y desconectó “para estar tranquila el día de hoy”.

Sin embargo, Da Silva confiesa que pasó todo el día estudiando ya que no podía dejar de estudiar: “La gente dice que no se debe hacer, pero yo tenía que estudiar”.

 

Las redes sociales reflejan numerosos mensajes de apoyo para todos aquellos que se presentan hoy al examen MIR

Y algunos con mucho humor para calmar los nervios:

 

The post Examen MIR 2020: “Hay que estar centrado” appeared first on Diariomedico.com.