Galicia y País Vasco ‘presumen’ de planes de AP que no apoyan sus médicos

Los responsables políticos de Galicia y el País Vasco han mantenido esta mañana en Santiago de Compostela un encuentro casi terapéutico. En medio de las críticas de los profesionales sanitarios a los respectivos planes de atención primaria de ambos Ejecutivos autonómicos, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y su consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, han recibido al responsable vasco de Sanidad, Jon Darpón. Juntos se han lamido las heridas de esas críticas con sendas y grandilocuentes declaraciones oficiales sobre “la necesidad de reforzar la atención primaria como la puerta de entrada al sistema” -fuentes oficiales de Osakidetza, dixit-, y presumiendo de las bondades de sus planes oficiales. El encuentro se enmarca en el tercer aniversario de la firma del Plan de Cooperación en innovación sanitaria entre Euskadi y Galicia.

La tormenta desatada en Galicia con las sucesivas huelgas del primer nivel, la dimisión en bloque de los jefes de servicio de primaria de Vigo y las críticas de colegios, sociedades y sindicatos a la reforma de primaria que ha puesto sobre la mesa el Servicio Gallego de Salud (Sergas), han tenido una réplica casi simétrica en las muchas dudas que las sociedades de primaria del País Vasco y el Sindicato Médico han expresado sobre la Estrategia de Atención Primaria de Euskadi que Darpón ha vendido hoy a sus colegas gallegos.

El encuentro se enmarca en el tercer aniversario de la firma del plan de cooperación sanitaria entre ambas comunidades

Si el Sindicato Médico de Euskadi ha calificado el plan vasco de “mera declaración de intenciones” y las sociedades de primaria han alertado de que no tiene en cuenta aspectos como la sobrecarga asistencial o la precariedad en el empleo, Darpón no ha tenido empacho en manifestar a Vázquez Almuiña y al presidente gallego que la estrategia vasca es “fruto de la colaboración de las y los profesionales de este ámbito”. El documento está dividido en 35 acciones concretas, entre ellas ampliar en más de 80 plazas las plantillas de médicos de Familia y Enfermería.

Plan oncológico

Además de presentar su controvertida estrategia de primaria, y de hacerlo ante unos interlocutores cuyo plan también ha sido fuertemente cuestionado, Darpón ha aprovechado el encuentro bilateral para entregar a los responsables políticos gallegos el Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023. El objetivo de este plan es, según el titular vasco de Sanidad, “mantener la mejora continua en la supervivencia al cáncer, además de ahondar en la humanización de la atención oncológica, centrándose en las necesidades físicas y emocionales de las personas enfermas”.

The post Galicia y País Vasco ‘presumen’ de planes de AP que no apoyan sus médicos appeared first on Diariomedico.com.