Facme carga contra la sustitución automática de fármacos biológicos en plan de Sanidad

 

La Federación de Asociaciones Científico Médicas (Facme) ha hecho públicas este lunes sus alegaciones Plan de Acción para fomentar el uso de medicamentos biosimilares y genéricos que ha elaborado el Ministerio de Sanidad.
Facme dice estar de acuerdo en la necesidad de fomentar la introducción y uso de estos fármacos, pero ha recordado al Ministerio de Sanidad que el sistema de sustituciones que prevé el plan podría ser contraproducente para ese mismo objetivo.

Según explica Facme en un comunicado, “las sociedades científicas médicas buscamos mejorar la relación coste-efectividad de las intervenciones médicas y, entre ellas, está favorecer una prescripción que consiga el mismo efecto clínico al menor coste posible para el paciente y para la sociedad. En este sentido, consideramos clave que las medidas de fomento del uso de genéricos y biosimilares se dirijan a la prescripción médica de los mismos y a reforzar la confianza de los médicos prescriptores y los pacientes en el uso de genéricos y biosimilares”.

Sin embargo, en su opinión, “sería contraproducente hacer pivotar este plan en políticas de sustitución y cambios de medicamentos, al margen de los médicos, lo que genera en última instancia desconfianza por parte de los pacientes”.

Además, las sociedades médicas, que ya habían cargado contra el primer borrador de este plan, insisten en que “las políticas de fomento de genéricos y biosimilares deben respetar escrupulosamente los criterios técnicos y legales que aplican a los medicamentos biológicos, entre ellos los que se refieren a la prescripción obligada por marca comercial y la no sustitución en la dispensación. Por eso, consideramos que en muchos casos es confuso que el Plan se refiera conjuntamente a genéricos químicos y biosimilares biológicos“. En su opinión, de hecho, “sería preferible elaborar medidas de forma separada” para los dos tipos de medicamentos.

Profundizando en el espinoso asunto de la sustitución, las sociedades recuerdan que “la intervención para fomentar cambios y sustituciones de tratamientos a los pacientes debe limitarse a aquellas necesarias para alcanzar el objetivo (principio de necesidad) y que, además, se justifiquen adecuadamente como las idóneas entre las medidas alternativas que existan”.

Es decir, en su opinión “conviene argumentar el ahorro esperado de las medidas de cambio y sustitución con datos concretos de nuestro país, teniendo en cuenta la existencia en España de factores tales como los precios de referencia o las herramientas de compra que utilizan las administraciones públicas y analizarlo sin menospreciar el impacto que los cambios tienen en la adherencia al tratamiento, en la confianza de los pacientes y en un posible agotamiento de líneas sucesivas de tratamiento o en la sobrecarga asistencial“.

En línea semejante se pronunció sobre este punto hace sólo unos días la patronal de laboratorios innovadores, Farmaindustria, recordando que en España los medicamentos innovadores que han entrado en precios de referencia deben bajar también su precio al del genérico, por lo que no habría ahorros que justificasen la imposibilidad de prescribir por marca comercial.

E incluso en este caso, según Facme, hay que tener siempre presente que “las políticas de cambios deben respetarse en todo caso las responsabilidades profesionales del médico prescriptor y los derechos de los pacientes“.

The post Facme carga contra la sustitución automática de fármacos biológicos en plan de Sanidad appeared first on Diariomedico.com.