Fragilidad y edad predicen que algo no va bien

Con independencia de su edad, los pacientes más frágiles tienen más probabilidades de morir que los más robustos, es decir, la fragilidad sería un buen predictor de la mortalidad, según un estudio observacional de 2.279 pacientes de seis unidades quirúrgicas agudas del Reino Unido que se publica en el último número de Age and Aging. Los evaluaron en una escala de siete peldaños: el primero indicaba que eran “robustos, activos, enérgicos, motivados y en forma”; el último escalón se refería a los “completamente dependientes de los demás o terminales”. Vieron que cada paso de empeoramiento se asociaba con un aumento del 80% en la mortalidad 90 días después de la admisión hospitalaria.
En la misma tónica observacional, un equipo de la Universidad canadiense de Western Ontario concluye en el último número de Journal of Orthopaedic Trauma que, tras una fractura de cadera, incluso los pacientes mayores de 80 años pueden volver a vivir de manera independiente, aunque tienen menos probabilidades de recuperar la capacidad de caminar sin ayudas.

Así lo deducen tras analizar a más de 600 pacientes de 50 años en adelante que se sometieron a una cirugía por fractura del cuello femoral. Un año después de la fractura de cadera, el 3% de los de 50 a 80 años vivía en algún tipo de institución frente al 20% de los mayores de 80 años. El 34% de los de 50 a 80 años requirió algún tipo de ayuda para volver a caminar, cifra que crecía al 69% en los mayores de 80 años. En resumen, la mayor fragilidad y la mayor edad de los pacientes pronostican que la situación es más aciaga, adjetivo de raigambre egipcia que designa días infaustos.

The post Fragilidad y edad predicen que algo no va bien appeared first on Diariomedico.com.