home Investigación Firmas bacterianas para mejorar el diagnóstico

Firmas bacterianas para mejorar el diagnóstico

Hasta ahora, el diagnóstico del síndrome de intestino irritable (SII) tardaba entre 1 y 5 años. Para llegar a él hacía falta ir descartando otras opciones, al no disponer de ninguna prueba de diagnóstico positivo. La similitud de sus síntomas con los de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) tampoco facilitaba la cosa. GoodGut, una spin-off de la Universidad de Gerona y el Instituto de Investigación Biomédica Dr. Josep Trueta, acaba de lanzar dos test diagnósticos que buscan cambiar esta situación: RAID-Dx, para el SII, y RAID-Monitor, para la EII.

Para ello, han aprovechado los avances en investigación sobre la microbiota, que cada vez está adquiriendo un papel más relevante en la medicina. “Existen marcadores bacterianos que funcionan como una especie de firma que nos ayuda a identificar el SII y diferenciarlo de la EII. Esto es muy valioso porque el SII está entre las diez enfermedades más difíciles de diagnosticar y tiene unos costes directos muy elevados por la cantidad de pruebas que hay que hacer”, explica Mariona Serra, cofundadora y CEO de GoodGut.

RAID-Dx sirve para identificar esta firma bacteriana y obtener un diagnóstico positivo del SII y al mismo tiempo hacer el diagnóstico diferencial con la EII, que puede llegar a confundirse con el primero cuando este cursa con diarrea y no con estreñimiento. “Esto es muy fácil porque hay unos marcadores que suben en el SII y bajan en la EII y a la inversa”, añade Serra. Algo muy sencillo pero que ha necesitado 10 años de I+D y la validación clínica con investigadores y médicos digestólogos de prestigio internacional hasta poder sacar a la luz estas dos primeras pruebas. En GoodGut, sin embargo, no se quedan de brazos cruzados y ya trabajan también para sacar otros proyectos, como un test de cribado para cáncer colorrectal, basado también en una huella bacteriana.

Sencillez para el paciente

Una simple muestra de heces del paciente, que basta mantener a temperatura ambiente, es suficiente para que luego se pueda hacer el análisis de estos marcadores bacterianos y lograr un resultado. Para la comercialización de estos nuevos test, GoodGut ha llegado también a un acuerdo con Palex Medical. “Esto nos permitirá distribuirlo tanto en la sanidad pública como en la privada, siempre a través de los gastroenterólogos que son quienes lo deben prescribir”, matiza Serra.

Nuevo paradigma
La spin-off de la Universidad de Gerona y el Instituto de Investigación Dr. Josep Trueta nació para introducir un nuevo paradigma en los estándares de las enfermedades digestivas

Calidad de vida
Las nuevas herramientas desarrolladas, basadas en la investigación de la microbiota, ayudarán a mejorar de forma significativa la calidad de vida de los pacientes

Diagnóstico tardío
Se calcula que hasta el 45 por ciento de los pacientes con EII esperan más de un año para recibir su diagnóstico, y el 17 por ciento esperan más de cinco años

En caso de que el test dé un resultado positivo para el SII, ya no es necesario practicar una colonoscopia, como se hacía hasta ahora, para llegar al diagnóstico definitivo. “Nosotros reducimos en un 85% los falsos positivos. A veces se usaba un marcador, la calprotectina, pero que no es específica de esta enfermedad y daba muchos falsos positivos porque lo único que indica es si hay inflamación o no. Gracias a nuestro test se ahorran hasta un 75% de colonoscopias, reduciendo las innecesarias”, comenta Serra, y explica que solamente se practicaría la colonoscopia en caso de que el test señalara que el paciente padece una EII.

El otro test de GoodGut es RAID-Monitor, que utiliza otra firma bacteriana diferente y que en este caso permite hacer el seguimiento de la EII. “Actualmente los pacientes con esta enfermedad son crónicos y alternan fases de actividad e inactividad de su dolencia, siendo necesaria una colonoscopia para su monitorización”, explica Serra. Gracias a RAID-Monitor será posible ahora hacer este seguimiento prescindiendo de la colonoscopia, un procedimiento que a pesar de su seguridad no está exento de riesgo y cuyo coste es superior al de estos test.

La idea es conseguir que tanto RAID-Dx como RAID-Monitor acaben convirtiéndose en procedimientos de referencia que ayuden tanto en el diagnóstico como en el manejo de los pacientes de estas dos enfermedades. “Con nuestro test, en una semana tendríamos el diagnóstico y esto cambia de forma absoluta la manera de manejar a estos pacientes. De ser el SII resultado de descartar muchas otras enfermedades, a partir de ahora puede ser la primera prueba que se haga y saberlo directamente. Hay que pensar que esta enfermedad tiene una prevalencia del 15%, una cifra considerable”.

The post Firmas bacterianas para mejorar el diagnóstico appeared first on Diariomedico.com.