Formarse en dolor crónico con ‘pacientes’ que no se quejan

Neurocirujanos y anestesiólogos de toda Europa imparten hoy en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) un seminario sobre nuevos procedimientos intervencionistas para el tratamiento del dolor crónico dirigido a más de 40 especialistas internacionales en la materia (alemanes, daneses, italianos, rusos, croatas e ingleses). Las técnicas que los alumnos aprenderán en una primera sesión teórica, donde los docentes harán intervenciones en directo, serán luego reproducidas por ellos sobre material cadavérico. El seminario, que cumple este año su 31ª edición, se celebra por primera vez en España (hasta la fecha se hacía en Budapest), en colaboración con la propia UFV y Boston Scientific.

La “textura, plasticidad y flexibilidad” de los cádaveres que conserva la UFV para la práctica académica han influido decisivamente en la decisión de traer el curso a España, según David Abejón, jefe de la Unidad del Dolor en el Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid y uno de los ponentes del curso. “La estricta normativa sobre cadáveres vigente en España y la calidad de los especímenes de la UFV garantizan la fiabilidad de las prácticas. Son cadáveres frescos, con buenas estructuras, bien conservados y sin infecciones o problemas añadidos, lo que garantiza que su reacción ante los tratamientos sea similar a la que tendría un cuerpo vivo”, dice Abejón.

La estricta normativa cadavérica española y la “calidad” de sus especímenes han sido claves para traer el curso a España

El tratamiento farmacológico (desde analgésicos hasta opioides) es el primer recurso para combatir unas patologías que, según la Sociedad Española del Dolor (SED), padece actualmente en torno al 20% de la población española. Ahora bien, según el experto español, alrededor de un 30% de esos pacientes “no responde bien al tratamiento exclusivamente farmacológico y hay que recurrir a un abordaje multidisciplinar, que, además de los fármacos, incluye el tratamiento psicológico de la persona con dolor crónico, los procedimientos intervencionistas y la acupuntura posterior”.

Entre las intervenciones más avanzadas que se abordarán en el curso de la Francisco de Vitoria destaca la llamada neuroestimulación, una técnica que, en palabras de Abejón, consiste en “introducir un electrodo en el espacio epidural y estimular determinadas zonas de la médula, hasta conseguir un reducción considerable del dolor en el paciente”.

Coste personal y económico

Según las últimas cifras de la SED, los principales responsables del dolor crónico son, por este orden, el dolor de espalda (65,56%), el dolor articular (51,66%), el dolor de cuello (32,20%) y el dolor de cabeza (31,36%). En términos globales, y desde una perspectiva estrictamente económica, el dolor crónico provoca más de 500 millones de días de baja laboral al año en Europa, lo que representa un coste para la economía europea de más de 34.000 millones de euros.

 

The post Formarse en dolor crónico con ‘pacientes’ que no se quejan appeared first on Diariomedico.com.